martes 13 de abril de 2021 - Edición Nº3955

Gremiales | 6 abr 2021

EDUCACION SUPERIOR

Docentes universitarios presionan por la reapertura de paritarias y lanzan medidas de fuerza

Los gremios del sector reclaman que el Ministerio de Educación convoque a discutir salarios, en momentos que se inicia el ciclo lectivo 2021. Además, alerta que en la actual situación de la pandemia, no es seguro la vuelta a las aulas. Por ambas cuestiones esta semana se realizará el primer paro de actividades del año.


Por:
Diego Lanese

Esta semana comienza en varias universidades del país el ciclo lectivo 2021, que por la pandemia contempla clases virtuales y otras modalidades, que se comenzaron a ver en los colegios preuniversitarios que dependen de la UBA en la Ciudad de Buenos Aires. En este contexto, los gremios piden que se comience a discutir el aumento salarial de este año, luego que en diciembre pasado se acordara el último tramo de la paritaria 2020, con una suba hasta marzo de este año.

 

El pedido se repite desde hace unas semanas, y ante la falta de respuesta se lanzaron medidas de fuerza, que incluye un paro para hoy y mañana por parte de una de las organizaciones sindicales, la CONADU Histórica. Un informe destaca el papel que jugaron los docentes universitarios para sostener el nivel académico en pandemia.

 

De distintas maneras, todos los gremios del sector vienen reclamando por la apertura de la discusión salarial de este año, en momentos que se inician las clases en todo el país. Luego del acuerdo logrado el último mes del año pasado, los profesores de la educación superior reclaman que se vuelva a llamar a la paritaria, para discutir salarios y condicionales laborales.

 

Ante el silencio de la cartera educativa, se confirmó la primera medida de fuerza: será hoy martes y el miércoles, convocada por la CONADU Histórica. “Al día de la fecha, todavía no hay convocatoria a la mesa de negociación salarial del sector docente universitario. La docencia universitaria y preuniversitaria vienen manifestando que la paritaria se encuentra vencida desde fines de febrero y con una pérdida en los haberes superior al 20 por ciento con relación a la inflación. ç

 

Lamentablemente, el Ministerio de Educación ni siquiera cumplió con el compromiso de iniciar las discusiones en el mes de marzo”, destacó la entidad mediante un comunicado de prensa.

 

Para la CONADU Histórica, es muy difícil respetar el nivel del 30 por ciento de la paritaria que pretende el gobierno para la negociación anual, por lo cual pide una mejora inicial antes de hablar de los salarios del año. En este sentido, Luis Tiscornia, titular del gremio, recordó que los docentes universitarios tuvieron que hacerse cargo de los gastos que implicó dar clases de manera virtual.

 

“Hemos mantenido la continuidad de la enseñanza, y lo hicimos desde nuestros hogares, asumiendo nosotros los costos de conectividad, medios tecnológicos y con frecuentes situaciones de ‘sobre trabajo’. Nos pusimos al hombro la enseñanza y en las universidades no se perdió el ciclo lectivo. Esto no ha sido reconocido”, dijo en diálogo con Política del Sur.

 

En tanto, los delegados y representantes sindicales de CONADU, el gremio mayoritario del sector, coincidieron en la cifra que llevarán a la paritaria, una vez que se abra la mesa de discusión. Según la confederación que reporta a la CTA de los Trabajadores su pedido de aumento será de un 35 por ciento para este año.

 

El plenario de delegados se reunió también esta semana para impulsar los reclamos hacia la discusión que se viene, que incluirá las condiciones de ambiente y trabajo de la docencia universitaria en el año de pandemia. El gremio que conduce Carlos de Feo aprobó un pliego de reivindicaciones, que según se supo incluirá la exigencia del “llamado urgente a paritaria con aumento salarial del 35 por ciento y mecanismo de revisión; protocolos de retorno a la presencialidad; y la inmediata convocatoria para que se cumpla lo acordado de la negociación en reclamo de los docentes contratados y ad honorem; y de preuniversitarios”.

 

Informe

 

En tanto, Desde la Federación de Docentes de las Universidades (FEDUN) se analizó la situación, y los delegados de todo el país fijaron una postura respecto de los reclamos salariales y laborales. “La idea es pedir que nos llamen cuanto antes para discutir una pauta que permita proyectar el año para la docencia universitaria”, dijeron desde la federación que lidera Daniel Ricci. En la cumbre virtual, se acordó con los 38 sindicatos de base un pedido de aumento salarial del 34,5 por ciento.

 

Este porcentaje es acorde a lo que se está conviniendo para todos trabajadores docentes de todos los niveles de la educación y, a su vez, en todas las paritarias provinciales. También exigirán agregar una cláusula de revisión para los meses de septiembre y diciembre, en la que se evalúe la evolución de la inflación”, remarcó FEDUN mediante un comunicado luego de la reunión nacional.

 

Además, FEDUN destacó el trabajo de los docentes del país y la región en esta pandemia, donde los profesores mantuvieron las clases a través de la virtualidad, a través de un informe fue elaborado por el gremio docente y el centro Atenea, el cual relata la experiencia este año. A partir de estas medidas, y las aportadas por unas 40 universidades argentinas, se analiza “la situación de la infraestructura de conectividad, la situación de los y las trabajadores/as de la educación superior, y las políticas educativas nacionales e institucionales en medio del aislamiento”.

 

En este trabajo, al que tuvo acceso Política del Sur, se busca “contextualizar la situación de la virtualización forzosa de la enseñanza por medio del análisis de los casos de seis países latinoamericanos”, además de ofrecer “un panorama de la situación en la región, buscamos reflexionar sobre tópicos como la centralización, autonomía, gratuidad y acceso a la educación universitaria en distintos países hermanos”.

 

Los autores del reporte alertan que no se deben caer en “comparaciones poco fructíferas”, y aprovechar “las oportunidades y límites que las transformaciones que estamos atravesando pueden tener para el futuro de la educación argentina”.

 

En este sentido, se aseguró que “de cara a la discusión de una nueva ley de Educación Superior, como fuera anunciado por el presidente de la Nación en la apertura de sesiones ordinarias 2021, esperamos que las reflexiones constituyan un aporte al debate sobre algunos puntos que hacen al marco legal que regula la vida universitaria”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS