martes 23 octubre, 2018

Tanto en Nación como en Provincia, los nombres para el 2019 se dirimirán en una contienda electoral amplia que contendrá a los múltiples sectores. Aseguran que habrá acuerdo entre intendentes y la senadora Cristina Fernández para que esto suceda. Respecto a quién es el límite, hay uno solo: el presidente Mauricio Macri.

 

Por Federico Pokorowski

 

La “tormenta” a la que el presidente Mauricio Macri aludió en su última conferencia de prensa incluye, entre otras cosas, el acuerdo del gobierno nacional con el Fondo Monetario Internacional (FMI), los reiterados aumentos de tarifas y la disparada del precio del dólar. Las decisiones económicas planeadas, los errores y sus consecuencias en la población fueron reducidas a un fenómeno climático que, eventualmente, finaliza. Esta idea de fin fue necesaria para el líder de Cambiemos, dado que el año que viene tendrá que renovar su cargo.

 

En plena tormenta macrista, el peronismo entabla sus conversaciones y delinea estrategias en la provincia de Buenos Aires, su bastión electoral, donde sus intendentes controlan varios de los municipios más populosos. La premisa para el 2019 es clara: si los distintos espacios que conforman el movimiento vuelven a ir a las elecciones separados, el que gana es Cambiemos.

 

Una fuente del peronismo bonaerense dialogó con Política del Sur e indicó que el instrumento detrás del cual se puedan ordenar las distintas corrientes del movimiento será una Primaria Abierta, Simultánea y Obligatoria (PASO).

 

Esta contienda amplia estaría ya acordada entre los jefes comunales y la senadora nacional Cristina Fernández, entendiendo que el “único límite” que hay “es Macri” y que la unidad es la única solución para que el peronismo vuelva al poder. Esta unidad estratégica es trabajada en diálogos entre los intendentes y el diputado nacional Máximo Kirchner, referente de La Cámpora y portavoz de la ex presidenta.

 

Por eso, consideran que son perjudiciales los dichos de dirigentes como el senador nacional Miguel Ángel Pichetto o el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, que pugnan por un peronismo “republicano”, pero que, entre sus principales premisas, está la de jubilar definitivamente a la ex mandataria como conductora del movimiento.

 

Hay muchos nombres que se barajan para competir el año que viene contra una eventual reelección de Macri: el jefe de la bancada de diputados del Frente para la Victoria, Agustín Rossi; el intendente de Resistencia, Jorge Capitanich; Urtubey; el ex ministro de Economía Roberto Lavagna; los gobernadores Sergio Uñac (San Juan) y Alberto Rodríguez Saá (San Luis). Incluso, no se puede descartar a Cristina Fernández, que permanece en un atronador silencio y, siguiendo el dicho de Napoleón Bonaparte, no interrumpe a su enemigo mientras se equivoca.

 

Algunos nombres medirán mejor, otros sembrarán desconfianza -como Urtubey -. Sin embargo, está claro que la PASO serán el instrumento que dirimirá al candidato peronista.

 

La situación es similar en la provincia de Buenos Aires: hoy no hay nombre puesto, pero sí algunos nombres postulados: el intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde; su par de Merlo y actual titular del Partido Justicialista (PJ) bonaerense, Gustavo Menéndez; el diputado nacional Felipe Solá, la ex ministra de Economía Silvina Batakis e incluso el líder del Frente Renovador, Sergio Massa, fogoneado por el peronismo de Pichetto y gobernadores.

 

Entre los mencionados, el jefe comunal lomense tiene el aval de varios de sus pares de la Tercera Sección Electoral, la más populosa de la provincia más poblada de la Nación. La sociedad Cristina-intendentes tuvo un capítulo distinto en las elecciones legislativas de 2017, ya que, fuera de la presidencia, no tuvo el control absoluto de lapicera para armar las listas.

 

Un dato no menor es que para fin de 2018, el presidente del PJ bonaerense será el intendente de Esteban Echeverría, Fernando Gray. Es decir: en el año que se arman las boletas, la lapicera la tendrá uno de los hombres de confianza de Insaurralde.

 

“Martín nunca sacó los pies del plato. No muchos pueden decir eso”, señaló una voz del peronismo provincial. El lomense se mantuvo siempre en el peronismo, más allá de algún coqueteo con un Massa post triunfo de 2013 y un diálogo fluido con la Gobernación provincial, que lo transformó, junto a sus pares, en el auxilio para Vidal a la hora de sacar leyes en la Legislatura bonaerense, como los presupuestos. Además, Insaurralde tiene un perfil que puede captar a un electorado lejano al peronismo o a su vertiente kirchnerista.

 

Esa ambigüedad política siempre fue motivo de recelo por parte del kirchnerismo duro. Sin embargo, uno de los gestos más contundentes de respaldo se lo dio el propio Máximo Kirchner en Lomas de Zamora en marzo de este año. “Es obvio que era más fácil para Martín ser intendente con Cristina que con Macri. Ella tenía la sensibilidad y sabía lo que su pueblo necesitaba”, había señalado en esa oportunidad.

 

Así como Macri lidia con sus tormentas económicas, la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, tiene que enfrentar sus propias dificultades. Una reciente investigación periodística denunció supuestas falsificaciones en los aportantes en las dos últimas campañas electorales de Cambiemos. Esto dañó la otrora inmaculada imagen de la porteña, que desbancó al peronismo de la provincia después de 28 años.

 

En 2017, Cambiemos apeló a la alta imagen positiva de Vidal, utilizándola como candidata no oficial para los comicios que llevaron a Esteban Bullrich y Gladys González al Senado nacional. Hoy, el escenario electoral que se vislumbra es más alentador para el arco opositor de lo que era, y el peronismo ya tomó nota de eso.

Política Del Sur
Redactor
Política del sur es un medio de comunicación radial, impreso y digital que trata temas políticos, gremiales y sociales de la tercera sección con la verdad como bandera. Más de 10 años de trayectoria avalan nuestro profesionalismo y conocimiento sobre la materia contando como nadie todo lo que ocurre en la zona sur. Por eso podemos decir que la nuestra es La verdad. Bien contada.

Comments

No comments found!

Leave a Comment

Your email address will not be published.