viernes 19 de agosto de 2022 - Edición Nº1353

Gremiales | 4 ago 2022

CAMBIOS DE GABINETE

Desde ATE analizan pedirle a Massa que dé marcha atrás con el congelamiento de ingresos al Estado

El gremio criticó la medida anunciada por Silvina Batakis, que frena las incorporaciones de trabajadores a la administración pública nacional. Asegura que la medida generó muchos inconvenientes en dependencias donde se necesitan más estatales.


Por: Diego Lanese

La llegada de Sergio Massa al Ministerio de Economía abrió un nuevo capítulo del Gobierno, que busca relanzar su gestión con el armado de un “súper ministerio”, que además de los números atienda la cuestión productiva. La decisión terminó con la fugaz gestión de Silvina Batakis, que irá al Banco Nación. En su poco menos de un mes de gestión no logró frenar la crisis del dólar, y apenas tuvo tiempo de sumar algunas medidas concretas. Una de ellas es el congelamiento de los ingresos al Estado nacional, que pese al rechazo de los gremios estatales se confirmó mediante un decreto. Pero los cambios ponen en duda su continuidad. Así esperan que suceda desde ATE, que buscarán terminar con la normativa, y garantizar que se cumpla el plan de regularización de empleados, que el Gobierno se comprometió hace un tiempo. Un informe conocido hace unos días destacó que los salarios de los trabajadores son solo un 10 por ciento de los gastos en la actualidad.

 

El cambio de las autoridades económicas se terminará de confirmar en estas horas, lo mismo que las primeras medidas. Hasta ahora no hay demasiadas pistas, y no se sabe qué actitud tendrá el nuevo equipo liderado por Massa respecto al decreto vigente que congela el ingreso de trabajadores a todas las dependencias estatales. La medida fue fuertemente criticada por la dirigencia sindical, pese a lo cual se confirmó la semana pasada mediante el decreto 426/2022. “Para nosotros es una decisión totalmente equivocada, se toma una medida así sin hacer un análisis de en qué lugares del Estado es necesario fortalecer funciones del Estado”, sostuvo Marcelo Belelli, coordinador nacional de ATE en la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC).

Ese organismo fue uno de los primeros en levantar la voz contra el congelamiento, ya que viene peleando para que se incorpore personal, ya que se necesita más trabajadores para poder cumplir con todas las tareas que debe hacerse en los aeropuertos del país. En este sentido, Belelli le confirmó a Política del Sur que en la ANAC “hubo una auditoria internacional que determinó que en el organismo faltan 400 empleados para cumplir las funciones que requiere la actividad, por eso tomar una decisión sin tener certezas de cada sector, con el único objetivo de pagar la deuda ilegítima e ilegal, es un baldazo de agua fría del Gobierno”.

 

El dirigente apuntó además al impacto político de la medida: “Lamentablemente este Gobierno está dando señales en contra de los intereses colectivos y populares, se están tomando acciones que van en contra de sus propios intereses, porque no hacen nada más que socavar la base del Frente de Todos”. Para Belelli, “achicando el Estado, achicando sus áreas operativas, lo único que se hace es ir en contra de la capacidad de intervención del gobierno, y que el sector privado actúe como quiera. Para nosotros es un error terrible”. El cambio de funcionarios abre la esperanza de que haya una marcha atrás en la decisión, aunque el gremio estatal no tiene noticias al respecto. En ese sentido, Belelli se quejó que la crisis “no nos permite avanzar en varios reclamos que venimos haciendo, vamos a tener que ir a medidas de fuerza si siguen sin darnos respuesta a los reclamos”. Los mismos están vinculados a las condiciones laborales y salariales, entre otras cuestiones.

 

Gastos

 

El argumento usado por la ahora ex ministra Batakis apuntó a controlar el gasto de los ministerios, que iban a tener que utilizar los recursos que ingresan, buscando achicar el déficit fiscal. Pero desde la Fundación Germán Abdala salieron al cruce de esta idea, con un reporte sobre el impacto en las cuentas públicas del pago de salarios. Según destacó la entidad, vinculada al gremio ATE, la mayoría del gasto público en el Estado nacional “se concentra en las partidas con fines sociales (entre jubilaciones, pensiones, PAMI, AUH y el resto de los programas sociales), que representan poco más de la mitad del gasto, 52 por ciento”. En segundo lugar, agregaron, “se ubican los subsidios económicos, que crecieron fuertemente en estos dos años y cuyo destino principal es el sector energético (seguido muy de lejos por el transporte)”. El trabajo, ubica recién a los salarios en tercer lugar. “Después de estos rubros aparecen los salarios de los trabajadores y las trabajadoras del Estado nacional, que representan solo el 10 por ciento del gasto total”, destacaron.

Además, el trabajo de la Fundación Germán Andala hace una radiografía del empleo público en el Estado nacional. A marzo 2022, se describió, “había 279.900 personas empleadas por el sector público nacional (personal civil)”. De ese total, “28.300 trabajan para el Poder Judicial y/o el Ministerio Público, mientras que 55.300 trabajan en empresas públicas”. De los 196.400 restantes, “hay 161.800 que trabajan en la administración pública centralizada o descentralizada, y el resto trabaja en AFIP, PAMI o INCAA, donde los salarios son más altos) y de esas, 128.600 que lo hacen bajo convenio”. Para los autores del informar, es importante remarcar esto “dado que muchas veces se instala desde los medios o desde algunas figuras políticas que esta debería ser una de las principales variables de ajuste”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias