martes 19 de enero de 2021 - Edición Nº3871

Provincia | 26 nov 2020

Resolución de Otermín

Diputados postergó la sesión para la semana próxima

A raíz del duelo decretado en el territorio provincial por la muerte de Diego Armando Maradona la conducción de la Cámara tomó la decisión de trasladar el encuentro legislativo para principios de diciembre, donde el oficialismo alimenta la expectativa de tratar el Presupuesto y Ley Impositiva


Por:
Federico Cedarri

La Cámara Baja provincial resolvió finalmente, en línea con la decisión del gobernador Axel Kicillof de decretar tres días de duelo en territorio provincial por la muerte de Diego Armando Maradona, celebrar la próxima semana la sesión prevista para este jueves, y que será ya bajo jurisdicción de extraordinarias por lo que el Cuerpo deberá definir en las próximas horas la fecha de convocatoria y las características de las iniciativas por las que va a hacer el pedido.

El oficialismo detenta la intención de tratar la semana próxima, se presume que el jueves 3 de diciembre, el presupuesto 2021 y la ley impositiva. De hecho durante la tarde de ayer y en los momentos preliminares a la decisión de patear para la semana que viene la convocatoria, se reunió el pleno de la comisión de Presupuesto y Impuestos que preside el costero Juan De Jesús y el peronismo con sus votos y el del aliado Mario Giacobbe, del bloque 17 de noviembre, logró emitir despacho de mayoría para el cálculo de gastos y la normativa fiscal, situación que dejó en la gatera a los expedientes del Ejecutivo para su inminente tratamiento en el recinto.

Los representantes de la bancada opositora votaron en contra en el cónclave de este miércoles lo que preanuncia que la discusión no está zanjada y que al parecer son varios los capítulos que nos aguardan hasta el final de esta historia

A todas luces se vislumbra una victoria pírrica del elenco oficial debido a que la negociación con la oposición cambiemista recién esta concentrándose en el análisis de lo remitido por Kicillof, de hecho el titular de la bancada del Senado, Roberto Costa, admitió ante PDS que todavía no había terminado  la revisión de la mesa técnica del espacio que comanda Damián Bonari.

Además, el 30 de noviembre esta agendado un encuentro de intendentes y legisladores  con la ex mandataria María Eugenia Vidal para elevar los pedidos finales de nuevos fondos al Ejecutivo.

Desde la bancada cambiemista también quieren definir los espacios vacantes en los organismos de contralor y los sillones vacios en el directorio del Banco provincia que por una ley no escrita le corresponden a la oposición, por lo que se presume que hay mucha agua por correr debajo del puente para intentar un tratamiento rápido de los expedientes.

A su vez, también han surgido interrogantes desde los mismo alcaldes oficialistas que no quieren quedar rezagados ante las gestiones de sus colegas de Juntos por el Cambio.

En una larga reunión con las espadas legislativas que se llevó a cabo en el despacho del titular de Diputados, Federico Otermín, trasmitieron inquietud por diferentes cuestiones, a saber: regularización de deudas por fondo Covid, la reedición del Fondo de Infraestructura Municipal por 17.000 millones de pesos que hace pocos días el jede de Ministros, Carlos Bianco, había desestimado, y libre disponibilidad del Fondo Educativo.

A todas luces no asombran las coincidencias que afloran entre los alcaldes de todos los tintes políticos con vistas a un año electoral.

La pelota parece estar en territorio del gobernador Axel Kicillof que tendrá unos días para terminar de dar las puntadas finales a un acuerdo con la oposición, vía el titular de hacienda Pablo López, encargado de desentrañar  la maraña de solicitudes de los intendentes.

Desde las bancadas cambiemistas avisan que se encuentran receptados a colaborar, pero señalan la necesidad de corregir la discriminación entre los distritos oficialistas y opositores.

El peronismo tiene como fecha tope para sacar el presupuesto al jueves 10 de diciembre: “Si es antes mejor”, rezan algunos legisladores oficialistas.

En rigor, tienen el temor de que cualquier estiramiento de las definiciones en las negociaciones termine conspirando contra la esencia del proyecto como sucedió con el debate de la Ley Impositiva en el verano pasado donde Kicillof debió ceder en muchos aspectos.

Así las cosas, las barajas parecen echadas y quedan un puñado de días para que cada sector expogan el juego y las estrategias postreras con vistas a un acuerdo consensuado.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS