sábado 14 de diciembre de 2019 - Edición Nº3469

Lomas de Zamora | 29 nov 2019

FIN DE MANDATO

Oyhamburú confesó que no habló con Insaurralde sobre su futuro fuera del Concejo

El secretario general de la CGT Regional y concejal saliente de Lomas de Zamora, Sergio Oyhamburú, hizo referencia a sus últimos días en el Concejo Deliberante lomense. Pese a que el jefe comunal todavía no se comunicó con él para ver si su futuro político sigue en el Municipio, el titular de Sanidad enfatizó que “se siente parte de su equipo aunque en el rol de militante”. Remarcó que su conductor gremial es Héctor Daer y lamentó el ataque al busto de Rucci en Temperley. “También hay gorilaje de izquierda”,  manifestó.


El 6 de diciembre se prevé dar inicio al tratamiento deliberativo del Cálculo de Gastos y Recursos con el que el Ejecutivo local se supeditará en el Ejercicio 2020. También habrá Asamblea de Mayores Contribuyentes. Además, un condimento de índole más emotivo es que se trata de la última sesión de dos figuras fuertes que tuvo el salón San Martín en los últimos años: una es Ana Tranfo y el otro Sergio Oyhamburú.

Ambos podrían seguir su carrera política en el Municipio. Sin embargo, en el caso de Oyhamburú todavía no se ha dado la charla con el intendente Martín Insaurralde. 

“No me llamó. Que haga lo que quiera. Yo no pregunto cuándo me ponen o me sacan. No tengo porqué llamarlo ni tampoco él está obligado a llamarme. Somos grandes y no tengo más caprichos, pero yo voy a seguir militando igual”, expresó a Política del Sural ser consultado sobre la existencia de conversaciones con el mandamás lomense.

“Me siento parte del equipo, pero mi rol es de militante”, aclaró el titular de ATSA.

Por otra parte, lamentó los actos vandálicos contra el busto de José Rucci en una plaza de Temperley. La escultura del ex secretario general de la CGT fue teñida de rojo. En el suelo pudo verse papeles con el nombre de Agustín Tosco, en referencia a una posible agrupación obrera.

“Los compañeros nuestros expresaron su rechazo sobre este acto vandálico. Gorilas no hay de derecha nada más, también tenemos el gorilaje de izquierda”, recalcó el titular de la CGT Regional Lomas de Zamora, para quien “todo lo que pase en estos días, del 27 de octubre hasta que suma Alberto Fernández, tendrá que ver distintas situaciones que movilicen a toda la ciudadanía, con informaciones falsas y negativas o compañeros que vigilantean”.

Para Oyhamburú, “está todo muy raro y esto no ayuda en la transición de un panorama catastrófico”. “Lo único que recuperamos es la esperanza porque aún no gobierna Alberto Fernández, y aunque gobierne, vamos a remar en dulce de leche”, advirtió.

Oyhamburú dijo no tener idea de quiénes son. “Es la primera vez que se están identificando. Nosotros estamos para poner la cara, no nos encapuchamos. Acá hay gente que se esconde”, criticó, al tiempo que informó que están analizando si las cámaras del Sindicato de Maestranza llegaron a registrar algo.

Para el titular de la CGT local, el hecho “es un mensaje para la sociedad”. “No es casualidad. En América Latina está todo difícil y en el único lugar donde se sigue defendiendo la institucionalidad aparece este tipo de situaciones”, sostuvo al valorar el peronismo unido.

A su entender, “la izquierda siempre ha sido funcional. Está fuera de tiempo, forma y esquema”. “Tenemos todavía resabios de estas actitudes nefastas, pero llega en un momento donde la amplia mayoría del movimiento sindical tiene un gobierno en puerta y es parte de ese gobierno. Cuando hablamos de Alberto, no lo hacemos en tercera persona, él es nuestro”, expresó.

Bono

Respecto del bono, elemento que ha sido eje de discusión en el movimiento obrero, en especial a partir de las declaraciones del líder camionero Hugo Moyano, que llamó a que todos los sindicatos lo exijan, Oyhamburú recalcó: “Cada sector tiene que discutirlo dentro de la paritaria. Nos parece más que irresponsable pedir un bono que sea generalizado.”

“Los muchachos (en referencia al moyanismo) son testimoniales en las conversaciones con los gobiernos. Lo que hay que tener en cuenta es que hay una CGT, hay una institucionalidad que defender”, señaló el titular de Sanidad al remarcar la necesidad de que,, si tienen que plantear algo que lo hagan en el marco de la organización que tiene su sede en la calle Azopardo.

Respecto de su futuro sindical, sostuvo: “Depende de Héctor Daer, él es mi conductor gremial y donde él me pida que esté voy a estar”.

“Puedo estar en la sede de Capital o barriendo dentro de un gremio, lo que me desvela es esta parte del gremio”, concluyó.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS