jueves 07 de julio de 2022 - Edición Nº1310

Gremiales | 22 jun 2022

INTERNA EN EL OFICIALISMO

Héctor Daer respaldó a los movimientos sociales y se metió en la pelea con CFK

El líder de la CGT pidió no generalizar las críticas realizadas por la vicepresidenta, y destacó el rol de las organizaciones en la crisis. “Cuando el Estado no dio abasto, fueron las que contuvieron en los barrios”, recalcó.


Los cuestionamientos de Cristina Fernández de Kirchner sobre el manejo de los planes sociales y los fondos destinados a las organizaciones sociales generaron una nueva interna en el oficialismo, ya que los dardos de la vicepresidenta parecieron apuntar exclusivamente contra el Movimiento Evita, con quien está enfrentado. Entre las respuestas, el que fijó postura fue el líder de la CGT, Héctor Daer, quien es uno de los pilares del acercamiento de los gremios al presidente Alberto Fernández. El líder del sindicato de Sanidad afirmó que “primero y principal: No hay que generalizar porque se comete un error gravísimo”, remarcó el histórico sindicalista. Además, en Entre Ríos, destacó el rol de las organizaciones en una economía maltrecha durante los últimos años por la informalidad laboral y la inflación. “Cuando el Estado no dio abasto, fueron las que contuvieron en los barrios”.

 

De buen trato con el oficialismo, Daer avaló el trabajo en conjunto entre el Estado y los aparatos de los movimientos sociales. “Son las que sostienen, articulando con el Estado porque todo se hace a través del Ministerio de Desarrollo Social, la contención de compañeros y compañeras que cobran un subsidio y después se la tienen que rebuscar día a día para llegar a fin de mes y llevar el pan a la mesa”, destacó.

 

La CGT no escapa al convulsionado escenario político que se vive en la Argentina, con sus disputas puertas adentro. En el acto de la CTA que concluyó Cristina, participó nada más y nada menos que Pablo Moyano. Junto a Daer y Carlos Acuña (titular del Sindicato de Obreros y Empleados de Estaciones de Servicio), conforman el triunvirato cegestista. Si bien asumieron en noviembre de 2021, en el último tiempo brotaron algunas diferencias entre el camionero y el titular de FATSA (Federación de Asociaciones Trabajadores de la Sanidad Argentina) respecto a los manejos de la central obrera. 

El pasado lunes, durante el Día de la Bandera, Cristina fue invitada por el gremialista Hugo Yasky al plenario de la CTA de los Trabajadores en Avellaneda. Entre el abanico de temas que abordó, CFK mencionó que “el Estado nacional debe recuperar el control y la auditoría de los planes, que no pueden seguir tercerizadas”, apuntó. Y agregó: “El peronismo no es depender de un dirigente barrial para que me dé el alta y la baja. Que el Estado recupere en nombre de los que nos dieron vida de Perón y de Evita”.

 

A principios de junio, la CGT ya había tenido “un gesto histórico” cuando convocó a organizaciones sociales de izquierda (Unidad Piquetera) a un encuentro en el edificio de Azopardo. Los principales líderes piqueteros se encontraron con Omar Plaini, el secretario general de Canillitas y senador provincial por el Frente de Todos (FdT), donde hablaron sobre posibles medidas de fuerzas en conjunto. Lo curioso, pese a que optó por no estar presente, es que la reunión fue gestionada por el propio Pablo Moyano, cada vez más interesado en profundizar las movilizaciones en las calles, a diferencia de Daer, que por el momento descarta ir a un paro general, algo que también reclaman los piqueteros.

 

Consultado por su mirada respecto a las diferencias entre el presidente Alberto Fernández y la vicepresidenta, una disputa que buscó matizar: “No es un tema para tomar posición. Uno siempre prefiere que los debates políticos se den. Hay que estar contento de que existan aun cuando uno es parte de un espacio que gobierna”. “Que se den los debates políticos siempre es bueno. Por supuesto: me gustaría que haya una mesa donde todos nos podamos expresar y que allí podamos opinar políticamente sobre el país que queremos y la coyuntura que estamos atravesando”, completó.

 

A favor del debate

 

Además, varios dirigentes sindicales marcaron su postura y se acomodaron en la interna oficialismo, respaldando o criticando de acuerdo a sus posturas. “Son los cuatro vivos que siguen haciendo sus negocios con la fluctuación del dólar, con las importaciones, con las exportaciones”, dijo el dirigente sindical de los canillitas, Omar Plaini, en coincidencia con lo expresado por Cristina Kirchner. “El Ejecutivo tiene que entender que con un Estado que articule no alcanza, porque hay una cultura de evasión, de especulación y de concentración de los grandes empresarios”, agregó el dirigente que integra la CGT y que participó del plenario en Avellaneda.

 

En tanto, el secretario general de SUTEBA, Roberto Baradel, también se pronunció en el mismo sentido que CFK. "Hay que transformar la realidad, no administrar lo que dejó el macrismo y llevar adelante políticas que permitan mejorar los salarios, esquemas tributarios diferentes", dijo el dirigente docente en declaraciones tadiales.

Entre esas iniciativas, mencionó una reforma tributaria para que "paguen menos los pequeños y medianos productores y aquellos que ganan millones de dólares aporten lo que tienen que aportar" y también una "empresa nacional de alimentos que pueda regular" el precio final al consumidor. "Se debe enfrentar a los formadores de precios con la ley de desabastecimiento" y no permitir "la manera escandalosa en la que se manejan con la fuga de capitales y la especulación", sostuvo el dirigente antes de referirse a la situación de la cerealera Vicentin: lamentó que no se lograra explicar a la sociedad que la firma "no era de un inmigrante al que se le quería expropiar la empresa, sino de un grupo económico que especulaba y estafó al país, fugó más de 14 millones de dólares de un préstamo del Banco Nación y por eso hay una causa judicial".

 

“El discurso de Cristina fue impecable”, sumó el titular de ATE Capital, Daniel Catalano y se refirió a las palabras de la vicepresidente sobre el rol del Estado: “el Estado argentino es uno de los más chicos”, dijo Catalano y destacó que “lo que pasa es que existe una utilización del discurso de la derecha en base a la desaparición del Estado”. “La derecha necesita que haya una tercerización de todas las funciones del Estado porque son los dueños de las empresas”, afirmó el dirigente estatal en declaraciones a radiales.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias