sábado 10 de abril de 2021 - Edición Nº3952

Provincia | 7 abr 2021

100% grieta

Día de furia entre los bloques: Juntos por el Cambio y el Frente de Todos se sacaron chispas

Desde el oficialismo repudiaron la negativa de la oposición a las restricciones, mientras que los cambiemitas salieron a reclamar por la suspensión de la vacunación en La Plata.


El ring político bonaerense estuvo al servicio de la grieta en una jornada repleta de acusaciones, idas y vueltas, reclamos y pedidos de explicaciones entre el Frente de Todos y Juntos por el Cambio.

El inicio estuvo marcado la noche anterior, cuando la mesa nacional cambiemita se plantó en contra de posibles restricciones dictaminadas por el Gobierno nacional para enfrenta la segunda ola del Coronavirus en el país.

LEER MÁS: La coalición opositora busca sintetizar una oferta electoral que contenga las contradicciones del espacio

La respuesta fue un durísimo comunicado de los bloques del Frente de Todos en la Cámara baja como en el Senado provincial, donde los acusaron de “cínicos”, sumado a la caracterización que hizo el propio gobernador Axel Kicillof, que calificó a la oposición como “la más destructiva del mundo”.

“Rechazan cualquier medida de cuidado, caracterizándolas como restricciones excesivas y mal calibradas. Es cínico plantear que una medida que aún no fue anunciada pueda ser definida como excesiva, sobre todo conociendo que en el día de la fecha nuestro país se encuentra ante un récord de contagios. El planteo revela una actitud irresponsable en términos sanitarios”, manifestaron los oficialistas.

En tanto, dentro del propio frente opositor se manifestaron grietas internas, dado que mientras dirigentes y legisladores señalaban el rechazo a medidas que impliquen nuevas restricciones, intendentes y gobernadores amarillos y radicales aplicaron las propias.

Por ejemplo, es el caso de Julio Garro en La Plata, que limitó el horario de apertura de bares y restaurantes hasta las 00 horas y prohibió las presentaciones artísticas en los mismos, mientras avanzó con la clausura de establecimientos nocturnos.

Otro caso es el del alcalde del PRO de Olavarría, Ezequiel Galli, que al ver comprometida su localidad por el incremento de casos y tensión en el nosocomio local, decidió poner un freno a ciertas actividades.

“El virus que marcó un quiebre en la historia de la humanidad no distingue entre ideologías políticas. Por eso resulta lamentable que, mientras que intendentes y gobernadores que pertenecen a Juntos por el Cambio aplican restricciones lógicas, producto de la situación actual, la mesa nacional de esa fuerza política pretende desde Palermo dar cátedra y consejo a los argentinos y las argentinas”, señalaron los peronistas.

Pero luego, el escenario cambió por completo cuando el Ministerio de Salud provincial, a cargo de Daniel Gollan, decidió suspender sobre la marcha la vacunación en el Estadio Único de La Plata, porque allí se jugaría el partido entre River y Atlético Tucumán, algo que despertó total indignación entre los vecinos, y a las pocas horas dio marcha atrás.

“Elegir un partido de fútbol y dejar a los platenses sin vacunar muestra la desidia y la insensibilidad del gobernador y su ministro de Salud. Están tan enamorados de las cuarentenas y las restricciones que ahora también restringen la vacunación”, manifestó el diputado radical de La Plata, Diego Rovella.

También se sumó el senador de La Plata y hombre cercano a Patricia Bullrich, Juan Pablo Allan, quien señaló con ironía que “como diría Kicillof, confieso que ya nada más podía sorprenderme. Cierre innecesario de escuelas un año, vacunas a los militantes de 20 años, y ahora eligen el fulbito por sobre la gente que necesita con desesperación vacunarse. El mundo del revés, totalmente insensible”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS