viernes 25 de septiembre de 2020 - Edición Nº3755

Policiales | 10 ago 2020

HOY EN AVELLANEDA

Marcharán para pedir justicia por la muerte del repartidor asesinado en Adrogué

“A los vecinos les pedimos que no tengan miedo y nos ayuden a identificar a los agresores”, señaló la familia de la víctima a Política del Sur. Hoy marcharán desde el viaducto de Sarandí hasta la Plaza Alsina de Avellaneda.


Familiares y allegados de Fernando Marino se movilizarán este lunes en Avellaneda para pedir justicia por el crimen del joven repartidor de 28 años asesinado por motochorros durante un intento de robo ocurrido el lunes 27 de julio en la localidad de Adrogué.  

“Queremos reforzar la investigación, y para eso pedimos la colaboración de testigos que estuvieron ahí o que hayan reconocido la moto en otro hecho”, señaló a Política del Sur Fernando Cortés, tío de la víctima, que además pidió que “los detenidos sigan presos hasta que llegue el juicio”. “A todos los vecinos les pedimos que no tengan miedo y nos ayuden a identificar a los autores”, agregó Cortes. 

Según precisaron, la convocatoria es a partir de las 17 en el Viaducto de Sarandí, desde donde marcharan hasta la Plaza Adolfo Alsina de Avellaneda, y allí se concentrarán para manifestarse.

Mientras tanto, la causa permanece con un hombre y una mujer tras las rejas acusados de haber fusilado a Marino, fallecido en el hospital Lucio Meléndez a causa de la gravedad de la herida por un impacto de bala en la axila derecha. 

Ambos cayeron durante una serie de allanamientos realizados el 29 de julio. En esa ocasión, la Policía incautó una pistola calibre 9 milímetros y un casco y chalecos similares a los utilizados por los asesinos. 

Más tarde, los efectivos de la Comisaría 1° de Almirante Brown localizaron la moto utilizada durante el intento de robo y el crimen de la víctima: una Yamaha MT 03 robada en Lanús, la cual fue hallada quemada en un terreno baldío de Malvinas Argentinas.

El hecho ocurrió el lunes 27 de julio en Italia al 900, en Adrogué, adonde asistieron los efectivos de la Comisaría local a raíz de una llamada al 911 que advertía sobre un intento de robo en la zona. 

Una vez en el lugar, los policías determinaron que Marino había sido sorprendido por dos delincuentes armados que pretendieron robarle la camioneta Renault Kangoo color gris, pero se supone que, ante la resistencia de la víctima, uno de los ladrones le disparó.  

Testigos del hecho indicaron a los policías que los delincuentes se movilizaban en una moto azul y que huyeron del lugar sin concretar el robo. 

La víctima fue asistida por un móvil de la Policía que lo trasladó hasta el hospital Lucio Meléndez, donde falleció. 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS