domingo 14 de agosto de 2022 - Edición Nº1348

Banfield | 25 may 2022

NO CUMPLIÓ LAS EXPECTATIVAS

Fracasó en el intento

Banfield despidió el semestre con un empate con gusto a nada ante Santos en Brasil. Con este resultado, finalizó último en su grupo de la Copa Sudamericana y da vuelta la página enfocándose en la Liga Profesional. Arrancó con todo en la triple competencia, pero sólo pudo avanzar en la Copa Argentina. Primero con Diego Dabove y ahora con Claudio Vivas, se renuevan las ilusiones.


Por: Leonardo Papaleo

El taladro fue un espejismo durante el primer semestre del 2022. Con un plantel renovado y varias caras nuevas, el conjunto albiverde arrancaba allá por enero con las expectativas generadas por un equipo casi nuevo.

En la Copa de la Liga tuvo altibajos. Finalizó en la octava posición del Grupo A con 19 puntos, seis menos que Argentinos Juniors, el último clasificado a los cuartos de final. Cinco triunfos, cuatro empates y cinco derrotas lo colocaron en una posición expectante. Sin dudas, el equipo de Dabove insinuó más de lo que concretó y rápidamente se quedó con las manos vacías.

Los puntos más altos fueron las victorias como local ante Gimnasia y Esgrima La Plata por 4 a 0 y Talleres de Córdoba por 3 a 1, respectivamente. La derrota ante River y el empate ante Racing lo terminaron marginando de los primeros puestos. De todos modos, la capacidad goleadora de Giuliano Galoppo con 5 tantos, sumado al aporte de Agustín Urzi, quien colaboró con tres goles, fueron aspectos a celebrar. El desequilibrio defensivo con Luciano Lollo como estandarte le impidió acceder a los puestos de privilegio.

En la Copa Sudamericana, todo fue ilusión en la primera jornada. La gran victoria sobre Santos por 1 a 0 con golazo de Urzi incluido en el Florencio Sola, ilusionó a más de un hincha del taladro. Sin embargo, las dos caídas ante La Calera y la derrota con Universidad Católica de Ecuador hicieron todo cuesta arriba. Banfield luchó contra sus propias limitaciones y desnudó falencias del pasado que parecían haber quedado en el olvido. El equipo no estuvo a la altura de las circunstancias y por eso su entrenador debió marcharse. Fue el gran fracaso del semestre. Ya con Claudio Vivas en el banco de suplentes se despidió del torneo continental con un empate en Vila Belmiro por 1 a 1 ante Santos. El golazo de Nicolás Domingo quedará en el recuerdo. El elenco brasileño terminó clasificando a octavos de final sin sobrarle nada. Quedó la sensación de que Banfield estaba para más. Darío Cvitanich se merecía otra despedida. Los resultados así no lo quisieron.

La única alegría fuerte del semestre fue el pasaje a los 16avos de final de la Copa Argentina. El triunfo sobre Dock Sud por 3 a 1 en cancha de Quilmes, marcó la diferencia ante un equipo que milita en la Primera B Metropolitana. Con los goles de Juan Pablo Álvarez, Juan Manuel Cruz y Jesús Datolo, el taladro sacaba a relucir su jerarquía allá por marzo. En la próxima instancia, espera Unión de Santa Fe.

Ahora llegará el momento de pensar en los refuerzos. En 10 días comienza la Liga Profesional y Banfield no puede volver a equivocarse en el armado del plantel. Ya sin Lollo, vendido a Estudiantes de La Plata, el entrenador pidió por un zaguero central, un lateral izquierdo y un centro delantero. Esos serán los principales puestos a reforzar. Se viene un semestre corto de junio a octubre, en la previa del mundial. Banfield necesita sumar en un torneo de todos contra todos.

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias