sábado 28 de noviembre de 2020 - Edición Nº3819

Opinión | 13 sep 2020

ELECCIONES PARTIDARIAS

Palomas de la UCR irán a la interna bonaerense para frenar a los halcones del PRO

Posse y Abad ensayarán una suerte de enfrentamiento que en los papeles será más una puesta en escena que una discusión real en términos ideológicos. La idea es ganar la UCR y abrir un espacio para sacarle el lugar a Bullrich, Pichetto y Mauricio Macri.


Por:
Por Ricardo Carossino

Aún queda por verse si la interna del radicalismo bonaerense tendrá como eje de discusión integrar un Cambiemos combativo o un Cambiemos dialoguista como propone el peronismo liderado por Emilio Monzó.

Pero lo que se descarta, es que nadie propondrá salir de Cambiemos, porque hoy, en el territorio que existe más allá de la derecha, serían una suerte de lúmpenes al margen de toda realidad política.

Al cabo, esta interna sólo será un ensayo de elecciones para legitimar a las autoridades que surjan de esta puesta en escena. Para la UCR, haber trocado un poco de poder a cambio de abandonar las banderas de aquel antiguo y supuestamente Frente Progresista, Cívico y Social, terminó por desnudar la precaria representación ideológica que de la que se jactaban.

En rigor, lo que el radicalismo está buscando junto al peronismo PRO, es construir un frente que incluya al GEN y al partido Socialista, tratando de despojarse del ropaje que les dejó Mauricio Macri.

Intentarán, si es que lo logran, inventar una realidad paralela que se parezca a “un centro” con inflexiones de la vieja centro izquierda de la época del primer kirchnerismo con una nueva derecha moderada en su fachada.

Los convencionales nacional que se elegirían el próximo 11 de octubre revisten una especial importancia pues son los que definirán las políticas de alianza que tendrá el partido de cara a las elecciones presidenciales 2023, y la provincia de Buenos Aires con sus 73 convencionales resulta clave en ese organismo federal.

Por lo pronto, ya se oficializaron las dos listas del orden provincial donde además de los 24 miembros titulares del comité provincial, se eligen 4 Delegados al Comité Nacional y 75 convencionales nacionales.

El intendente de San Isidro, Gustavo Posse, cuenta con el apoyo del senador porteño Martín Lousteau y una autodenominada “línea universitaria” del partido. El joven diputado bonaerense Maximiliano Abad es, en cambio, un emergente del partido del interior provincial con un fuerte desarrollo militante en la militancia gremial universitaria.

Así la lista de Abad es encabezada por Gastón Manes, Alejandra Lordén, Miguel Fernández, Elsa Llenderrozas, Claudio Rossi, Nora Arana y Andrés Malamud. Y la de Posse por Alejandro Etchegaray, Liliana Denot, Franco Flexas, Silvia Diana, Raúl Borrás, Ivana Coronel y Raúl Murgia.

 

La instancia superadora

 

Federico Storani ya había resaltado en una entrevista a un medio de San Isidro, en mayo de 2020 la importancia de las elecciones en la UCR bonaerense que serán a fin de año, y se había alejado del ala dura de Juntos por el Cambio al sentenciar: “Macri y Patricia Bullrich está en las antípodas de lo que expresamos nosotros”.

En ese sentido, Storani, había afirmado hace apenas cuatro meses: "Cambiemos se hizo para garantizar la alternancia en el ejercicio del poder. Después significó una frustración la del gobierno porque hubo clara hegemonía del PRO, no fue un gobierno de coalición. Era cerrado. Macri y Patricia Bullrich está en las antípodas de lo que expresamos nosotros. Tenemos mayor sensibilidad hacia los sectores que más padecen, con una visión más popular. No significa que no rescatemos algunas figuras del PRO, como la de Emilio Monzó, que tuvo una actitud más dialoguista desde la presidencia de Diputados”.

Por su parte, y luego de la alianza electoral que encabezó con Sergio Massa en 2017, Margarita Sotolbizer aclaró hace exactamente un mes que -de cara a las elecciones legislativas de 2021- se siente “más cerca” de María Eugenia Vidal que del actual presidente de la Cámara de Diputados. Además, la líder de GEN criticó al Gobierno por intentar aprobar la Reforma Judicial sin consensos y aseguró que se busca la “impunidad” con ese proyecto.

En tanto, desde el peronismo, Emilio Monzó hace tres días y resaltó de manera tajante: -“Estoy dialogando con actores políticos”, y sobre Juntos por el Cambio, remarcó: “Estoy dialogando, con Horacio Rodríguez Larreta, Rogelio Frigerio, Nicolás Massot y Sebastián De Lucca”.

Halcones y palomas empiezan a disputarse le hegemonía del poder de la derecha y la representación de un electorado antiperonista, pero los peronistas y los radicales saber de sobra que necesitan ampliar el centro si realmente quieren seguir sosteniendo un esquema de consenso dentro de los poderes legistativo  y ejecutivo a nivel provincial, municipal y tal vez nacional.

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS