martes 18 septiembre, 2018
Actualidad, Gremiales

Postales de un año agitado: los momentos que marcaron al sindicalismo argentino

>Redacción Redacción
diciembre 29, 2017

La CGT tuvo mucha actividad en 2017, en el que fue su año más político de los últimos tiempos. Primero sostuvo la unidad, a pesar de las críticas externas e internas. Negoció con el Gobierno la reforma laboral, pero le salió un ala rebelde. Del primer paro nacional de la era Macri a la pelea contra la reforma previsional. 

ENERO

El primer mes del año arrastraba viejos problemas en materia sindical: los despidos. Un informe asegura que el 2017 comenzó con más despidos y pocas perspectivas de cambio. Las cesantías ya alcanzaban a sectores hasta entonces bien posicionados, como la industria farmacéutica. La tendencia iniciada el año pasado se mantenía, lo que hizo que el desempleo se ubique en los dos dígitos. Industria y construcción, los más castigados según un informe.

Además, se produjeron reclamos a la conducción de la Federación Sindical de los Municipios Bonaerenses (Fesimubo): “Hay que cortarla con la interna del PJ”. El dirigente de Esteban Echeverría, Adrián Gouín, reclamó “un urgente plan de lucha” a la federación y criticó la postura tomada en este tiempo. “A mí, el PJ nunca me dio de comer”, agregó.

Por la pelea Micheli-De Gennaro, se fracturó la CTA Autónoma: nacía la central “Perón”. La mayoría de la dirigencia, encabezada por el secretario adjunto, Ricardo Peidro, se mudó a la nueva sede de la calle Juan Domingo Perón, en el barrio de Almagro, formalizando la ruptura, que llevaba meses. Acusaban a Micheli de ejercer una conducción “personalista” y bajo los intereses de otros sectores. La respuesta del dirigente no se hizo esperar: “Que se presenten a elecciones y las ganan si pueden”, desafió.

FEBRERO

El mes comenzó con algo que se repetirá muchas veces en la provincia: un paro del gremio médico CICOP. Los profesionales de la salud realizaron una nueva medida de fuerza denunciando la falta de respuesta del gobierno provincial y la no convocatoria para cerrar la paritaria del año 2016 y comenzar a discutir la mejora salarial de este año.

Paritarias sin techo. El dirigente del gremio de la marina mercante, Julio González Insfrán, habló de su intención de negociar salarios libremente: “No vamos a aceptar un techo”, advirtió. Destacó el plan de inversión anunciado para el sector y avaló las políticas del Gobierno: “Hay muchas cosas positivas”, dijo.

MARZO

Un día llegó: la CGT marchó contra el Gobierno y las masas la desbordaron. En la misma tarde del 7M, la central obrera protagonizó dos hechos históricos: logró uno de los actos más masivos de los últimos 15 años y fue reprobada por esa misma multitud, que le reclamó una medida de fuerza. El paro se encaminaba, pero seguía sin fecha. En la región, cada espacio lo vio a su manera. La interna de la CGT Lomas, en su punto más “caliente”.

Ataques legales y campaña de desprestigio: la estrategia oficial contra los gremios

Por otro lado, se inició la paritaria docente. Hubo enojo en las asambleas, que le dieron un rotundo “no” a la oferta oficial. La campaña contra los gremios y el ataque a los dirigentes, claves para que se mantenga la medida de fuerza.

ABRIL

Habemus paro nacional. Se cumplió la primera jornada contra el gobierno de Mauricio Macri, que se hizo sentir en todo el país. La medida enfrentó a la dirigencia sindical con el oficialismo, y la relación parecía entrar en zona de ruptura. El rechazo a los piquetes, otro punto de controversia.

Docentes nucleados en CTERA intentaron levantar una carpa itinerante, una alternativa a los paros que buscaba mantener en alto el pedido para que se abra la paritaria nacional. Bajo una intensa lluvia, los maestros fueron brutalmente reprimidos por la policía, que recibió la orden de no permitir la movida.

Luego del paro nacional, los gremios temían que Macri vaya por su propia “ley Mucci”. Dos iniciativas para limitar las reelecciones en los sindicatos más una serie de recomendaciones del Ministerio de Trabajo pusieron en alerta a la CGT, que creía que este año el oficialismo podía intentar reformar el modelo sindical. Detrás, el fantasma de la flexibilización laboral. Para la CTA, el macrismo buscaba “condicionar” a la dirigencia, pero no hacer un cambio de fondo.

Por su parte, el líder del sindicato de la construcción, Víctor Grossi, arremetió: “Estamos en presencia de un gobierno que lanzó una guerra contra los trabajadores.”

MAYO

Los gremios miraban de reojo la oferta electoral y se sumaron a la “danza de candidatos”. La dirigencia sindical se fue metiendo en la “rosca” electoral y ya pensaba en acomodarse en el escenario que se venía. La UOM se fijó en Randazzo, que fortalecía su apoyo entre los gremios industriales. Micheli y un integrante del triunvirato de la CGT jugaba su partido en Capital Federal. Las 62 Organizaciones Peronistas, con firme apoyo al oficialismo.

Baradel fue ratificado por los docentes y entonces apuntaba a la paritaria sin resolver. El dirigente ganó los comicios del sindicato más importante de la provincia con un contundente 73 por ciento de los votos. Apenas fue confirmada su conducción, remarcó que “subestimaron” a su gremio y pidió un acuerdo salarial que permitiera recuperar lo perdido por la inflación. En la región, triunfaron todos los oficialismos.

JUNIO

Héctor Daer en Lomas: “Hay una crisis social importante”, aseguró el integrante del triunvirato de la CGT, quien estuvo en el distrito en un homenaje a dirigentes sindicales organizado por la regional que comanda Sergio Oyhamburú.

Denunciaron al ministro Triaca ante la OIT por “persecución y discriminación sindical”. La CTA Autónoma presentó un recurso de queja ante la oficina nacional del organismo por el conflicto que se vivía en el Ministerio de Trabajo tras el despido de 30 empleados tercerizados de maestranza.

En la OIT, los municipales respaldaron la ley de paritarias bonaerenses.

En Claypole, hubo paro de la UTA por el asesinato de un chofer. El gremio de los choferes paralizó la actividad en varias líneas del sur del Conurbano por el trágico hecho. “Pedimos seguridad como toda la ciudadanía”, afirmaron los trabajadores. La situación se dio en una semana de duros cuestionamientos a Roberto Fernández.

Los gremios se corrieron a un costado y ocuparían pocos lugares en las PASO.

JULIO

Murió Gerónimo “Momo” Venegas, el anti K más radical que le dio a Macri su pata sindical. El líder de la UATRE falleció luego de pelear contra una grave enfermedad, y dejó al oficialismo sin su principal aliado en el mundo gremial. Polémico y provocador, se enfrentó al kirchnerismo, al que acusó de querer destruir al peronismo.

Los gremios desafiaron al Gobierno y amenazaron con movilizaciones en plena campaña. En respuesta a la intervención del gremio canillita, la CGT y las dos CTA planearon una marcha para antes de fin de mes. Denunciaban una ofensiva contra la actividad sindical. La poderosa CATT dio su aval a la jornada de protesta. Además, en la antesala de las PASO, la conmemoración de San Cayetano se volvió un grito por “paz, pan y trabajo”.

Balance de las paritarias: se rompió el techo oficial, con algunos acuerdos sorpresivos. Las negociaciones salariales para el primer semestre del año lograron escaparle al promedio 18-20 por ciento que el gobierno nacional se había fijado como meta. Las subas terminaron más cerca de la inflación real, aunque las cuotas y los pagos en negro les restaron potencia a los acuerdos. Tintoreros y aceiteros, los inesperados mejores convenios. Los gremios tradicionales, lejos del podio.

AGOSTO

Las PASO metieron a la CGT en una encrucijada por la marcha del 22 de agosto. La dirigencia gremial debía definir el tono que le daría a la movilización del 22 de ese mes, a un año de la elección del triunvirato conductor. El ala moderada quería frenar la protesta, mientras que los más radicales pretendían incluso convertirla en un paro nacional. Luego de esta actividad, se abrió un nuevo desafío: el futuro del triunvirato.

La desocupación no se detenía y en 2017 registró el pico más alto en una década. Según datos del centro CIFRA de la CTA de los Trabajadores, en los principales conglomerados urbanos bonaerenses, la tasa de desempleo ascendió a 11,3 por ciento, la más alta desde 2007. Además, el panorama se completó con la “nula creación de empleo en el sector privado” para el mismo período. “Muchos ya se dieron cuenta qué significa el cambio para los trabajadores”, dijo Hugo Durán, de la seccional Lanús de esta central obrera.

Gremios ferroviarios contra el “ramal que para, ramal que cierra” del gobierno de Macri. Un decreto habilitó al Ministerio de Transporte a cerrar ramales, lo que generó el repudio de los cuatro sindicatos del sector, que se declararon “en alerta y movilización permanente”. Luego de una reunión con el ministro del Interior y Transporte, Guillermo Dietrich, el funcionario les explicó los alcances de la medida, pero igualse mantenían las dudas. “No vamos a permitir que los ramales que están funcionando se cierren”, dijo Raúl Epelbaum, del sindicato de señaleros.

SEPTIEMBRE

Según un informe, en un año crecieron casi 35 por ciento los accidentes laborales fatales. Los datos oficiales indicaban que en 2016 murieron 700 obreros, un 35 por ciento más que los registrados el año anterior. Los gremios apuntaban a la reducción de los costos laborales y la flexibilización y precarización. “Son homicidios culposos”, denunciaron desde la CTA de los Trabajadores. Los casos de Matías Kruger y David Ramallo, ejemplos de esta desidia.

Cresta Roja, el conflicto laboral sin solución que se tensaba e incomodaba. Otra vez los operarios salieron a la calle, luego de rechazar la oferta de la empresa respecto al pago de indemnizaciones y reincorporaciones. Hubo momentos de tensión cuando la Gendarmería desalojó un corte. El gobierno de Vidal temía por los efectos de la protesta en la campaña. Interna gremial que amenazaba a un “gordo”.

Comenzaron los rumores de la reforma laboral. Los planes del Gobierno para reformar algunas leyes alarmaban a los gremios, que ven en Brasil un peligroso antecedente. Por eso, negociaron con el ministro Triaca modificaciones graduales, a cambio de concesiones para sus organizaciones. Detalles de los principales cambios que proyecta el oficialismo y su relación con el triunfo de octubre.

OCTUBRE

Elecciones legislativas: cinco nuevos “dipusindicales”. Los resultados de los comicios en la provincia de Buenos Aires otorgaron 35 bancas entre las distintas listas. Cambiemos se quedó con 15, Unidad Ciudadana con 13, 1País con 4, el FIT con 2 y Cumplir con sólo 1. Entre los 35, hay cinco gremialistas que aseguraron su lugar en el Congreso.

Comparado con la inflación, el salario real perdió más de siete puntos en dos años. Lo afirmaba un informe del Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad de Avellaneda. El 7,3 por ciento de retroceso se dio sumando la inflación de 2016 y la estimada para 2017, menos los acuerdos salariales del año pasado. Portuarios, panaderos y trabajadores del plástico, los más perjudicados. Desde 2001, los salarios no caían dos años consecutivos.

NOVIEMBRE

La CGT incorporó sectores al bloque dialoguista y aísla al moyanismo y la Corriente Federal. Luego del contundente triunfo electoral del Gobierno, la central obrera juntó fuerzas para resistir el avance de la reforma laboral. Lo hizo incorporando a su armado al MASA y las 62 Organizaciones Peronistas, en el marco de su idea de diálogo y consenso. Así, además, dejó sin poder de fuego a los sectores más radicalizados, que insistían con un paro. La izquierda, en tanto, profundizó sus críticas, avalada por los votos.

Gremios docentes denunciaron recortes y desfinanciamiento universitario en el Presupuesto 2018. Con dos informes, la CONADU y la FEDUN alertaron sobre los problemas en materia de fondos que padecería la educación superior si se aprobara el proyecto oficialista. Aseguraron que hay menos porcentaje del PBI destinado al sector y que, si se lo comparara con la inflación, los recursos serían escasos el año próximo. Detalles del ajuste que se vendría en la materia.

DICIEMBRE

El ministro Triaca quiere dar de baja cerca de 500 sindicatos y lo acusaron de fortalecer el “unicato”. Se conoció el borrador de una resolución que en 60 días dejaría sin cobertura legal a unas 450 organizaciones consideradas “sellos de goma”. En la CGT hay un “beneplácito tácito”. En cambio, la CTA considera que la medida busca profundizar el modelo actual como parte de la alianza con los sectores más tradicionales del movimiento obrero.

Los estatales cierran el año entre pedidos de cláusula gatillo y temor a despidos masivos. En las diferentes dependencias se habla de un achicamiento de la planta de empleados, que comenzó en lugares como el ENACOM y el SENASA. Se habla de unos 5 mil despidos en el verano próximo.

La ley de Responsabilidad Fiscal también generó cesantías en la Provincia de Buenos Aires y sus municipios. Además, los gremios pidieron una suba salarial extra por la inflación final del año.

Comments

No comments found!

Leave a Comment

Your email address will not be published.