jueves 26 de noviembre de 2020 - Edición Nº3817

Policiales | 16 nov 2020

EN INGENIERO BUDGE

A un año de balearla en una panadería, sigue prófugo la ex pareja de María Teresa Acosta

Alfredo Falcón es buscado por balear a la mujer en noviembre de 2019. Por el momento no hay pistas de su paradero. “Yo creo que está acá, en la casa de algún pariente”, dijo la víctima.


En noviembre del año pasado, María Teresa Acosta fue baleada por su ex pareja dentro de una panadería de Ingeniero Budge, distrito de Lomas de Zamora. Luego del brutal hecho, el hombre, identificado como Alfredo Falcón, de dio a la fuga, y hasta hoy se desconoce su paradero. “Con la pandemia medio que quedó todo en la nada. Hace un año que sucedió esto y la investigación continúa, pero siguen sin encontrarlo”, contó la mujer, visiblemente angustiada.

 

Acosta habló de lo que está viviendo a un año de su agresión, en una entrevista con el programa radial de Política del Sur. “Yo estoy segura que lo están ayudando a él. Su hija, Roxana Falcón, está económicamente bien y lo ayuda a encubrirse. Yo creo que está acá, en la casa de algún pariente”, dijo la víctima. “Me habían comentado que lo habían visto en la casa de un pariente, la policía sabe esto. Conforme con la investigación no estoy porque ya pasó un año”, agregó.

 

Falcón fue filmado cuando bajó del colectivo y siguió a Acosta hasta la panadería La Poro, ubicada en pleno centro comercial de Ingeniero Budge, donde le efectuó un disparo de arma de fuego ante la presencia de clientes y personas que vieron como escapaba caminando del lugar. Desde ese momento se dio a fuga, y los familiares y amigos de Acosta realizaron varias marchar pidiendo justicia.

Leer más: Teresa Acosta, la mujer baleada en Budge, apuntó sus sospechas contra la familia del agresor

 

Tuve que cambiar mi vida completamente, dejé todo, porque él sabía todo. Tengo que llevar una dieta diferente en las comidas porque la bala me afectó al páncreas”, contó respecto a las secuelas físicas del ataque. Acorta recordó que “yo estaba separada de él desde hace 2 años, había hecho la denuncia y tenía perimetral. Pero no pasaba nada, sabía todos mis movimientos y me llamaba”.

 

“Cuando fui a comprar me lo crucé y ahí él me dijo ‘pensaste que no te iba a encontrar’, yo ahí me crucé a la panadería, la chica cerró la persiana pero él se metió”, relató. “Gracias a dios no recibí ninguna llamada ni nada en estos días. Hoy no estoy bien, sigo con psicóloga y me agarran ataques de pánico. No voy a realizar ninguna actividad”, concluyó Acosta.

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS