lunes 04 de julio de 2022 - Edición Nº1307

Sociedad | 6 jun 2022

SEXO EN PANDEMIA

La masturbación como parte de la sexualidad: disfrutar con todo nuestro cuerpo

La sexóloga Silvina Lizarraga habla de uno de los temas tabú en el sexo, que en los últimos tiempos se le fue corriendo el velo, pero que todavía sigue generando problemas en muchas personas, que no terminan de conocerse.


El viernes suele ser un día donde la gente está más relajada, incluso se nota en la cara de las personas, que se apresta a disfrutar del fin de semana. Es además tiempo que permite encontrarse con la pareja, y quienes están solos, encontrarse con uno mismo. “Muchas veces está menospreciada esa posibilidad, es aburrido o no está bien. Hay un mito en la autosatisfacción, que se mantiene entre muchas personas, incluso cuando están con pareja y dicen que no necesitan de ese momento con uno mismo”, reflexionó la sexóloga Silvina Lizarraga, hablando de un tema tabú, en especial en una generación: la masturbación.

 

En su columna semanal en el programa radial de Política del Sur, Lizarraga se refirió a la necesidad de encontrar ese tiempo con uno mismo. “Muchas personas siguen sufriendo los estragos de esta cuestión y tienen problemas porque no se permiten conocerse, auto-conocerse”, dijo. Esto trae como principal problema que “si uno no se conoce, cómo pretendemos que el otro nos conozca, nos contacte. Si no sé qué me gusta, se vuelve una complicación, porque la otra persona puede intentar acercarse, pero si no tenemos claro nuestro cuerpo, es muy difícil”, recalcó.

Como en tantos otros temas relacionados con la sexualidad, en la masturbación incide una diferencia de género. Como recuerda Lizarraga, “el hombre siempre fue más ‘bocón’ en las cuestiones del sexo, pero las mujeres nos masturbamos siempre, solo que no lo decimos. De hecho, el hombre usa la sexualidad como un galardón, siempre le pone un número, cuando mide su pene, con cuantas mujeres se acostó, siempre fue hablar de eso y para muchos les hace mal, si tienen problemas en la sexualidad esta actitud lo hace cuestionar, y se empieza a mirar la sexualidad desde el rendimiento y no desde el disfrute”, apuntó.

 

Con esto, las mujeres aprovechan más la masturbación que los hombres, que no terminan de sacarse esas cuestiones de encima, y entonces su cuerpo pasa por el pene. Por eso, “no pueden aprovechar otras partes de su cuerpo, van directo a los genitales, mientras las mujeres podemos jugar con otras partes del cuerpo, a explorarlo. Esa es la parte más rica y el hombre debería aprender a vivir una sexualidad con todo su cuerpo, dejando de lado el ‘falocentrismo’ que existe”, remarcó Lizarraga, quien aclaró que “hay muchas mujeres que compraron ese mito, y entonces si no hubo una buena erección, o no hizo un buen rendimiento no sirvo como mujer, no caliento”.

En este contexto, entra mucho en juego la forma en que se prepara y desarrolla el encuentro con la otra persona, el ambiente, y las expectativas, que pueden generar esa ansiedad que es enemiga de la sexualidad. “Les pasa a muchos hombres que toman la famosa ‘pastilla azul’, y nos les pasa nada. No hubo una dedicación a lograr el encuentro, se fue en busca del resultado”, concluyó Lizarraga. Lo misma para con las comidas afrodisíacas, que es verdad que existen, pero que si no van acompañadas del contexto, no funcionan.

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias