martes 25 de febrero de 2020 - Edición Nº3542

Policiales | 30 dic 2019

INSEGURIDAD

La Policía Federal evitó un robo y abatió a dos delincuentes

El hecho ocurrió el domingo a la madrugada en una juguetería de Glew. La Justicia dispuso que el agente, que se encontraba de civil, permanezca en libertad.


Un agente de la Policía Federal acribilló a dos delincuentes e hirió a un tercero que se encuentra grave. Otros dos escaparon a bordo de un auto, permanecen prófugos y son intensamente buscados.

 

Fuentes policiales indicaron que el efectivo que se desempeña en la división comisaria Casa de Gobierno, identificado como Jorge Agustín Vale, domiciliado a pocos metros de la estación de trenes de Glew, actuó para evitar el robo de la juguetería donde atendían sus padres, que fue asaltada el domingo a la madrugada.

 

De acuerdo a los datos aportados por distintas fuentes a Política del Sur, todo habría comenzado cuando tres hombres ingresaron al comercio que atiende un matrimonio de nacionalidad boliviana, situado en la calle Uspallata al 3100, donde, a punta de pistola, exigieron dinero y otras pertenencias de valor. Mientras tanto, otros dos quedaron afuera como "campana" a bordo de un automóvil.

 

Para sorpresa de los malvivientes, un hijo mayor de la pareja que descansaba en la parte trasera de la propiedad fue advertido por su hermana de doce años. Se trata de un suboficial de 23 años que se encontraba de franco de servicio y vestido de civil.

 

Al ver lo que ocurría, tomó su pistola reglamentaria (una Pietro Beretta calibre 9 milímetros), fue hasta el lugar y vio que los asaltantes le apuntaban en la cabeza a su madre.

 

El agente federal se habría identificado como tal y, al ver que los ladrones le apuntaron, les disparó y abatió a dos dentro del comercio, e hirió al tercero, que cayó en el patio.

 

Allí quedaron dos armas usadas por los delincuentes: una pistola Glock y una Bersa, ambas calibre 9 milímetros. A partir del relato de testigos, se conoció que otros dos cómplices se dieron a la fuga en un automóvil de color blanco.

 

Al escuchar las detonaciones, uniformados de la Comisaría 7° de Almirante Brown que circulaban por la zona se acercaron inmediatamente para prestar colaboración.

 

En tanto, el delincuente herido, Rodolfo Ariel Aranda, de 37 años, fue trasladado a un centro asistencial de la zona y luego fue derivado al hospital El Cruce-Néstor Kirchner de Florencio Varela, donde quedó internado en grave estado.

 

Interviene en el hecho la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 7, que dispuso que el policía implicado permanezca en libertad.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS