martes 22 de junio de 2021 - Edición Nº4025

Gremiales | 10 jun 2021

SALUD PÚBLICA

CICOP apunta al intendente de San Miguel por las “políticas represivas” en hospital local

Desde el gremio médico volvieron a denunciar la situación de violencia vivida la semana pasada en una asamblea, donde se reclamaba por las condiciones de precarización laboral que existen en el nosocomio. ““No toleraron que se forme una nueva organización”, dijo Guillermo Pacagnini, dirigente provincial que sufrió en carne propia el accionar de la seguridad del lugar.


Por:
Diego Lanese

La semana pasada, los médicos y empleados del hospital Larcade de San Miguel realizaron una asamblea, en el marco de un largo conflicto sindical que protagonizan, donde se reclaman mejores condiciones laborales en plena pandemia. A la hora de realizar el encuentro, integrantes de la conducción del gremio CICOP intentaron participar de la misma, pero la seguridad del municipio se lo impidió, desplegando un impresionante operativo de seguridad. Ante esto, los dirigentes denunciaron el “accionar violento” de la comuna que encabeza Jaime Méndez, a quien apuntaron por la “militarización” del nosocomio. Esta semana, volvieron a reclamar por una mesa de diálogo para solucionar el conflicto, que generó el cierre de varias áreas de atención y la renuncia masiva de distintos profesionales.

 

Mediante una conferencia de prensa, CICOP denunció nuevamente la violencia ejercida por la seguridad del Municipio de San Miguel la semana pasada, cuando dirigentes de la entidad intentaron participar de la asamblea de los médicos y trabajadores del hospital Larcade. El jueves pasado, el presidente del sindicato Pablo Maciel y el secretario general Guillermo Pacagnini fueron retenidos por los agentes en la entrada del lugar, una situación “muy violenta”. “Ese día decidieron directamente que no entremos, fue una agresión muy violenta, apenas pudimos llegar a la explanada del hospital, y después un verdadero ejército de efectivos de seguridad municipal nos sacaron del lugar”, relató Pacagnini respecto a lo sucedido ese día. “Militarizaron el lugar”, dijo el dirigente.

 

En diálogo con Política del Sur, Pacagnini apuntó a la figura de Méndez, jefe comunal de Juntos por el Cambio. “El pertenece al ‘macrismo peronista’, y responde a su jefe político Joaquín de la Torre, remarcó. Desde hace tiempo que los médicos y profesionales del nosocomio se enfrentan a las políticas de la comuna, que “pone a dedo a directores y destruyó la carrera profesional”. Incluso, el Municipio no reconoce a la Asociación de Trabajadores Unidos del Hospital Lacarde (ATUL), que se convirtió en parte de la CICOP y busca visibilizar la situación que se vive en el lugar. “No toleraron que se forme una nueva organización, lejos del gremio municipal que es el ‘brazo sindical’ del gobierno, cuando fundamos la seccional nos quisieron secuestrar las planillas, una cosa tremenda, mandaron una patota para apretar a los trabajadores, hubo despidos, más de 50 sumarios y traslados arbitrarios, todo eso debieron enfrentar los médicos y los trabajadores”, afirmó Pacagnini.

 

Peligra la atención

 

Desde el inicio de la pandemia, los trabajadores y profesionales del Lacarde de San Miguel denuncian la precarización del hospital, y afirman que las condiciones laborales empeoran a medida que avanza el conflicto. Hace unos meses se produjeron renuncias masivas en el lugar, cansados de los aprietes, lo que reciente la atención. Por la salida de los empleados, se tuvieron que cerrar servicios como Cardiología, Dermatología y Clínica. En este sentido, en la conferencia de prensa de ayer miércoles CICOP repudió “el desmantelamiento de servicios, el autoritarismo y el cercenamiento sistemático de la libertad sindical por parte del municipio”.

 

Leer más: CICOP denuncia “violento ataque” en el hospital Lacarde de San Miguel

La ATUL responsabilizó por la situación a los intendentes, y apuntaron además “a Gladis Amantia y Facundo Caiña, directores ejecutivo y administrativo respectivamente, por la convocatoria a las fuerzas represivas”. En tanto, en la conferencia de prensa la Federación Sindical de Profesionales de la Salud de la República Argentina (FESPROSA) expresó su solidaridad con los trabajadores. “Sabemos que están atravesando un momento difícil, producto de la intransigencia del municipio y la continuidad de las políticas represivas, expresadas en la aberrante intervención de la policía municipal del jueves pasado”, recalcó la federación, que nuclea a gremios de salud de todo el país.

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS