domingo 16 de enero de 2022 - Edición Nº1138

Gremiales | 14 ene 2022

ANALISIS

El transporte público está “en jaque” por el avance del Covid-19 entre sus trabajadores

Trenes, subtes y otros sectores sufrieron esta semana cancelaciones y demoras por la cantidad de personas contagiadas o aisladas, lo que genera alarma en los gremios. Las nuevas políticas de aislamiento deben definir si incluye a este grupo de empleados. Además, hay quejas por la falta de cobertura de las ART.


Por: Diego Lanese

Esta semana, en distintos horarios, el servicio del tren Roca, que une Capital Federal con el sur del conurbano bonaerense sufrió cancelaciones y demoras, por falta de personal, ya que hay muchos trabajadores afectados por el coronavirus, ya sea contagiados o aislados por contacto estrecho. La situación se repitió en subtes porteños, en algunas líneas de colectivos y hasta en vuelos aerocomerciales, que debieron suspenderse por la situación. En esta tercera ola de Covid-19, el problema parece no ser las camas UTI ni los respiradores, sino la cantidad de personas afectadas que no pueden cumplir sus tareas. En este sentido, además del sistema de salud, el transporte público está “en extrema tensión”, por lo que se pide medidas para evitar un colapso de los servicios. Una medida tomada es dejar de aislar a contactos estrechos sin síntomas y vacunados, pero algunos gremios temen que eso sea contraproducente, y fomente nuevos brotes.

Después del sector salud, el transporte es una de las actividades que por su rol esencial no paró en toda la pandemia. Pero en todos los casos hubo una menor frecuencia, y medidas para evitar contagios. Pero la increíble forma en que avanza esta tercera ola deja a todos sin respuesta. Solo esta semana, Aerolíneas Argentinas tuvo que aislar a 120 empleados, lo que generó la cancelación de siete vuelos. En el tren Roca sucedió lo mismo, y hubo frecuencias demoradas durante la mayoría de todos los días. En el subte, en tanto, se batieron record de casos en estos días, y los “metrodelegados” alertaron que así no podrían garantizar los servicios el fin de semana, por lo que se tomaron medidas, como reducir la cantidad de personal en actividad en diversas áreas.

Ante esto, la Confederación de Trabajadores del Transporte (CATT) advirtió esta semana un documento donde alertó que debido al “crecimiento exponencial de los casos de Covid-19”, hay “posibilidad de que algunas de las actividades del transporte se sigan viendo afectadas, en especial las del sector de pasajeros y pasajeras”. Además, se reafirmó la voluntad de sostener los diagramas habituales y frecuencias de servicios de transporte, pero pidió medidas para tal efecto. Además, se quejaron de la eliminación de algunas medidas preventivas, y la liberación de los servicios, que hizo que hoy haya una gran demanda de trenes, colectivos y subes, y el personal comience a faltar.

 

Medidas y Cobertura

 

Ante estos reclamos, el Consejo Federal de Salud (COFESA) decidió dejar de aislar a contactos estrechos vacunados sin síntomas, una medida que ya habían tomado algunas provincias con el personal de salud. Ahora, la entidad que nuclea a los ministros de Salud de todo el país extendió esta posibilidad a todas las actividades que los gobiernos provinciales crean sean esenciales, y que tengan problemas con el ausentismo. En los gremios médicos la medida generó malestar, mientras la CATT habló del tema con el ministro Alexis Guerrera, en la cumbre que tuvieron por la fuga de buques.

Lo cierto es que los expertos no se ponen de acuerdo con la medida, y mientras algunos dicen que es acertado dar ese paso, en consonancia con lo que está haciendo el resto del mundo, otros aseguran que se podría fomentar el contagio, porque esos trabajadores podrían contagiar muchos compañeros en ese tiempo. Como contó esta semana Política del Sur, la decisión fue rechazada por diversos sectores, comenzando por los médicos del sistema público.

Leer más: Acortar aislamientos y vacuna obligatoria, medidas pensadas para frenar el Covid-19 entre trabajadores

“Este cambio de paradigma, que la ministra justifica en el ausentismo del personal de salud, no fue discutido en el marco legal que corresponde”, denunció María Fernanda Boriotti, presidenta de la Federación Sindical de Profesionales de la Salud (FESPROSA). “Dado que este cambio trascendente en los criterios epidemiológicos de protección para los trabajadores de la salud podría afectar severamente las condiciones laborales y sanitarias de los mismos, debería haberse convocado al Comité Nacional de Gestión de Crisis (COE).

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias