viernes 15 diciembre, 2017
Actualidad, Lomas de Zamora

Viñuales: “La idea de Cambiemos es vaciar a los municipios y transformarlo en mal humor social para 2019”

>Redacción Redacción
octubre 13, 2017

El jefe de Gabinete lomense disparó contra el oficialismo por la intención de la gobernadora María Eugenia Vidal de terminar con el fondo de infraestructura municipal. Además, confió en un triunfo de Cristina Kirchner el próximo 22 de octubre.

El primer candidato a concejal por Unidad Ciudadana en Lomas de Zamora, Guillermo Viñuales, dialogó con el programa radial Política del Sur sobre el desarrollo de la campaña electoral tanto en el distrito como en la provincia.

Estas elecciones legislativas mantienen una campaña tranquila.

-La gente está un poco harta de vernos y de la política en general, nos ven como en nuestro propio juego, y es lo peor que puede pasar. Nosotros mantuvimos la relación institucional y hace quince días intensificamos el trabajo. Recién ahora la gente vuelve a prestar atención.

¿Qué pensás del acto inaugural del Puente La Noria?

-La obra no está culminada, está aliviada para la gente que tiene que cruzar. Faltan conexiones hacia la terminal y trabajos secundarios. Entiendo que se está trabajando, pero por la veda en las obras públicas decidí no visitarla. Tratamos de no ir para no ser mal interpretados. Lo importante es que la circulación para la gente se facilitó. El ceremonial no estuvo a la altura para la inauguración o presentación, como pasa con el operativo del “Estado en tu barrio”, que compartimos con el gobierno provincial y nacional. El operativo es de mucha utilidad para los vecinos de Lomas, pero hace un mes que se partidizó por completo y el Municipio no puede participar ni es bienvenido. Además, el Municipio aporta sus trailers, no íbamos sólo a pasear, a todos los puestos durante un año y medio asistíamos con servicios para ampliarlos a los vecinos, ahora no quieren que lo hagamos y al vecino le dividen las ofertas. Todo esto transcurrió en paralelo a lo de Puente La Noria, es lamentable de una fuerza política que se cansó de criticar eso y hace de la institucionalidad una de sus bases. Sumando circunstancias, observamos que dificultan el acceso a los vecinos de Lomas a los servicios que brinda el Municipio.

Teniendo en cuenta las diversas acusaciones de distritos peronistas, ¿notás “discriminación” en el reparto presupuestario desde el gobierno provincial?

-Hay una señal de que van en ese camino por el anuncio que hizo María Eugenia Vidal, que va a dar término al fondo de infraestructura municipal, el cual conlleva un programa de endeudamiento y presupuesto votado por los diputados de Unidad Ciudadana que responden a los intendentes. No es un regalo de la Provincia, no nos están dando nada que no nos corresponda. La idea de Cambiemos es vaciar a los municipios, quitar la posibilidad de hacer obras y transformar eso en un mal humor social para 2019. Hay otros municipios que tienen obras por encima de lo acordado, más allá de la buena relación que tenemos con los intendentes, porque no se trata de un problema con ellos.

¿Considerás que el peronismo que se viene después del 22 de octubre estará alejado de Cristina Kirchner?

-El peronismo, pase lo que pase, tiene que darse un debate para poder llegar a una unidad en 2019. Con una lista de unidad ganábamos esta elección por más de diez puntos, sin duda alguna. Por motivos que dejo para después de las elecciones, los dirigentes peronistas en otras fuerzas decidieron no acompañar a la que claramente es capaz de hacer frente al Gobierno, pero confiamos en un triunfo importante el próximo 22. Por cómo la subestiman a Cristina es que estoy tan confiado en que vamos a ganar. Hubiese sido más cómodo sin el egoísmo de otras fuerzas políticas. Hay que sintetizar una única fórmula a presidente y gobernador porque con el peronismo unificado somos altamente competitivos. Hay que aprovechar las PASO para hacer entrar a todas las divergencias que quedaron afuera. Cristina le hizo una oferta muy generosa a Florencio Randazzo, en ese contexto se consideró que la unidad para llegar a las PASO era lo mejor. No hay que olvidar la generosidad que tuvo Cristina para que los compañeros de Cumplir formen parte de Unidad Ciudadana. Es claro que hoy la única que puede ganarle a Cambiemos es Cristina.

¿Qué pasaría en el peronismo a futuro con quienes se niegan a dialogar con Cristina, como Sergio Massa?

-Con muchas más diferencias, Mauricio Macri, Elisa Carrió y el radicalismo arreglaron. Si Sergio Massa quiere seguir teniendo destino en política y no seguir dilapidando su caudal político, tiene que encuadrar su movimiento político. Todos tenemos que bajar los decibeles, si consideramos que los valores del justicialismo son los que tienen que dirigir la Argentina. Lo de Massa es matemático con su decrecimiento, ya ve venir que su caudal cada vez es menos. Los dirigentes que no interpreten al pueblo y no se den cuenta de que los caprichos personales no sólo complican al proyecto, sino que los dejan en ridículo, son quienes en dos años quedan fuera del escenario político.

¿Te sentís acompañado por el PJ para tu candidatura?

-Nunca tuve el respaldo que siento en esta ocasión, en comparación con mis otras candidaturas. Todos se pusieron a disposición y me consta que están trabajando en el territorio. Acá enfrente está Mauricio Macri con su proyecto político, y hacemos un trabajo de concientización de darle importancia al voto para que conecten los vecinos con lo que anhelan. Poner la cara, la gente lo valora mucho. Vamos rumbo a una polarización en los próximos días donde tanto nosotros como Cambiemos vamos a crecer por las fuerzas que no llegaron. No significa una grieta, son dos fuerzas políticas con mayor caudal, y la gente va a elegir entre una de las dos. Estamos muy optimistas respecto a lo que puede pasar. Sumando la lista de Juan María Viñales, partimos de una base bastante importante. Veo un triunfo de Cristina, el Gobierno desplegó un triunfalismo que le va a jugar en contra y Cristina tuvo una actitud épica en esta campaña. En términos nacionales, los medios están desnivelados y sólo presentan lo negativo de Cristina, pero ella sigue luchando, avanzando y conectando con la gente. Ella genera algo que no genera ningún político en la Argentina, y eso se va a ver.

¿Cómo te ves después del 22 de octubre?

-Sentado por fin en la banca de concejal, coordinando con el Ejecutivo, pero no en la Presidencia, porque no tengo vocación. Además de mi relación con Santiago Carasatorre, uno tiene que saber en qué tiene que colaborar. Yo creo que lo que mejor puedo hacer es coordinar desde el Concejo con el Ejecutivo. El presidente tiene que estar abocado al Concejo con las ordenanzas y los vecinos. No tengo vocación de presidente, ni del cuerpo ni del bloque. La decisión final la toma la conducción, porque uno entiende que hay una vocación superior y un conductor, que acá es Martín Insaurralde. Creo que falta también un concejal que tenga vocación y la conexión con los barrios que yo mantengo.

Comments

No comments found!

Leave a Comment

Your email address will not be published.