miércoles 19 de febrero de 2020 - Edición Nº3536

Gremiales | 13 ene 2020

INFORME DE LA UNDAV

2019 trágico: la crisis destruyó 400 puestos de trabajo por día

Los datos del Observatorio de Políticas Públicas de la universidad del sur bonaerense contabilizaron la pérdida de unos 120 mil puestos laborales formales, un record para la gestión pasada. La semana pasada el gobierno presentó un proyecto para crear 20 mil puestos de trabajo este año.


Por:
Diego Lanese

En la segunda mitad de la gestión de Mauricio Macri estuvo marcada por las dificultades económicas, que generaron serios problemas en materia de empleo. La suba record de la tasa de desocupación fue la principal variable a esta realidad, que dejó números muy preocupantes. Las primeras medidas del gobierno actual apuntan a frenar la situación de crisis, para en una segunda etapa buscar reactivar el mercado laboral. No será fácil, ya que la destrucción es muy grande. Así lo marca un informe de la Universidad Nacional de Avellaneda (UNDAV), que contabilizó la destrucción de 400 puestos de trabajo formales de enero a octubre del 2019, lo que suma un total de 120 mil. La cifra podría aumentar cuando se conozcan las cifras de los dos últimos meses del año. En este contexto, la región es uno de los lugares donde más se hace sentir la desocupación, con varios conflictos todavía abiertos.

El trabajo del Observatorio de Políticas Públicas de la UNDAV marca la gravedad de la pérdida de puestos de trabajo en 2019, en cuyos primeros 10 meses alcanzó casi los 120 mil, unos 400 por día. “La recesión durante 2019 continuó con la caída de empleo y que todavía no se observan signos de recuperación. El empleo privado formal perdió casi 12 mil puestos de trabajo por mes durante el año. La destrucción acumula 119 mil puestos de trabajo en 10 meses y podría alcanzar los 145 mil puestos de trabajo en el año”, remarcó el informe, al que tuvo acceso Política del Sur. Además de la cuestión laboral, el trabajo analizó las principales variantes de la actividad económica, los cuales “están por el piso”. “El PBI caería 3,1 por ciento y acumularía una baja del 5 por ciento en 4 años que se acercaría al 9 por ciento si se tiene en cuenta el PBI per cápita. Además, la producción industrial sufre una caída promedio interanual del 7,2 por ciento. El consumo privado sufriría, por lo tanto, su peor caída desde el año 2009”, adelantaron desde la UNDAV.

El contexto que generan estos indicadores negativos hacen pensar que en los primeros tramos de este año la situación general no cambiará demasiado, más allá de las medidas adoptadas en este mes de gestión para apaciguar el impacto de la crisis. Es que los ingresos de los asalariados que no perdieron sus trabajos es una de las cuestiones que más preocupa. Según el informe de la UNDAV, “los salarios reales de los trabajadores formales cayeron un 2,1 por ciento en acumulado en octubre del 2019 pero la caída podría alcanzar al 3 por ciento en diciembre”. Además, la desigualdad salarial entre convenios colectivos de trabajo “se disparó en los últimos dos años e implicó un aumento de la segregación entre trabajadores de distintos gremios. Estos cambios están impulsados por las modificaciones en los precios relativos que aconteció con las devaluaciones de 2018-2019”, y el haber mínimo jubilatorio “se desplomó un 16 por ciento desde la reforma de la fórmula de movilidad jubilatoria en diciembre del 2017”. “Como contrapartida a la caída de empleo y pérdida del poder adquisitivo, la tasa de interés, la inflación, el dólar y el riesgo país subieron y se agravaron los problemas de pobreza, inseguridad alimentaria y desempleo”, concluyó el trabajo universitario.

La semana pasada, el presidente Alberto Fernández presentó un proyecto que prevé una inversión de 9 mil millones de pesos para los próximos 90 días y se espera atender las principales urgencias en materia de empleo. Las cooperativas llevarán adelante el trabajo con la mirada puesta en la igualdad de género, ya que la mitad de la plantilla de trabajadores estará conformada por mujeres. El plan, denominado “Argentina Hace”, busca crear 20 mil fuentes de trabajo en los próximos meses. La propuesta, explicó el primer mandatario, se trata de un plan integrador que resuelva pequeñas obras que son necesarias y a su vez genere empleo. “La mitad de los que trabajen van a ser mujeres. El plan es absolutamente integrador porque busca resolver pequeñas obras que necesitan los ciudadanos de todo el Gran Buenos Aires y que serán realizadas por los propios vecinos y cooperativas constructoras”, detalló Alberto Fernández.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS