domingo 05 de abril de 2020 - Edición Nº3582

Almirante Brown | 27 feb 2020

TRAS EL ESCRACHE AL GENOCIDA DE ADROGUÉ

“Estas son demostraciones de que la gente tiene memoria y sigue pidiendo justicia por los 30.000 desaparecidos”

Así lo afirmó la docente de la agrupación Carlos Fuentealba Lorena Reyes, al reclamar que la Justicia dé marcha atrás con la libertad condicional que le otorgó a José Maidana, quien durante la última dictadura fue guardiacárcel en el centro clandestino “El Vesubio”. “No queremos a ningún genocida en la calle”, advirtió.


Distintas organizaciones sociales, políticas y gremiales marcharon la semana pasada por las calles céntricas de Adrogué para escrachar en la puerta de su casa al genocida José Néstor Maidana, quien vive en esa localidad y fue beneficiado por un fallo judicial que en enero pasado le otorgó la libertad condicional.

 

En ese marco, la docente Lorena Reyes, integrante de la agrupación Carlos Fuentealba de Almirante Brown y una de las organizadoras de la actividad, valoró en diálogo con Política del Sur la visibilización” del caso, debido a que -contó- durante el recorrido, “mucha gente que no sabía de esta situación, se enteró”.

 

La movilización contó con la participación de alrededor de 300 personas, entre ellas la Madre de Plaza de Mayo Nora Cortiñas. Comenzó en el ex Colegio Nacional de Adrogué y siguió por las principales arterias de la ciudad hasta la intersección de Nother y Avellaneda, donde reside quien durante la última dictadura cívico militar fuera guardiacárcel en el centro clandestino de detención El Vesubio, por donde pasaron unas 2500 personas, muchísimas desaparecidas.

 

Según comentó Reyes, “la responsable de que Maidana esté libre es la jueza Sabrina Namer”, del Tribunal Oral Criminal Federal 4 de la Ciudad de Buenos Aires, “con el argumento de buena conducta intramuros, pese a las pericias que observaban que era un riesgo para terceros, no era propicio para vínculos saludables”.

 

El represor fue condenado en 2011 a 22 años y medio de prisión por 91 casos de torturas y desapariciones, aunque luego se presentaron más denuncias hasta llegar a 158, explicó la docente browniana. Quedó en libertad condicional el 15 de enero de este año. Es decir, cumplió apenas un cuarto de su condena en cárcel común.

 

Esto es un nivel de impunidad terrible, da mucho enojo, mucha bronca que suceda”, manifestó la docente browniana, pero destacó la necesidad de “salir como sociedad a denunciar estas cosas para que sea una demostración de que no queremos a ningún genocida en la calle”.

 

Asimismo, aseguró que “estas son demostraciones de que la gente tiene memoria y sigue pidiendo justicia por los 30.000 desaparecidos”, y advirtió: “Nuestra intención es mantener fuertemente esta denuncia y hacer todo lo posible para que Maidana vuelva a la cárcel y cumpla cárcel perpetua y efectiva”.

 

El próximo objetivo será llevar este reclamo el 24 de marzo, cuando se realice un nuevo acto por la Memoria, la Verdad y la Justicia, a 43 años del último golpe cívico, eclesiástico y militar en la Argentina.

 

Continuidades

 

Otra denuncia que realizó la integrante de la agrupación Carlos Fuentealba fue que, al llegar a la casa del excarcelero, había “un cordón nutrido de policías armados con pistolas 9 milímetros”, situación por la cual responsabilizó al Municipio.

 

Al mismo tiempo, rechazó las recientes declaraciones del presidente Alberto Fernández, quien destacó que las Fuerzas Armadas “hoy están totalmente integradas a la sociedad argentina”, lo cual “amerita que de una vez por todas demos vuelta la página y celebremos”.

 

Si bien después de la polémica que generaron sus frases, el Jefe de Estado pidió disculpas a través de las redes sociales por su forma de expresarse y aclaró lo que en realidad habría querido decir, Reyes sostuvo que “acá hay otra cosa que tiene que ver con una continuidad de distintos gobiernos democráticos que han tenido en resguardo a las fuerzas militares”.

 

En esa línea, cuestionó que “se mantuvo esa continuidad de resguardo, y más allá de que es el primer país que los condena, después esas condenas no terminan siendo aplicadas en su totalidad”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS