viernes 25 de septiembre de 2020 - Edición Nº3755

Gremiales | 5 ago 2020

EN PLENA PANDEMIA

Pese al decreto que lo prohíbe, volvieron los despidos en Dánica Llavallol

Al menos dos empleados de la planta de Lomas de Zamora fueron cesanteados por la directiva del grupo Beltrán. “Fuimos despedidos por segunda vez, en menos de tres meses, nuevamente de manera injusta”, afirmaron los trabajadores en una carta abierta.


Lucas Suárez y Hugo Fiorini son trabajadores despedidos de la planta Llavallol de la empresa Dánica en plena pandemia y a pesar de la vigencia del decreto que prohíbe los despidos. Los empleados relataron la situación en una carta dirigida a sus compañeros para solicitar apoyo en el reclamo de reincorporación ante las autoridades de la empresa. El hecho tiene una particularidad: Suárez y Fiorini ya habían sido despedidos en abril pasado por no haber aceptado realizar horas extras. Tras la lucha colectiva, los reincorporaron, y hoy están otra vez en la calle por “causas inventadas”, denunciaron.

 

En el escrito, los trabajadores apuntan contra el Grupo Beltrán, propietario de Dánica Llavallol, por despedir de “manera injusta” y “perseguir” a empleados por ejercer el derecho de representación sindical. “Fuimos despedidos por segunda vez, en menos de tres meses, nuevamente de manera injusta, sin ningún motivo que justifique nuestros despidos y haciendo caso omiso tanto del decreto presidencial como de la ‘paz social’ firmada con el sindicato unas semanas antes, solo podemos decir que a la empresa les molestamos, por el simple hecho de reclamar por nuestros derechos y el de todos ustedes”, expresaron en la carta.

 

La paz social fue celebrada entre el Sindicato de Obreros y Empleados de la Industria Aceitera (Soeia) y las autoridades de la empresa, en el marco del Decreto de Necesidad y Urgencia 329/20 y sus respectivas extensiones, dictado por el gobierno nacional, que prohíbe los despidos sin causa justa.

 

Pero en Dánica Llavallol no se cumplió, según denunciaron los trabajadores: “Esto que hace la empresa no es nuevo, cada uno de ustedes recuerdan los 63 despidos, las rebajas salariales que sufrimos este último año y medio, y los “retiros voluntarios” que no son otra cosa que despidos encubiertos, algo que la empresa hizo desde el principio acá en LLavallol”, remarcaron.

 

Suárez y Fiorini hacen referencia al conflicto suscitado en abril de 2019 con el despido de 63 trabajadores de Dánica, de los cuales 33 se desempeñaban en la planta Llavallol y otros 30 en Villa Mercedes, provincia de San Luis.

 

Hoy compañeros nos toca a nosotros, que al igual que muchos de ustedes tenemos una familia a la cual llevarle el plato de comida, tenemos que pagar el alquiler y tantas otras cosas y la empresa sin importarle absolutamente nada quiere dejarnos sin ese sustento, que para nosotros al igual que para ustedes es lo único que tenemos”, señalaron en la misiva.

 

En ese marco, piden el apoyo “para ser escuchados, para golpear más fuerte y para revertir esta situación”, pero aclaran: “Necesitamos de todos ustedes”.

 

“Hoy somos nosotros dos pero mañana puede ser cualquiera de ustedes, por eso no vamos a quedarnos de brazos cruzados y vamos a seguir peleando para ser reincorporados a nuestros puestos de trabajo, porque mientras hay un decreto presidencial que prohíbe los despidos, la empresa viola sin empacho la prohibición de despedir”, concluyeron.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS