sábado 01 de octubre de 2022 - Edición Nº1396

Provincia | 15 sep 2022

Ebullición amarilla

Rodríguez Larreta y Bullrich acumulan fuerzas en la provincia y desairan a Macri

Los principales referentes del PRO rechazan al unísono cualquier atisbo oficialista de suspender las PASO en la provincia. Rodríguez Larreta sostiene la candidatura de Santilli y apura acuerdo con Hotton, mientras la Piba acercó a De la Torre y piensa en los radicales para conformar la oferta bonaerense.


Por: Federico Cedarri

La posibilidad de que el oficialismo intente modificar el sistema electoral en la provincia y eliminar las PASO por ahora no sale de la entidad de rumor, sin embargo tiene con la guardia alta a los principales popes bonaerenses del PRO.

Es que la fuerza amarilla necesita imperiosamente de esa herramienta vital para ordenar sus disidencias que más allá de los nombres propios en cuestión las diferencias que subyacen son profundas en cuanto a lo ideológico.

“No vamos a permitir que el peronismo suspenda las PASO, no vamos a dar quórum en el Senado y es una decisión tomada”, espetó con bronca ante la consulta de PDS un legislador del PRO.

En rigor, la premisa dentro de los bloques legislativos, especialmente en la Cámara Alta donde los amarillos adquieren preponderancia, es jugar fuerte y evitar cualquier resquicio legal por donde el oficialismo pudiese intentar eliminar las internas abiertas.

“Con el tema de la pandemia nos hicieron correr las PASO del 2021 un mes para ganar tiempo, pero ahora que no nos vengan con ningún otro cuento”, certifica el enojo ante PDS otro legislador opositor ligado a los intendentes.

En el hipotético caso de no existir esta herramienta que dentro del PRO presuponen que ordenará sus internas, aunque algunos duden por las discrepancias de fondo, el espacio que creó Mauricio Macri debería buscar una candidatura por consenso y acelerar acuerdos con otras fuerzas como los libertarios de José Luis Espert y los celestes de Cynthia Hotton debido a que se votaría en una sola ocasión.

Como ya anticipó este portal, los alcaldes del PRO por ahora solo juegan fuerte para retener los distritos y rezan a todos los credos para que las disputas internas macro no los afecten.

También exigen que en caso de dirimirse las candidaturas por lucha intestina puedan ir colgados a todos los binomios que se presenten tanto para la presidencia como para la gobernación incluidos los radicales.

Buscan esquivar cualquier atisbo de exclusividad que puedan intentar presidencialistas para apuntalar a sus candidatos a gobernador.

Sigue siendo un incógnita el rol que finalmente tomará Mauricio Macri, ya que si bien continúa alimentando el misterio y la expectativa de participar en el turno del 2023, sostiene en reuniones con los legisladores provinciales que lo visitan asiduamente que el espacio necesita la unificación de la candidatura a gobernador e intendentes: planea que haya un solo candidato al palacio de calle 6 y que los intendentes busquen la reelección si tienen preeminencia en las encuestas por sobre cualquier otro aspirante de Juntos.

La pregunta maliciosa que se hacen en el larretismo es si el candidato que Macri impulsó para la gobernación, Cristian Ritondo, esta reservando las fuerzas para un lanzamiento inminente del ex Presidente porque el ex ministro de Seguridad de Vidal si bien coqueteó en primera instancia con Patricia Bullrich por ahora elige mantenerse equidistante de los candidatos presidenciales ya lanzados.

Rodríguez Larreta y Bullrich se desentienden de la decisión de Macri y continúan con sus campañas

Sin tener certezas sobre el comportamiento que en última instancia desarrollará Mauricio Macri, tanto el alcalde porteño como la ex ministra de Seguridad nacional persisten en la acumulación de fuerzas para lo que presuponen será la principal batalla electoral dentro de la oposición.

El jefe de Gobierno porteño atraviesa la instancia final de un posible acuerdo con Cynthia Hotton, que fue depositaria de 250 mil votos en la general de 2021 en la provincia y que presume el larretismo podría darle la ventaja decisiva para ganarle a Axel Kicillof.

A todo esto, Patricia Bullrich despejó dudas: avisó que será candidata en cualquier escenario, por lo que dejó sentada la impresión de que jugará en caso de que Macri también participe.

La ex titular de seguridad nacional no coincide con la posibilidad de que haya una sola oferta del espacio en la provincia y como muestra de eso continúa alimentando alimentando las expectativas de su primitivo candidato a gobernador, el alcalde de Capitán Sarmiento Javier Iguacel, y también acercó a su redil al senador provincial peronista, Joaquín de la Torre, que ostenta un consistente armado en la Primera Sección Electoral y que también ha manifestado su firme deseo de candidatearse a la gobernación bonaerense.

Se menciona en los corrillos, que Pato se opone tenazmente a que haya un solo postulante de la fuerza amarilla en la provincia porque entre sus planes no descarta ofrecer la candidatura a gobernador al radicalismo a sabiendas de la escasez de figuras descollantes en la fuerza centenaria.

De cierto modo, Bullrich levanta el guante e interpreta el pedido del conjunto de los intendentes de Juntos que ruegan por la conformación de fórmulas híbridas para despejar el horizonte de futuros heridos políticos.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias