jueves 14 diciembre, 2017
Actualidad, Lomas de Zamora

Oyhamburú: “No creemos en que hay nuevos inversores hasta que no les conozcamos las caras”

>Redacción Redacción
diciembre 03, 2017

El dirigente sindical detalló el conflicto que mantiene la clínica Estrada con despidos arbitrarios y deudas salariales. Además, destacó la necesidad de que la CGT dialogue por la reforma laboral porque las movilizaciones no lograrán frenarla.

En el marco de la toma de la clínica Estrada de Banfield como consecuencia del despido de 70 trabajadores y la deuda de salarios que arrastra la administración, el titular de la CGT regional Lomas de Zamora, Sergio Oyamburú, confirmó que, a partir del llamado a conciliación obligatoria, los empleados fueron reincorporados y se ratificó el compromiso de terminar de pagar la deuda salarial para el próximo jueves.

De esta forma, el dirigente de la Sanidad detalló que, después de que se anunciaron los despidos en la clínica, desde el gremio decidieron acompañar a los trabajadores en la toma hasta la intervención del Ministerio de Trabajo. “Se habló de que los despidos fueron arbitrarios, a dedo. Vemos que están perdiendo el rumbo y se habló sobre inversores a los que no les conocemos las caras”, remarcó en diálogo con el programa radial Política del Sur.

Asimismo, el dirigente apuntó contra la administración de la Estrada por no dar a conocer las identidades de los supuestos inversores interesados en la institución, por lo que se sospecha la inexistencia de los mismos. “Veníamos viendo una administración que no da pie con bola, pero no es nuestra responsabilidad, nosotros queremos trabajar. Si no pueden administrar, lo mejor sería que venga un grupo inversor como dicen que tienen o que la vendan”, manifestó.

No obstante, Oyhamburú adelantó que las reuniones continuarán esta semana para hablar sobre los nuevos inversores y el futuro de los trabajadores de la clínica, los cuales suman 280 dentro del sindicato de la Sanidad más los médicos.

Por otro lado, el titular de la CGT regional se refirió a la última movilización por la reforma laboral y enfatizó la necesidad de llegar a un diálogo a partir de una estrategia política desde el movimiento sindical, ya que “con la ética no se puede parar la reforma”. Advirtió que hubo artículos dentro del proyecto que, al perjudicar la ley de contrato laboral, fueron “volteados”, pero que el movimiento no se puede “entretener puteando a la CGT”.

“Mientras todos putean a la CGT y se quedaron con eso, los senadores junto con los gobernadores avalaron el ajuste a los jubilados. La CGT jamás fue consultada por esa reforma. (…) Acá no se para la reforma con la ética; si no hay una estrategia política, nos come el Gobierno”, acusó.

Comments

No comments found!

Leave a Comment

Your email address will not be published.