domingo 25 febrero, 2018

Los trabajadores se encontraron con una reducción del 20 por ciento de su sueldo, producto de la suspensión de una bonificación.

Grande fue la sorpresa de los empleados de la Municipalidad de Lomas de Zamora, cuando al ir a cobrar los haberes del último mes notaron una reducción cercana al 20 por ciento. El descuento fue masivo e incluyó a todos los empleados. Desde el Ejecutivo adujeron que es una práctica habitual suspender durante el período de vacaciones el abono del plus correspondiente a la denominada “productividad”. Desde el sindicato hicieron oídos sordos a la situación y evitaron entrar en la polémica.

Durante la semana, muchas quejas de municipales lomenses llegaron hasta nuestra redacción. La mayoría de los empleados se vieron sorprendidos por el descuento en sus sueldos, que en la mayoría de los casos llegaba al 20 por ciento. Política del Sur consultó a representantes del gremio, quienes en un primer momento negaron la existencia de “recortes”, pero luego reconocieron que lo que había ocurrido era la suspensión de una bonificación denominada “productividad”.

“Es una situación que ocurre todos los años, puede ser en enero o febrero”, justificó una fuente del gremio que prefirió mantener reserva de su nombre, y explicó: “No fue algo acordado con nosotros, porque desde un primer momento no participamos en ninguna discusión donde se discutiera qué productividad cobra cada empleado municipal”. De esa manera, el sindicalista tomó distancia del tema y se refirió a la cuestión.

En tanto que desde el Ejecutivo local dejaron en claro que es algo “habitual” que ocurre durante un mes del año. “Generalmente en los meses de vacaciones hay un plus que no se paga, por obvias razones, y que ya el mes que viene se vuelve a restituir. Es una práctica de todos los años”, explicó un funcionario comunal de primera línea.

En ese contexto, aclaró que “es un porcentaje del sueldo, que no digo que sea menor, pero es una práctica del verano de dejar de pagar, como si fuera algo establecido, aquello que tiene que ver con la productividad u horas extras, es decir, un valor agregado. Y si la persona está de vacaciones, no se le puede pagar”.

Para cerrar la polémica, el representante comunal advirtió que esta práctica, en lugar de “hacerse cuando la persona sale de vacaciones, se toma un mes, se hace esta reducción provisoria y luego se vuelve a la normalidad”.

Conclusión: los empleados de la Municipalidad de Lomas de Zamora cobraron cerca de un 20 por ciento menos de sus salarios por la suspensión de una bonificación denominada “productividad”. Una modalidad que viene ocurriendo desde hace varios años y de la que el Sindicato de Trabajadores Municipales es ajena.

Comments

No comments found!

Leave a Comment

Your email address will not be published.