domingo 05 de abril de 2020 - Edición Nº3582

Avellaneda | 17 feb 2020

CUMBRE FERRARESI-CACHO ÁLVAREZ

Primeros efectos y repercusiones de un reencuentro

La reunión entre el Intendente y su ex jefe político era algo anhelado por las bases del peronismo avellanendense y una confirmación de la máxima “es con todos”, más allá de que existan desconfianzas. La primera señal de acercamiento se vería en el Concejo Deliberante.


El reencuentro entre el intendente de Avellaneda, Jorge Ferraresi, y Baldomero “Cacho” Álvarez de Olivera, su antecesor y ex jefe político, comenzó a dar lugar a especulaciones y alcances de lo que se habría hablado en la reunión del jueves pasado.

Desde las inmediaciones del jefe comunal consideraron el encuentro como una aplicación de la máxima “es con todos”, iniciado por la vicepresidenta Cristina Fernández al impulsar como candidato a presidente a Alberto Fernández, estrategia que derivó en el triunfo electoral del peronismo. Aun así, no interpretan al cónclave como la bienvenida del exintendente al Frente de Todos.

“Fue una reunión entre dos intendentes que tenían diferencias personales y hablaron cuestiones de los intereses de la ciudad”, señaló una voz de las huestes ferraresistas a Política del Sur.

Cerca del ex jefe comunal también interpretaron el cónclave como una señal de la unidad impulsada por el binomio Fernández-Fernández. El vínculo entre el Intendente y Álvarez de Olivera data de muchos años, por lo que el encuentro entre ambos  “era un pedido de muchos de los compañeros de base” que se “preguntaban cuándo se iba a dar”. Aun así, manifestaron que el anhelo era expresado “muy por lo bajo, porque Ferraresi es muy especial”.

“Siempre dijimos que el Intendente hizo una buena gestión y vamos a seguir planteando nuestras diferencias para debatir, construir y trabajar para lo que viene, como dice en el tweet. Lo que no vamos a hacer bajo ningún punto de vista es decir a todo que sí, aclararon, en referencia a ciertos modos de conducción de Ferraresi que sus detractores le atribuyen.

Otras voces peronistas con las que este medio dialogó vieron con buenos ojos este reencuentro si es en beneficio de la “unidad del peronismo” y que los que se fueron se reincorporen para sumar a la causa, habida cuenta de que tanto el país como la provincia de Buenos Aires deben recuperarse de un crecimiento exponencial de la pobreza, una caída en el comercio y la producción y los compromisos de deudas con el exterior pendientes.

Eso no quita que haya ciertas desconfianzas con la movida de los dos referentes peronistas de Avellaneda. “Si es para acomodamientos personales, no estaría bien”, indicó uno de los consultados.

Por otra parte, algunas de las voces consultadas dieron una pista de un posible efecto inmediato de la reunión: la concejal de Peronismo Federal, María de Jesús Balbuena, que es conducida por Álvarez de Olivera, podría comenzar un acercamiento al oficialismo local, ya sea sumándose al bloque del Frente de Todos o trabajando en interbloque.

Desde el oficialismo avellanedense señalaron que Balbuena ya realiza un “trabajo en común” con los representantes de la gestión local en el Concejo, lo cual sería “blanquear una situación”.

“Mantuvo la independencia, pero en el último tiempo estuvo contribuyendo o colaborando”, remarcaron.

Balbuena comenzó su actual mandato en el Concejo en 2017, ya que integró la lista de Cambiemos. Previamente, había sido edil por el peronismo y ocupó cargos tanto en la gestión de Álvarez de Olivera como de Ferraresi.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS