jueves 07 de julio de 2022 - Edición Nº1310

Policiales | 19 may 2022

ESTÁ IMPUTADA SU PAREJA

Crimen en Ezeiza: La familia de Juan José Ledesma pide la tenencia de su hija

"Me preocupa que esté en manos de una persona que ya mató. No queremos que haya otro Lucio Dupuy", señaló la madre del joven asesinado. Por el crimen está imputada quien era su pareja.


La familia de Juan José Ledesma pide la realización de estudios de ADN, claves para obtener la tenencia de la hija del joven de 27 años asesinado a puñaladas en julio del año pasado en Ezeiza.

La madre de la víctima, Noemí Beatríz Arbel, criticó la ausencia de avances en la causa que investiga el crimen de su hijo y la falta de un ADN fundamental para demostrar el parentezco y lograr el cuidado de la bebé de cinco meses.

"Vamos a hacer una marcha para pedir justicia por Juanjo y pedir que se haga el ADN a la bebé ¿dónde están los derechos del niño?", anunció la mujer al aire del programa Política del Sur.

"Para la Justicia no es nuestra nieta, pero para nosotros sí. Queremos que se haga el ADN. Nosotros pedimos la guardia, queremos darle un futuro y que ella sea feliz. Queremos que ese ADN salga", insistió.

"Me preocupa que esté en manos de una persona así, que ya mató. No queremos que haya otro Lucio Dupuy", reiteró en referencia al temor a que la bebé pase por una situación de violencia en el futuro.

Ledesma murió el 31 de julio luego de una agonía de más de 20 días a raíz de las puñaladas que le provocaron graves heridas. La acusada, Sabrina Farías, quien era su pareja, fue beneficiada con el arresto domiciliario debido a la gestación de su embarazo.

"Juan murió por las puñaladas, por toda la sangre que perdió. Quedó demostrado que las puñaladas no fueron leves. Ahora, dejo de lado un poco a mi hijo para pelear por la bebé", reconoció Arbel.

En una entrevista exclusiva con este medio realizada en septiembre del 2021, la imputada había asegurado que actuó “en defensa propia” de un supuesto ataque del fallecido. Además, contó que habría sido víctima de violencia de género, a raíz del consumo de “drogas y alcohol” de su pareja.

El 10 de julio último, cerca de las 7 de la mañana, Farías, que cursaba el quinto mes de embarazo, arrinconó a Ledesma en la habitación que compartían y lo apuñaló tres veces, según cree la Justicia. 

Luego la mujer salió a la calle y se golpeó la panza con la supuesta intención de interrumpir su gestación. La víctima agonizó durante tres semanas hasta que murió el 31 de julio.

La casa que compartía la pareja está ubicada en un terreno dividido en tres sobre la calle Uruguay al 400 en el partido de Ezeiza. En los otros dos lotes viven Juan Carlos, el padre de Juan José, y su hermana. 

Según los testimonios de la familia en la Justicia, la convivencia era buena, sin que hayan escuchado peleas ni gritos. 

De acuerdo a la reconstrucción judicial, ese sábado 10 de julio, minutos después de las 7 de la mañana, el padre de Juan José escuchó un portazo demasiado fuerte que le llamó la atención. Salió de su casa y recorrió el pasillo en común que comparten las tres viviendas del terreno. Cuando llegó a la casa de atrás lo vio a su hijo y a Sabrina afuera. “No pasa nada, pa, es solo un problema de pareja. Andá tranquilo”, le dijo el joven y volvió a entrar.

La mujer hizo lo mismo, pero antes, miró al padre y le dijo: “Córrase que se lo voy a matar”. En su mano derecha tenía un cuchillo de cocina.

La investigación llevada adelante por la fiscal Lorena González de la UFI 3 de Ezeiza reveló que al momento del homicidio había cuatro menores que presenciaron el hecho.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias