viernes 26 de febrero de 2021 - Edición Nº3909

Provincia | 19 ene 2021

PANDEMIA

En el 2020, en Provincia cayó hasta un 40% la vacunación obligatoria

Por el aislamiento producto de la pandemia, muchos bonaerenses dejaron de aplicarse las dosis incluidas en el Calendario Oficial. Por eso, las autoridades piden que se complete el esquema, para evitar brotes de enfermedades como tos convulsa, meningitis, sarampión o varicela.


Los efectos de la pandemia en territorio bonaerense siguen siendo variados, e incluyen aspectos sanitarios, sociales y económicos. En el primero de los casos, la caída de las consultas y prácticas médicas, es una de las preocupaciones de las autoridades. Esta semana, se conocieron datos de la vacunación en el sistema provincial, que muestran un alarmante descenso durante todo el año. Según los datos oficiales del Ministerio de Salud, por las medidas de aislamiento la cobertura de vacunación del Calendario Nacional “bajó entre un 35 y un 40 por ciento en promedio”, por lo cual las autoridades pidieron que se completen los esquemas de menores y adultos para evitar el riesgo de re-emergencia y brotes de enfermedades tales como tos convulsa, meningitis, sarampión o varicela, entre muchas otras.

 

“En la provincia de Buenos Aires como en muchos otros países las coberturas vacunales del Calendario se vieron disminuidas a raíz del aislamiento al que nos vimos obligados por la pandemia de coronavirus”, explicó Patricia Campos, directora del Programa de Control de Enfermedades.

 

En la Provincia existen más de 2 mil centros de salud municipales y hospitales provinciales con vacunatorios que, actualmente, cuentan con todas las vacunas del Calendario Nacional, 19 en total. “Es fundamental que la gente vuelva a los vacunatorios, que padres y madres tomen las medidas de prevención necesarias que todos conocemos para Covid-19 y lleven a sus hijos e hijas a vacunarse, la meta es que no queden expuestos a enfermedades potencialmente graves que son prevenibles con vacunas obligatorias y gratuitas”, dijo Campos.

 

A modo de ejemplo, la vacuna que debe aplicarse a recién nacidos contra la hepatitis B se aplicó el año pasado al 43,66 por ciento de la población objetivo; la triple viral, que previene sarampión, rubéola y paperas, se aplicó al 61,57 por ciento y la triple bacteriana, que protege contra la difteria, tétanos y tos convulsa, se dio al 62,79 por ciento de las personas que debían vacunarse. En todos los casos, se estuvo lejos del ideal del 95 por ciento al que se debe llegar para que la comunidad esté debidamente protegida.

 

"El hospital provincial Elina de la Serna de La Plata tiene uno de los vacunatorios de referencia en la Región Sanitaria XI. Su director, Juan Pablo Cocozzela, confirma la tendencia a la baja tanto en las coberturas de vacunación como en el resto de los controles de salud como consecuencia de la pandemia. “Desde el año pasado, después de mucho tiempo con faltantes, tenemos disponibles todas las vacunas de Calendario, así que están a disposición en éste y en todos los centros de salud de la Provincia”, enfatizó Cocozzela y convocó a la población a volver a vacunarse.

 

Dijo a su vez que, en el Elina de la Serna, las vacunas se aplican por demanda espontánea, sin turno previo, de 8 a 17 de lunes a viernes, “así que la gente se puede acercar y coordinar con nosotros en la entrada del hospital la hora a la que se podrá vacunar”. “No vacunar a un/a niño/a es limitarle un derecho que es el derecho a la salud, por eso les digo a las mamás y papás de niños y niñas que tienen que asesorarse técnicamente, que mucho de lo que circula es información falsa y que está probado que vacunarse es la mejor manera de evitar enfermedades y brotes que son perfectamente prevenibles con las inmunizaciones”, concluyó Campos, del Ministerio de Salud provincial.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS