martes 07 de abril de 2020 - Edición Nº3584

Lomas de Zamora | 24 feb 2020

GABRIEL MARIOTTO

El enojo de un ex vicegobernador ante la continuidad de un funcionario de Vidal

El ex vicegobernador de la provincia de Buenos Aires Gabriel Mariotto aprovechó la presencia en el estadio del titular de Aprevide, Juan Manuel Lugones, para manifestar sus inquietudes ante la continuidad en su cargo.  “Este nivel de odio, persecución y mediocridad no se puede tolerar”, sostuvo el ex vice del Taladro, dejando en el entrecejo una de las decisiones más polémicas llevadas a cabo por el ministro de Seguridad, Sergio Berni.


En el marco del encuentro que Banfield y Aldosivi disputaron el viernes pasado por la 21º fecha de la Superliga, el ex vicegobernador de la provincia de Buenos Aires Gabriel Mariotto apuntó todos los dardos contra la figura del secretario ejecutivo de  la Agencia de Prevención de la Violencia en el Deporte (Aprevide), Juan Manuel Lugones, y junto a este a la decisión del ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, de dejar en el cargo al polémico funcionario de María Eugenia Vidal y Cristian Ritondo.

“Estoy en el estadio de Banfield y me encuentro con Juan Manuel Lugones, el secretario de Aprevide de Vidal, ejerciendo funciones. Este nivel de odio, persecución y mediocridad no se puede tolerar en un gobierno que tiene al compañero @Kicillofok como Gobernador”, escribió en Twitter el expresidente de Club Atlético Banfield.

La ratificación en el cargo de Lugones por parte de Berni fue una jugada que no cayó bien en el Frente de Todos, y menos aún para el impulsor del Fútbol para Todos y extitular de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA).

Intento hacer lo mejor desde una mirada profesional, no desde una mirada caprichosa o ideológica”, había afirmado Berni al justificar la decisión de no realizar cambios en varias áreas de su cartera. Algo que a nivel nacional, de la mano de Sabina Frederic contrariando la “doctrina Bullrich”, sí sucedió. Los hechos condimentaron aún más las divergencias que tuvieron (tienen) los funcionarios del gobierno de Axel Kicillof y Alberto Fernández. 

Lugones había sido feroz crítico de la seguridad deportiva durante el kirchnerismo. Llegó incluso a prohibir el ingreso de bombos con las imágenes de Juan Domingo Perón y Evita. Aspóstol de la tolerancia cero con las hinchadas, su gestión fue muchas veces cuestionada, ya que sus medidas fueron en algunos casos exacerbadas y no atendieron los riesgos que algunos desmadres podrían generar, como ocurrió en los partido Lanús-River por la Copa Argentina en septiembre pasado o Velez-Defensa y Justicia en la balacera de Florencio Varela en 2018.

De hecho, desde la Coordinadora de Derechos Humanos del Fútbol Argentino habían sostenido que la continuidad del funcionario de Vidal en el cargo "significa un golpe para los hinchas, cansados de recibir maltratos de las fuerzas represivas, y hasta resulta contradictoria para con los saludables cambios en materia de seguridad que se vislumbran a nivel nacional".

La polémica en torno a la figura de Lugones fue aún mayor cuando a principios de febrero, según RealPolitik, el secretario de Aprevide fue denunciado por acoso sexual y abuso de autoridad a una oficial ayudante de policía.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS