jueves 01 de diciembre de 2022 - Edición Nº1457

Gremiales | 25 nov 2022

ANALISIS

Las posturas políticas vuelven a distanciar a las dos fracciones de la CTA

Luego de compartir posturas en los últimos años, sus propios posicionamientos ante el oficialismo separan otra vez a las centrales obreras. El espacio que lidera Yasky ratifica su cercanía al kirchnerismo, con el impulso de la última elección. La fracción Autónoma crece en sus críticas a las políticas económicas y sociales.


Por: Diego Lanese

En abril del 2016, luego de más de seis años de diferencias, los líderes de las dos fracciones de la CTA compartieron escenario. Frente al Monumento al Trabajo en CABA, Hugo Yasky y Pablo Micheli fueron oradores de un acto que marcó el comienzo de la resistencia sindical al macrismo. Parecía que quedaban atrás las elecciones fallidas del 2010, los enconos personales y las diferencias políticas. Incluso con sus matices los dos espacios se sumaron al Frente de Todos, para ganar las elecciones en 2019. Pero los tiempos habían cambiado. La CTA Autónoma se fracturó, dejando a Micheli con una mínima representación, tomando las riendas de la central obrera la dupla de Ricardo Peidro y Hugo “Cachorro” Godoy, que se mostraron críticos a las primeras medidas del nuevo gobierno. En la actualidad, los caminos de la dirigencia están casi tan separados como en aquellos días, y mientras de un lado ratifican su pertenencia al kirchnerismo en otros aumentan las críticas a las políticas económicas y sociales.

 

Nadie cree que la unidad de las centrales obreras sea posible. Este año, hubo varios movimientos de gremios y agrupaciones que migraron de espacio, y mostraron las diferencias que persisten. Hoy, el sector de Yasky se mantiene cerca de la vicepresidenta, a quien respaldan como candidata, fortalecidos por la llegada de varias organizaciones, como un sector de ATE y la AJB bonaerense. Esta dirección fue ratificada en las últimas elecciones, donde el oficialismo de la CTA de los Trabajadores ganó con más del 90 por ciento de los votos, ratificando al dirigente docente para un quinto mandato. “El triunfo es parte de la consolidación de una línea política y gremial, que permitió superar la crisis que llevó a la fractura de la central”, sostuvo una fuente de la central obrera, ante la consulta de Política del Sur. Además, se agregó que los comicios, que tuvo dos listas clasistas como oposición, “permitió plebiscitar el modelo sindical que hoy se constituye una herramienta fundamental para los desafíos que se vienen”.

La idea a futuro, resaltaron las fuentes consultadas, es “consolidar la propuesta, que es político-sindical, para los trabajadores”. En este sentido, se conoce el alineamiento del espacio al Frente de Todos en general y el kirchnerismo en particular. Yasky es diputado nacional y entre la dirigencia de la central podría haber posibles candidatos para el 2023. Quien más suena tuvo un fuerte respaldo en las urnas: Daniel Catalano. El titular de ATE Capital sostuvo la agrupación Verde y Blanca como opositora en ATE y la mudó recientemente a esta central obrera. como flamante secretario Adjunto, gana proyección para ser parte del oficialismo. Sin dudas el triunfo además es la consolidación del liderazgo del ‘Tano’, que excede el ámbito de la Capital Federal sino que llega a todo el país”, le dijeron a Política del Sur desde la seccional porteña.

 

Catalano representa, según expresan en ATE Capital, “un modelo distinto de sindicalismo, como mostró en ATE, que es algo que buscan los estatales de todas las jurisdicciones”. Para el dirigente, fue muy importante “la decisión de todas las agrupaciones y seccionales de la Verde y Blanca de sumarnos a esta CTA, para consolidar este liderazgo y este triunfo”. En el macrismo, Catalano realizó actividades con Cristina Fernández de Kirchner, y movilizó en momentos claves, como la primera indagatoria a tribunales. Además tiene buena relación con La Cámpora, aunque en este tiempo hubo algunos cortocircuitos con dirigentes de su gremio alineados con la organización. Hoy, aparece como posible candidato, tanto en la Ciudad de Buenos Aires como a nivel nacional. 

 

La versión muy crítica

 

Esta cercanía está lejos de expresar la postura de la otra fracción de la CTA, la denominada Autónoma. En el último año, fue fuertemente crítica del Gobierno, en especial que perdió uno de sus referentes como funcionario, como es Claudio Lozano, Unidad Popular, el partido fundado por Víctor de Gennaro que condensa las aspiraciones políticas del sector, se mantiene en el Frente de Todos, pero cada vez más críticamente. Desde sus usinas de pensamiento, se emiten duros documentos sobre la situación de pobreza y atraso salarial, y se expresan contrarios a las políticas de Sergio Massa. El último desplante fue en el Consejo del Salario, donde rechazó el aumento del 20 por ciento del mínimo, que firmaron la CGT y la CTA de los Trabajadores.

 

En este tiempo, le viene reclamando al Gobierno dos cuestiones que están lejos de los planes de la Casa Rosada: una suma fija para todos los sueldos y el salario universal. A partir de estas posturas, se mantiene distantes de la interna del oficialismo, aunque conserva algunos espacios dentro del gobierno nacional, en la provincia de Buenos Aires y en algunos distritos del conurbano bonaerense. De esto se habló en la reciente cumbre que los líderes del espacio tuvieron con el gobernador Axel Kicillof. Las versiones indican que muchos dirigentes ven la gobernación bonaerense como “un bastión propio” más allá de lo que pase con la Casa Rosada, y se habla de “refugiarse” en ese entorno. Algo de eso se habló cuando el gobernador se reunión con la conducción de este partido político.

La delegación estuvo encabezada por Lozano, De Gennaro y Godoy, quienes plantearon la preocupación por la situación nacional y la necesidad de “avanzar en un plan de estabilización”. Además, estuvo el titular de la CTA Autónoma bonaerense, Oscar de Isasi, que fue promocionado el año pasado para integrar las listas de legisladores de la provincia de Buenos Aires, pero que no logró meterse. En ese encuentro, confirmaron a Política del Sur fuentes de ambos lados, se habló de un informe del Instituto de Pensamiento y Políticas Públicas (IPyPP), donde se alerta sobre el crecimiento de la pobreza y la indigencia. También se remarcó la necesidad de reforzar la ayuda social en el conurbano, ante la llegada de fin de año.

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias