miércoles 03 de marzo de 2021 - Edición Nº3914

Provincia | 19 ene 2021

Cruje el entramado opositor

Tensión entre los socios de Juntos por el Cambio

La irrupción de Carrió en la arena bonaerense trajo aparejada sutiles discrepancias con sectores del PRO muy ligados a María Eugenia Vidal y del radicalismo que se opone a la postulación de Maxi Abad. Desde la CC continúan sosteniendo que no hay mejor candidata que Lilita para encabezar la boleta a diputados nacionales de la alianza en el turno de octubre.


Por:
Federico Cedarri

El arribo de Elisa Carrió al fangoso escenario político de la provincia de Buenos Aires ya comenzó a despertar los primeros recelos y resquemores, no solo en el elenco oficialista sino también en el armado opositor.

El rigor, Lilita comenzó su derrotero despotricando fuertemente contra la disidencia radical que discutirá en el mes de marzo la presidencia del partido centenario en la provincia.

La chaqueña bendijo al diputado Maxi Abad y sembró la discordia del sector que encabeza Gustavo Posse, generando también cierta incomodidad en uno de los estelares socios de Rodríguez Larreta en la Ciudad de Buenos Aires y que apoya sin ambages la candidatura del sanisidrense: Martín Lousteau.

Desde el peronismo, un legislador con mucho recorrido en los pasillo de calle 53 le comentó a PDS que la llegada de Lilita a la provincia sin dudas que va a fagocitar las internas en Juntos por el Cambio: “El problema lo tiene ellos, ahora que controlen el desaguisado que les va a generar, Lilita es incontrolable”, manifestó socarronamente.

Mientras tanto, desde el radicalismo oficial valoraron el apoyo de la ex diputada nacional a la candidatura de Abad: “Siempre tener el apoyo de una política de fuste como Lilita nos ayuda a acumular masa política ante un año crucial”, destacó ante este portal el senador Leandro Blanco.

“Elisa es una política con años de recorrido y que obviamente viene  a enriquecer nuestra fuerza, no solo de cara al año electoral sino a darle más sustancia política al debate y la discusión sobre la provincia que queremos”, resumió.

El diputado radical platense, Diego Rovella, fue en la misma línea, pero dejó bien en claro que la presencia de Lilita si bien ayuda a que Juntos por el Cambio amplíe la oferta electoral, el radicalismo continuará con su estrategia primitiva independientemente de la irrupción de Carrió: “Nuestro objetivo es robustecer al radicalismo dentro de la alianza, queremos auspiciar candidatos propios y tenemos como objetivo prioritario poner un radical a disputar la interna para la gobernación en 2023”.

“Esa estrategia no se negocia”, avisó.

Desde el PRO también mostraron cierto desconcierto por la asonada de la chaqueña, que emparentó los métodos de Cristian Ritondo y Emilio Monzó con Máximo Kirchner y Sergio Massa al deslizar que coloca legisladores en las listas que luego comienzan a jugar para los intendentes peronistas.

“Me parece que la crítica a Cristian en realidad es un tiro por elevación para María Eugenia”, pensó en voz alta un senador de la fuerza amarilla.

“Empezó mal Lilita”, consideró.

La turbulencia generada en esa fuerza por ahora se dirime en forma subterránea, debido a que no quieren salir a sembrar discordia en el contexto de una sociedad que está atravesando un sinfín de penurias por la crisis económica que nos legó la pandemia de coronavirus.

Ante la consulta de PDS, una de las espadas de María Eugenia Vidal en la provincia, Alex Campbell, aseguró que siente “aprecio y valoración” por la figura de Lilita “pero no es momento de sembrar discusiones internas que en nada benefician a nuestra fuerza, hoy la sociedad está con la cabeza en otras cuestiones más sustanciales que una interna política”.

Otro legislador opositor, con fuertes vínculos a los intendentes del conurbano, nos decía que no entiende la postura de una de las fundadoras de Cambiemos: “Es poco comprensible la postura de Lilita, en vez de venir a la provincia a construir liderazgo parece que viene a intentar armar en desmedro del resto de las fuerzas que integral Juntos por el Cambio”.

“Todos debemos sumar para ofrecerle a la gente una buena oferta electoral, sino nos convertimos en funcionales a la estrategia del oficialismo que busca la constante división de la oposición”, sentenció.

Desde la Coalición Cívica, el titular de la fuerza a nivel provincial Andrés De Leo, volvió a reiterar ante PDS que Lilita  a ser candidata en 2021: “Es lo mejor oferta electoral que puede exponer Juntos por el Cambio”.

No obstante, relativizó los últimos embates de Lilita contra algunos integrantes del PRO, y dejó en claro la intención contemporizadora de acordar con los componentes de la alianza opositora: “Estamos abiertos a llegar a acuerdos, pero tenemos en claro que es difícil que pueda aparecer una candidato o candidata mejor que Lilita”.

Pero al mismo tiempo le marcó la cancha a sus socios: “Nosotros desde la CC ya habíamos avisado que íbamos a tener un protagonismo importante en 2021 y en 2023”.

“La presencia de Carrió sin dudas fortalece a la alianza, más allá de los personalismos en cada fuerza, asegura discusión política”, fundamentó.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS