lunes 20 de marzo de 2023 - Edición Nº1566

Provincia | 16 ene 2023

Revuelo amarillo

La reaparición de Macri reaviva la interna con el larretismo

La presencia del ex presidente en Mar del Plata convocó a los principales referentes provinciales del PRO y volvió a dejar en suspenso una definición sobre su futuro político. Larreta demoraría su lanzamiento aunque tendría tomada la decisión de enfrentar al líder del PRO si se presenta a la PASO.


Por: Federico Cedarri

La centralidad en el PRO volvió a ser potestad exclusiva del ex presidente Mauricio Macri en su reaparición pública luego de la excursión mundialista.

La presentación de su libro en Mar del Plata dejó expuesta la vital importancia de su presencia en el ruedo político y pudo visualizarse palmariamente como los distintos sectores que confluyen en el PRO se dieron cita en el hotel Costa Galana de la ciudad feliz para el besamanos al líder amarillo.

Si bien no participaron del cónclave los dos precandidatos que hasta el momento tiene la fuerza, como lo son Horacio Rodríguez Larreta y Patricia Bullrich, los subalternos de cada uno de ellos dijeron presentes en MDQ.

Macri sigue sin dar pistas sobre su juego futuro, lee a diario los sondeos que le acercan donde lo posicionan con un voto duro cercano al 25% y solamente se limita a decir que contribuirá a la unidad de la agrupación amarilla y que es saludable la competencia interna para dilucidar una candidatura fuerte.

El ex presidente es de la idea de que debe habilitase un proceso intestino de fórmulas conjugadas con el radicalismo porque el ganador emergente de la PASO llegará con la fuerza necesaria, no solo para la elección final contra el peronismo, sino también para encarar las reformas estructurales que considera imprescindibles en caso de volver al poder.

Hoy las mayores posibilidades, según deslizan cerca de Macri, son las de convertirse en un gran articulador y garantizar que las disidencias entre halcones y palomas no llegue producir una escisión dentro de las filas amarillas.

Sin embargo, el ex presidente deja claro que la unidad no debe ser a fuerza de no encarar las reformas que en su criterio hacen falta: una piedra hacia el jardín heterodoxo que pregona el alcalde porteño.

La expresión recurrente que exuda a cada paso Macri de garantizar el cambio lo muestra indisimulablemente más cerca de las ideas ortodoxas de Patricia Bullrich.

Todavía no digiere el funcionario de la FIFA la incorporación al larretismo del otrora massista, Martín Redrado, no le perdona la acusación que le vertiera el economista de que luego de su derrota en la PASO de 2019  dejó subir adrede el valor del dólar para perjudicara a la futura gestión de Alberto Fernández.

En tanto, María Eugenia Vidal deshoja la margarita y aún no sabe qué será de su futuro político, si bien en un primer momento se aventuró a lanzarse a la carrera presidencial se le escuchó decir que no sabe si afrontará tal desafío en este turno o en el que viene sembrando más incertidumbre a la interna amarilla.

Lo único que parece seguro es que la ex gobernadora reperfilo su relación con Macri y mejoro sustancialmente un vínculo que parecía roto.

Un legislador cercano al bullrismo se sinceró ante PDS luego de contemplar la suculenta convocatoria interna del ex presidente en Mar del Plata: ndo “Si juega Mauricio es probable que Pato se termine alineando con él, estimo que no lo enfrentaría en una interna”, pronosticó.

La Piba se apresta en los próximos días a retomar la senda proselitista focalizándose más en recorridas por el interior del país que en pasearse por la Costa Atlántica.

Horacio Rodríguez Larreta profundiza los lineamientos de campaña, recorre los principales balnearios bonaerenses pero pone un freno al lanzamiento de su candidatura que pensaba realizar sobre el final del verano: esperaría la definición final de Macri.

Cerca del Pelado suponen que el escenario electoral se complejizaría mucho para el alcalde porteño si el ex presidente juega.

No obstante, la decisión de enfrentarlo seduce al Pelado que entiende que un triunfo sobre su ex jefe lo catapultaría sin discusión como líder del espacio.

La reaparición de Macri revolvió el avispero de los aspirantes a  la gobernación bonaerense

El desembarco del ex presidente en Mar del Plata desembozó en una escena peculiar: los candidatos a gobernador por el espacio concurrieron presurosos a buscar la foto con el líder del PRO y adicionalmente algún gesto de aprobación.

Estuvieron brevemente con Macri tanto Diego Santilli, que lanzaría su campaña en los próximos días de manera virtual con mensajes por las redes sociales esbozando su plan de gobierno para la provincia, como el vidalista Cristian Ritondo y el senador provincial, el peronista Joaquín de la Torre.

Pero quién sacó una ventaja considerable es el alcalde de Lanús, Néstor Grindetti, que festejó como un gol que Macri accediera a sentarse con él en un aparte para tomar juntos un café.

En el entorno del lanusense se encontraban eufóricos: creen que si finalmente Macri juega en la presidencial el candidato para la gobernación bendecido por el ex presidente sería Grindetti.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias