jueves 07 de julio de 2022 - Edición Nº1310

Gremiales | 16 may 2022

SOLICITADA

La CGT salió a bancar el pedido de Massa para modificar el Impuesto a las Ganancias

La central obrera apoyó el pedido del presidente de la cámara de Diputados, que pidió modificar las escalas del tributo, elevando del mínimo no imponible. Visto bueno del ministro Guzmán a la propuesta.


Luego que el titular de la cámara de Diputados Sergio Massa pidiera cambios en el Impuesto a las Ganancias, la CGT salió a bancar esta idea, y se sumó al reclamo del ex intendente de Tigre. En un documento que firman los tres secretarios Generales, Héctor Daer, Carlos Acuña y Pablo Moyano, la central obrera remarcó que "venimos trabajando desde el inicio de la actual ronda de paritarias, que continúa desarrollándose, para que los salarios conseguidos en las mesas de negociación no se vean afectados por la incidencia del tributo y se actualicen los valores sobre los cuales los trabajadores y trabajadoras tributan".

 

Asimismo, apuntó que "el Gobierno Nacional ha definido una política salarial de recuperación y crecimiento del valor real de los salarios de los trabajadores como un objetivo central de la política económica y en este sentido entendemos que modificar los montos actuales es un acto de estricta justicia social". El comunicado que también lleva la firma del secretario de Prensa, Jorge Sola, agregó que "la CGT seguirá bregando por el crecimiento del valor real de los salarios como un instrumento determinante en la redistribución de la riqueza, y por lo tanto pedimos la pronta modificación de los topes salariales sobre los cuales los trabajadores tributan ganancias".

Con la inflación que impulsa la suba de los salarios, en varias actividades se vuelve a distorsionar el real objetivo del impuesto a las Ganancias. La conducción de la central obrera aprovechó su buena sintonía con el presidente Alberto Fernández y anunció que "acompañamos la petición efectuada por el señor presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Sergio Massa, al Ministro de Economía, Martín Guzmán, en relación a la modificación de los topes para el pago del Impuesto a las Ganancias".

 

Ante este reclamo, el ministro de Economía, Martín Guzmán, confirmó este viernes que el piso del Impuesto a las Ganancias para los trabajadores en relación de dependencia se actualizará en función de la evolución de la inflación. "Es una obviedad que se actualizará el piso a partir del cual los trabajadores en relación de dependencia pagan (el impuesto a las) Ganancias en función de la evolución de la inflación", afirmó Guzmán.

 

El ministro sostuvo que "es lo que razonablemente establece la ley para que el beneficio a las trabajadores y los trabajadores no se pierda con la inflación, y es lo que el Gobierno ejecutará". A través de una carta que envió a Guzmán, el titular de la cámara de Diputados sostuvo que el mínimo no imponible de 225.937 pesos quedó atrasado ante la evolución de la inflación y la presión sobre los salarios y, por consiguiente, aquellos trabajadores que habían quedado exentos empezaron a tributar.

 

Según estimaciones de los equipos técnicos de Diputados, el nuevo piso pasaría de 225.937 a 265 mil pesos de remuneración bruta, determinado en base a la variación anual de la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (RIPTE), teniendo en cuenta las actualizaciones salariales acordadas por los trabajadores durante este año.

 

Posible protesta

 

En tanto, desde la central obrera admitieron que están analizando alguna medida, para apoyar las iniciativas del gobierno para controlar los precios. En declaraciones radiales, el propio Acuña aseguró "los empresarios son los que siempre joden a los argentinos" y advirtió que "si es necesario, se va a tomar" alguna medida de fuerza "en contra de la inflación". "Los números de inflación vienen mal y ojalá que tiendan a bajar. No alcanza con lo que sucedió respecto al porcentaje. Tenemos que poner todo el esfuerzo para que se componga esta situación, que la generan los que no quieren a los distintos gobiernos: no sólo a éste, sino a todos los gobiernos", sostuvo el referente gremial.

 

En este sentido, el líder del Sindicato de Obreros y Empleados de Estaciones de Servicio y GNC, Garages, Playas de Estacionamiento y Lavaderos de Autos (SOESGYPE) afirmó que "aquellas empresas que manejan casi todas las cosas de los alimentos son las que generan esta situación: no son los trabajadores trabajando, cobrando su sueldo". Para Acuña, el control de precios "tiene que ser política de Estado combinada con los sectores económicos, que tienen que tener un margen de ganancia, pero no así como sucede ahora, que te sacan el sueldo: cobraste y te dura nada". E insistió: "Los empresarios son los que siempre joden a los argentinos. Son los formadores de precios, no los trabajadores o el ama de casa que va a comprar. Los empresarios son los principales responsables de lo que sucede en el país".

 

Ante la pérdida de poder adquisitivo del salario, el integrante del triunvirato que conduce la CGT descartó la posibilidad de que se reclame un aumento por decreto, tal como sucedió a comienzos de 2020. El sindicalista explicó que esa modalidad "perjudica a sectores de las PyMEs, cuando hay sectores como el bancario que puede discutir un salario mejor". "Hay distintos estamentos donde a algunos les va mucho mejor y a otros no tan bien. Nadie mejor que los gremios para saber lo que pueden discutir con las empresas", agregó.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias