miércoles 28 de septiembre de 2022 - Edición Nº1393

Provincia | 19 sep 2022

MODERACIÓN VS. EXTREMISMO

“Manes y Macri son agua y aceite”, advierten en la Tercera y asoma el fantasma de la ruptura

Tras el atentado a CFK, el neurólogo pide moderación en los medios hegemónicos. Los concejales de la Tercera dicen que “la grieta ya no es negocio”, pero los amarillos duros huyen del debate interno.


Por: Ricardo Carossino

Desde la Tercera Sección Electoral, según las fuentes consultadas, advierten que el diputado nacional Facundo Manes no quiere al ex Presidente Mauricio Macri (MM) en la pelea de las PASO (en caso de que las haya). De hecho no existe una foto donde se los vea "juntos", recalcan desde la UCR (este medio no la encontró). 

De cualquier manera, ante la posibilidad, aún incierta, de que las PASO se suspendan, la UCR podría ser la que mejor beneficio obtenga, dado que su interna tiene dos contendientes que pueden dirimirse en una convención nacional, o en el mejor de los casos, en una interna partidaria.

El PRO no la tiene tan fácil. La interna amarilla está coptada por halcones y palomas que abren luchas intestinas todo el tiempo y se condicionan a sí mismos. Aunque la frase común de los amarillos consultados por Política del Sur sea siempre con el casete puesto (“tenemos una gran oferta de dirigentes capaces”), lo cierto es que, hasta el momento, a falta de un líder claro que oficie como interlocutor válido frente al Gobierno nacional, tanto candidato resta más que sumar, incluso si se agrega el agravante de los espacios de ultraderecha como los de Javier Milei y José Luis Espert.

Es precisamente ese berenjenal amarillo lo que espanta a Manes y que ahora molesta y mucho al gobernador de Jujuy, Gerardo Morales: el juego misterioso de MM y Patricia Bullrich castrando el poder del jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

Según una fuente periodística que cubre a diario los pasillos del Congreso nacional consultada por PDSur y chequeada por otras tres fuentes de la Tercera Sección Electoral, Manes tendría en su cabeza la idea de “romper si MM es el candidato del PRO”.

Esta fuente del Congreso confió a este medio que Manes está tratando de convencer a Morales y admitió además que el factor en discordia con esta idea sería el “evolucionista” Martín Lousteau que tendría un acuerdo especial con Larreta para competir por la Ciudad de Buenos Aires, sobre todo ante la falta de un candidato amarillo que pueda hacerle sombra, pero la pregunta que se hace Manes en este momento es ¿por qué Larreta le entregaría a un radical el principal territorio amarillo?

Una de las tres fuentes radicales de la Tercera, consultadas por este medio admitió que esa idea sobrevuela por el cerebro del neurólogo. La cuestión, además de las posiciones intransigentes que exhibe el ala dura del PRO, es que Manes está cansado de que MM no aporte “nada al diálogo con los sectores moderados de Juntos”.

Manes es un radical moderado y además lo admite en todas las entrevistas que ofrece a los medios hegemónicos. En una de esas notas dada a CNN radio, el diputado dijo que “los votos para ganar no van a venir de los extremos, sino del centro”. Está frase grafica la idea que tiene el neurólogo que juega a meter a la UCR en una avenida más alfonsinista para dejar atrás “el bochornoso acuerdo político de Gualeguaychú en marzo del 15”, dijo a este medio una fuente del radicalismo de Avellaneda.

En rigor, tampoco a Manes le cae muy bien Larreta. Según pudo saber este medio, el diputado nacional de la UCR está “muy enojado porque en las PASO del 21 contra (el diputado nacional Diego) Santilli, el pelado mandó a su ejército de trolls a destruirlo en las redes”. De todos modos, también consideran que “entre MM y Bullrich, Larreta es el más moderado para charlar”.

Una de las estrategias de Manes es acercar al Partido Socialista a la coalición electoral del próximo año, tratar de reeditar una suerte de nuevo Acuerdo Cívico y Social, pero con el PRO adentro. Es sin duda un desafío cuando menos interesante, sobre todo porque dentro del macrismo la disputa no es por ser moderado, sino todo lo contrario.

Pero la pregunta del millón es si la UCR tiene vida propia fuera de Juntos. La mayoría de las fuentes consultadas por PDSur reconocen que sin el PRO no pueden ganar en 2023. “La unidad no está en discusión”, dicen los radicales y alejan el fantasma de un radicalismo puro.

Sin embargo, los vientos de moderación crecieron en la UCR, desde el peligroso atentado contra la vida de la vicepresidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner (quien a través del senador Adolfo Rodríguez Saá, empezó a tejer los contactos para sentarse a acordar la paz con MM, quien ya contestó que lo haría con “la Constitución sobre la mesa”).

“Nuestro partido, que está fortalecido y con musculatura, tiene candidatos que hacen fuerza. Estamos trabajando todas las áreas para dejarle claro a la gente la planificación. Necesitamos esos moderados como Manes, para salir de la grieta", opinó la diputada provincial Alejandra Lordén en diálogo con Política del Sur.

Por su parte el concejal de Lanús, Emiliano Bursese, opinó: "Tenemos que reflexionar, no podemos hacer política contra el otro”, al tiempo que lamentó la grieta alimentada por ambos sectores: “Así es muy difícil. Hay que salir de la zona de confort, no está bien tirarnos piedras, hoy tenemos que ser racionales. Hoy salir de la grieta es más revolucionario que quedarse en la crítica”.

Acerca de las internas en Juntos, la crítica desde Avellaneda llegó desde la voz del histórico Juan Manuel Casella que dijo a PDsur radio: “Yo me eduqué en un radicalismo que producía ideas además de candidatos. Hoy se generan solo nombres propios, que no es coherente con los problemas que padece la Argentina”.

La diputada bonaerense por Juntos y dirigente de la UCR de Lanús, Nazarena Mesias, repudió el intento de asesinato que sufriera CFK y dijo que “ya no se puede vivir en los extremos. Fue un a toda la dirigencia política. Es un llamado a construir un diálogo luego de las crispaciones”.

En esa línea de pensamiento, Manes sigue tomando distancia de Rodríguez Larreta y Gerardo Morales dispara contra Macri. Con el ex presidente se enfrentaron por la renegociación de la deuda con el FMI que llevó adelante el Frente de Todos, por sus dichos sobre Hipólito Yrigoyen y el populismo y ahora por la posibilidad de la suspensión de las PASO en Chubut.

Morales fue -como les gusta decir a los macristas- contundente con el creador del PRO y sostuvo que "la gente de Macri es bastante violenta contra el radicalismo en Chubut" y posteriomente concluyó que "los halcones no pueden manejar ni un auto en la calesita". 

Mientras tanto, el jujeño ya salió a recorrer el centro electoral más importante del país y estuvo en los distritos más fuertes de la Tercera y la Primera sección electoral, dejando rezagado por el momento a Manes que apenas caminó un par de municipios de la Tercera (Lanús, Avellaneda, Lomas de Zamora, San Martìn, Tres de Febrero, Vicente López). 

Claramente, los radicales saben que “la caja” del jujeño juega fuerte contra las aspiraciones de Manes y por eso el neurocientífico intenta hacerle ver a Morales las posibilidades de ir por afuera si MM terminara siendo el candidato del PRO, para no quedar fuera de juego por un acuerdo entre Morales y Larreta con la famosa “candidatura cruzada”.

 

 

 

 

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias