martes 13 de abril de 2021 - Edición Nº3955

Gremiales | 4 abr 2021

VACUNACION CORONAVIRUS

Federación médica pide que se envasen en el país las vacunas que produce laboratorio local

Desde la Federación Sindical de Profesionales de la Salud de la República Argentina pidieron al gobierno que se habilite a plantas de producción pública envasar el principio activo que hace la planta mAbxience, y que debían volver como dosis, pero que hasta ahora no se cumplió el acuerdo. Apuntan al rol del empresario Hugo Sigman.


Por:
Diego Lanese

Gracias a un acuerdo con el magnate Carlos Slim, el país y México acordaron en el 2020 producir versiones locales de la vacuna contra el coronavirus de AstraZeneca, que serían distribuidas en Latinoamérica. El convenio original estableció que la planta argentina mAbxience produciría el principio activo de la vacuna, y la firma mexicana Liomont lo envasaría. A cambio, el país recibiría 25 millones de dosis, para su campaña de inmunización. Pero hasta ahora, mientras la primera parte del acuerdo se cumplió, la segunda está en suspenso, y no se recibió ni una vacuna de este mecanismo. Ante esto, la Federación Sindical de Profesionales de la Salud de la República Argentina (FESPROSA) lanzó una campaña para reclamar que se prohíba la salida de las dosis del país, y que laboratorios estatales la envasen para uso en el país.

 

La campaña de la FESPROSA apunta a garantizar que las vacunas que se producen en la planta mAbxience se usen para inmunizar argentinos. Por eso, jun to a un centenar de entidades gremiales, sociales y políticas le enviaron un documento al gobierno nacional para que frene la salida del principio activo y que se permite envasarlo en plantas de producción pública. En el texto, al que tuvo acceso Política del Sur, la federación médica reclamó “suspender las remesas a México de la vacuna de AstraZeneca hasta que no comience la entrega desde dicho país de manera regular y suficiente de las vacunas envasadas; y se autorice bajo el régimen de emergencia a los laboratorios públicos y privados a envasar la vacuna producida por mAbxience, proveyendo la asistencia técnica y financiera necesaria”.

 

En este sentido, desde FESPROSA recordaron que la Argentina “cuenta con dos plantas públicas con capacidad de envasar productos biológicos. Son el Laboratorio de Hemoderivados de Córdoba y el Instituto Biológico Tomás Perón de La Plata. También hay establecimientos privados con la misma potencialidad”. En este punto, apuntaron contra el empresario farmacéutico Hugo Sigman, fundador del Grupo Insud, propietario del laboratorio mAxience. La denuncia de la entidad gremial es que Sigman “está sacando las vacunas del país, y las deriva a Estados Unidos, donde puede vendarlas por mayor valor al acordado con la Argentina”. La acusación, que fue ratificada a Política del Sur por dirigentes de la FESPROSA, fue ratificada por una nota en el diario el País de España, que explicó los problemas que tienen las firmas de la Argentina y México para cumplir con el acuerdo. Pese a esto, en el país se siguen produciendo los antigénicos, y enviando al exterior. “En la planta mAbxience, propiedad del empresario Hugo Sigman, se producen semanalmente varios millones de dosis de vacunas AstraZeneca que son enviadas a México, donde el magnate Slim se comprometió a envasarlas y enviarnos 25 millones de dosis. Pero al día de hoy no ha enviado ni una y no se sabe cuándo lo hará. Arguye problemas de provisión logística”, explicó la entidad en un documento enviado al gobierno nacional.

 

El malestar por la falta de cumplimiento en el envío de vacunas producidas por el país llegó al Congreso, donde los diputados del Frente de Izquierda Nicolás Del Caño y Juan Carlos Giordano presentaron un proyecto de ley para expropiar y declarar de “utilidad pública” al laboratorio mAbxience, y que se instrumenten los mecanismos para que “se puedan envasar las vacunas en la Argentina”. La izquierda realizó hace unos días un acto en Garín, en el conurbano bonaerense, para reclamar que se cumpla con el envasado de las vacunas. Allí está la planta que el FIT intenta expropiar.

 

“No puede ser que ya se hayan exportado desde Argentina el equivalente a 40 millones de dosis de la vacuna y no haya llegado una sola dosis al país. Estamos en una emergencia ante el inicio de una segunda ola de la pandemia y por eso presentamos un proyecto de ley para que se suspenda toda exportación del principio activo de esta vacuna contra el Covid-19 y se declare de utilidad pública a este laboratorio perteneciente a Hugo Sigman para que la Agencia Nacional de Laboratorios Públicos (ANLAP) se haga cargo, se pueda seguir produciendo el principio activo y se pueda concluir con el envasado en la Argentina. De esta manera no solo podríamos tener todas las vacunas necesarias, sino también se podría dotar a otros países que las necesiten”, planteó Del Caño en su proyecto de ley.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS