viernes 30 de octubre de 2020 - Edición Nº3790

Gremiales | 16 oct 2020

LA VUELTA A LA ESCUELA

Gremios docentes porteños cumplen segundo día de protestas contra la presencialidad

Ademys y UTE realizan por segundo día retención de tareas para rechazar la decisión del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires de reabrir los colegios. “Estamos llamando a la retención de servicios porque no acompañamos la pedagogía de la crueldad”, dijo el dirigente Eduardo López.


La Unión de Trabajadores de la Educación (UTE) y el gremio Ademys cumplían este viernes con una segunda jornada de retención de tareas presenciales en rechazo al plan puesto en marcha esta semana por el Gobierno porteño, que comenzó de manera parcial con la vuelta a patios escolares de algunos alumnos y alumnas del último año de cada nivel educativo.

 

En este sentido, el secretario adjunto de la UTE, Eduardo López, explicó que el gremio exhortó a "la retención de servicios presenciales porque no acompaña la pedagogía de la crueldad", en referencia al plan implementado en la ciudad de Buenos Aires. El llamado a no asistir al nuevo formato de clases fue una medida por 48 horas, que comenzó ayer y se extenderá hoy toda la jornada, convocada por los gremios docentes UTE y Ademys.

 

"Estamos llamando a la retención de servicios porque no acompañamos la pedagogía de la crueldad", dijo López en referencia a las decisiones tomadas en este sentido en el ámbito porteño. Además, añadió que "la retención de servicios es mientras se desarrollen los servicios educativos presenciales e incluye solo a las personas afectadas", con lo cual no alcanzan a los docentes que continúan desarrollando sus tareas de manera virtual, en las clases a distancia. También, aclaró que "las escuelas están abiertas porque estamos entregando la comida al mediodía, pero ahí no van los medios".

 

El dirigente sostuvo que "los docentes no van a ir a esas actividades" convocadas por el gobierno porteño pero remarcó que tampoco harán "un piquete" para impedir que se cumpla con lo dispuesto "porque somos democráticos". "Cuando los chicos vuelvan a sus casas, ¿qué va a pasar si contagian a los abuelos?", apuntó el gremialista, quien concluyó que "esto no es educación" sino "exponer a los chicos".

 

El Gobierno porteño puso en marcha desde el último martes un plan gradual de "actividades de acompañamiento educativo" en patios de escuelas para los alumnos de la Ciudad que cursen el último año de la primaria y de la secundaria, tras la decisión del Consejo Federal de Educación que avaló que cada distrito defina, según su situación sanitaria y bajo estrictos protocolos, un regreso escalonado, parcial y gradual a la presencialidad.

 

En ese marco, la Ciudad implementó un plan distribuido en tres etapas para los alumnos y alumnas de las escuelas públicas que estén en séptimo grado, quinto año del nivel medio y sexto de las técnicas, con participación no será obligatoria.

 

Ese programa de retorno contempla "actividades educativas" que buscarán "favorecer el encuentro, socialización y aprendizaje comunitario, considerando la presencialidad como un instrumento indispensable para fortalecer y favorecer el cierre de las trayectorias escolares de manera adecuada", indicaron desde el Ministerio de Educación porteño, aunque aclararon que "no es una vuelta a clases".

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS