domingo 24 de mayo de 2020 - Edición Nº3631

Policiales | 30 mar 2020

CORONAVIRUS

Temperley: el policía de la Ciudad con Coronavirus siguió trabajando pese a la orden médica

El efectivo se había realizado el test el sábado 21 de marzo debido a los síntomas y se presentó a trabajar hasta el viernes pasado, cuando le diagnosticaron la enfermedad. El Municipio bloqueó el acceso vehicular en los alrededores de su casa y puso en cuarentena a una abuela y una tía que vivían con él.


Un efectivo de la Policía de la Ciudad, vecino del barrio de San José, en Temperley, quedó internado este viernes a la noche en la Clínica Juncal debido a que dio positivo a un análisis de coronavirus. Pese a la orden de los médicos, que le habían prescrito que tenía que permanecer aislado, siguió prestando servicio una semana más sin avisar a los superiores de los síntomas que padecía

Fuentes policiales que participaron del protocolo de resguardo para evitar la propagación de la pandemia junto a personal sanitario señalaron a Política del Sur que una abuela y una tía que convivían con el contagiado permanecen aisladas durante quince días en el interior de la vivienda como medida de prevención, mientras son monitoreadas diariamente para conocer su estado de salud. 

Además, desde la Municipalidad de Lomas de Zamora dispusieron cortar el acceso vehicular en tres manzanas alrededor del domicilio donde se detectó el caso, ubicado en Casuarinas 3985. A pocos metros de allí, sobre Baltazar, vive la madre del policía. 

Según precisaron a este medio, el hombre -identificado como Fernando Damián Falcón- prestaba servicio como miembro de la Policía Metropolitana en la Comisaría 6B del barrio porteño de Caballito. Concurrió el sábado 21 de marzo al centro de salud por “sentirse con calor corporal”, y entonces los profesionales le recetaron un paracetamol cada ocho horas por una semana, le realizaron el examen de hisopado en nariz y lengua y prescribieron que debía mantenerse aislado a la espera de los resultados. 

Sin embargo, tras recibir el alta parcial, continuó presentándose en su lugar de trabajo, sin advertir que debía cumplir la cuarentena, por lo que se estima que pudo haber contagiado a más personas. 

Los especialistas constataron que Falcón no vino de una zona de riesgo ni tuvo contacto directo con gente que haya regresado recientemente del exterior. No obstante, refirió que tuvo contacto directo con un compañero a quien le había cortado el pelo. 

De acuerdo al relato de Falcón, al enterarse que era portador de Covid-19, siguió a bordo del patrullero policial junto a otro uniformado, a la espera de terminar el servicio para poder retirarse a su casa por orden de sus superiores, aunque desde la seccional desmintieron esta versión y le dieron franco para que permanezca dentro de su casa. 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS