miércoles 08 de febrero de 2023 - Edición Nº1526

Gremiales | 12 ene 2023

PARITARIAS 2023

En el inicio de las discusiones salariales, los gremios dicen que “no aceptarán techos”

Ante la idea del Ministerio de Economía de firmar acuerdos en torno del 60 por ciento, los dirigentes afirman que las paritarias “deben ser libres”. Los primeros acuerdos a revisar serán los de comercio y los estatales nacionales, que marcarán el pulso del año en materia de negociación de los ingresos.


Por: Diego Lanese

“Las paritarias fueron, son y serán libres. Eso no tiene discusión”. Las declaraciones de Mario "Paco” Manrique, dirigente del SMATA y referente del Frente Sindical sonaron como una advertencia a la intención del Ministerio de Economía de fijar un techo a la discusión salarial de este año. En los últimos días, versiones periodísticas indicaron que la intención del equipo que lidera Sergio Massa es mantener las paritarias en torno del 60 por ciento, entendiendo que la inflación de este año será en promedio esa. El número sale de las metas de mínima que tiene la cartera de hacienda: lograr un IPC mensual del 5 por ciento, meta que podría cumplirse en diciembre, como antecedentes de este plan. A partir de eso, se buscaría dar ese contexto a la discusión de los ingresos, tratando de llegar al último año de la gestión del Frente de Todos con números menos dramáticos. Pero como el dirigente moyanista, el resto de los gremios miran con desconfianza esa idea, y se preparan para un año complejo. Quienes deben revisar los acuerdos 2022 tienen este tema en la mente, ya que lo que no se recupere el año anterior se “tendrá que recuperar este”.

 

El techo de la paritaria fue mal recibido en los gremios, que saben que cualquier forma de limitar la discusión salarial termina generando conflicto. Incluso desde la CGT se rechazó la posibilidad de un aumento adicional por decreto –después se confirmó el bono de fin de año –porque afirmaron que “altera las paritarias”. Por esto, las versiones lanzadas desde el entorno de Massa respecto de las pretensiones oficiales de poner un tope del 60 por ciento a los aumentos 2023 cayeron “muy mal”. “Acá la cosa es simple: el trabajador necesita recuperar el poder adquisitivo ya que desde 2017 se viene registrando una persistente caída en el salario real”, insistió Manrique, en declaraciones fuera de la embajada de Brasil, cuando las centrales obreras se movilizaron para repudiar el intento de golpe de estado en el país vecino.

En enero, hay tres paritarias claves que inaugurarán el año de negociaciones: comercio, bancarios y la administración pública nacional. Si bien todos son revisiones del acuerdo 2022, en la cabeza de la dirigencia ya funciona como advertencia este techo. “En principio no acompañamos la idea que las paritarias tengan techo”, le dijo a Política del Sur un dirigente de ATE, que ya trabaja para que el Gobierno nacional llame a la mesa de negociaciones. Además de la cuestión casi filosófica, en el gremio no cierra el porcentaje pretendido. “Si bien producto de la baja de algunos alimentos o la carne hay una suba menor de la canasta básica, la inflación va a seguir siendo alta”, recalcó el dirigente, que quiere además de discutir los salarios de este y el año que viene las pérdidas sufridas en los últimos años. “Es que uno de los datos que manejan los estatales es la cantidad de salario que se perdió entre diciembre del 2018 a diciembre del 2022. Mientras que los salarios estatales subieron un 430,11 por ciento en ese período, la inflación lo hizo un 514 por ciento, más de 80 puntos por encima.

 

“Algunas analistas proyectan una inflación alta, no de tres dígitos, pero sí bastante importante. Por eso además pedimos el pago adicional de 30 mil pesos para todos los trabajadores, todos los meses, hasta que recuperemos lo perdido”, agregó el mismo dirigente. En este sentido, en ATE hay cada vez más marcada una diferencia entre la conducción del gremio y algunas juntas internas y agrupaciones, que aseguran que la discusión salarial no contempla esa pérdida, y que no se presionó del todo respecto de los acuerdos firmados. En septiembre se revisó la pauta salarial, se adelantó el 10 por ciento de marzo del 2023 a noviembre de ese año, y se confirmó el bono de fin de año de 30 mil pesos. Ahora resta establecer el cierre de la pauta, antes de negociar la paritaria de este año.

La presión de los gremios apunta a desarmar el techo que insinuó Massa, que sale de la expectativa de tener este año como máximo un 5 por ciento de inflación. Sin embargo, el mercado ya habla de números mayores, el último Relevamiento de Expectativas de Mercado del Banco Central (con 38 participantes entre consultoras nacionales e internacionales y economistas de los principales bancos), dejó estimaciones superiores al 98 por ciento (por encima del 100% para el top 10 de los economistas más certeros), y recién en 2025 cabría esperar un número cercano al presupuestado para este año. El año pasado, con las revisiones de gremios importantes de UOCRA, UOM y Gastronómicos, “el promedio de aumentos acordados en paritarias llega al 105,6 por ciento", según reportó un informe gremial de la consultora Synopsis, dirigida por el politólogo Lucas Romero.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias