domingo 05 de abril de 2020 - Edición Nº3582

Provincia | 17 feb 2020

PROVINCIA DE BUENOS AIRES

Las palabras y las cosas: el conflicto entre Berni y Frederic no ayuda a la seguridad en el Conurbano

La tensión entre los ministros de Seguridad nacional y provincial, Sabrina Frederic y Sergio Berni, respectivamente, estuvo solapada por una serie de episodios, marchas y hechos delictivos que hicieron de la primera quincena de febrero la más caliente del verano 2020. El debate sobre el control de las fuerzas federales en el Conurbano bonaerense es el eje de toda la discusión, aunque es menester conciliar ambos perfiles. 


Por:
Walter Sosa

El nuevo capítulo de discusiones entre Sergio Berni y Sabrina Frederic se había abierto el domingo de la semana pasada cuando se hizo pública una carta que el ministro de Seguridad provincial le envió a la titular de la cartera nacional en la que dijo que ante el aumento del delito sólo recibía burocracia como única respuesta” y le reclamaba a la ministra el retiro de las fuerzas federales de la provincia de Buenos Aires.

“La presencia de las fuerzas federales en esta jurisdicción sin una conducción clara no sólo resulta estéril, sino que agrava y complejiza la operatividad diaria de los elementos policiales provinciales, poniendo en situación de detrimento a la Provincia que concentra más del 40% de la población del país”, planteaba Berni en la misiva difundida por Infobae, con fecha 5 de febrero.

El punto de conflicto radicó, tal vez, en “la doctrina de seguridad” de ambos funcionarios. El perfil integrador y contemplativo de la antropóloga no se ajustaba al pragmatismo del funcionario del gobernador Axel Kicillof. 

La tensión fue tal que tuvo que intervenir el propio presidente de la Nación, Alberto Fernández, para que luego el mandatario provincial encabece un encuentro con la ministra y el responsable de la seguridad provincial, con el objetivo de minimizar la disputa entre ambos funcionarios por las fuerzas federales en el territorio bonaerense.

No obstante, la calma duró poco y Twitter fue el escenario para que el ministro le propine a Frederic un adjetivo con sesgo de ironía y repudio.

“Lo que nos distingue de los aficionados es el método”, subrayó Berni en la red social tras un encuentro en la misma jornada en la que estuvo presente Frederic en el marco del primer encuentro del Consejo de Seguridad Interior en Tucumán. De ese evento se filtró un video donde el gobernador Juan Manzur le dio consejos a la ministra sobre a quién poner en la Agencia Federal de Seguridad, aunque eso es un capítulo aparte.

Frederic agarró el guante un par de horas después y sostuvo que las críticas de Berni “no contribuyen a mejorar las políticas de seguridad de los bonaerenses”. 

Y todo esto en un contexto de hechos de inseguridad que afectan, por ejemplo, en Avellaneda, a dirigentes políticos como Jorge Degli Innocenti. O en Esteban Echeverría, donde horas después de una marcha en Luis Guillón en reclamo de seguridad asesinaron a un hombre. En tanto, en Lomas de Zamora hubo reuniones entre concejales y funcionarios del área, aunque los reclamos por el funcionamiento de las cámaras sigue latente. Lanús quizá sea el que mejor maneja la cuestión de la mano de Diego Kravetz.

El punto sobre Frederic y Berni es que ambos tienen razón. Las fuerzas federales deberían estar codirigidas por las autoridades provinciales a los efectos de resolver las problemáticas que pueden ser entendidas únicamente por funcionarios que conocen el terreno en el cual son producidas. También es cierto que los modos del funcionario provincial tal vez no sean los correctos, y más en un contexto donde la prioridad de la seguridad va en línea con el desarrollo productivo, la educación, el trabajo, la salud, y particularmente, ver cómo avanzan las negociaciones por el pago de la deuda externa. 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS