sábado 14 de diciembre de 2019 - Edición Nº3469

Lanús | 28 nov 2019

SUBAS DE TASAS DE HASTA 55 POR CIENTO

El Concejo aprobó la preparatoria de la Fiscal e Impositiva para el 2020

Sin el acompañamiento de la oposición, el gobierno de Néstor Grindetti le dio vía libre al aumento de tasas, que se revalidará el 5 de diciembre próximo en la Asamblea de Mayores Contribuyentes. Antes de la sesión, un grupo de militantes presentó una nota para reclamarle al Frente de Todos que conforme un bloque único.


En una sesión que duró alrededor de dos horas, el Concejo Deliberante de Lanús aprobó ayer, sin el apoyo de la oposición, la preparatoria de la Ordenanza Fiscal e Impositiva, que prevé subas de tasas municipales de entre 45 y 55 por ciento. La jornada debió haberse llevado a cabo el viernes pasado, pero la oposición no dio quórum. El expediente se revalidará el 5 de diciembre en la Asamblea de Concejales y Mayores Contribuyentes, y a continuación se votará el Presupuesto para el ejercicio 2020.

 

El jefe del bloque Unidad Ciudadana-PJ, Héctor Montero, fue el encargado de argumentar el rechazo al proyecto en nombre de todas las bancadas de Unidad Ciudadana y del Frente Renovador. Luego de puntualizar en cuestiones referidas a valores y criticar el nuevo esquema tributario, el edil manifestó que “el fracaso de la política económica nacional impactó fuertemente a nivel local, distorsionando todas las variables recaudatorias y de gastos de la gestión Grindetti”.

 

Y agregó que aunque en el gobierno municipal “han logrado despegarse en el imaginario colectivo de esa responsabilidad, formaron y forman parte de la misma lógica político económica”.

 

En tanto, la concejal de Cambiemos Noelia Quindimil se limitó a detallar los principales cambios propuestos para la ordenanza que regirá en el ejercicio tributario del año próximo y aclaró que en realidad, el aumento promedio es del “46 por ciento”.

 

 

Se acentúan las diferencias dentro del Frente de Todos

 

Por otra parte, el Cuerpo le dio aval sin discusiones a un proyecto presentado por el Ejecutivo que establece la creación del Juzgado Municipal de Faltas N° 5. Lo llamativo fue que los concejales de los tres bloques de Unidad Ciudadana lo rechazaron, mientras que Sebastián Beroldo, del Frente Renovador, votó por la positiva (los otros dos ediles massistas, Juan Soto y Marcela Fernández de Pallares, estuvieron ausentes).

 

Es que, según trascendió, toda la oposición habría estado de acuerdo en avalarlo y luego los tres bloques de Unidad Ciudadana se habrían echado para atrás y votaron negativamente.

 

Si esta situación fue un motivo para analizar las diferencias que se vienen acentuando dentro del Frente de Todos, previo a la sesión sucedió algo más importante aún como para ratificarlo: un grupo de militantes peronistas llegó hasta el palacio municipal para presentar una nota en la que le piden a la oposición que conforme un bloque único, no como pretende el Frente Renovador, que anunció que trabajará como interbloque.

 

Por esa razón, además, los militantes le pidieron una reunión a Sebastián Beroldo, quien en diálogo con Política del Sur contó que recibió a un grupo de ellos la semana pasada y hoy a otro, pero se negó a la petición porque no quiere compartir espacio con el presidente del Partido Justicialista (PJ), Darío Díaz Pérez.

 

“Con Díaz Pérez adentro es imposible, no va a pasar nunca eso”, aseguró Beroldo.

 

Otro pedido que le hicieron estos militantes al Frente de Todos es que la Presidencia del HCD quede para la oposición, a sabiendas de que el massismo ya había anunciado que apoyaría a Cambiemos.

 

Al respecto, Beroldo remarcó: “Cuando fue Díaz Pérez intendente, nosotros teníamos la mayoría y se lo respetamos, es sentido común esto, corresponde que sea así.”

 

 

LEER MÁS: Sebastián Beroldo durísimo contra Díaz Pérez: “Hay dirigentes a los que la gente no los quiere más”

 

 

A parar a archivo

 

Una particularidad que se dio durante esta sesión ordinaria (la decimoprimera del año), fue que, de 164 proyectos que se trataron, 95 fueron a parar a archivo, algo sobre lo cual intervino también Montero.

 

El edil justicialista cuestionó que “muchos de estos expedientes se transformaron en urgentes y extemporáneos, porque fueron trabados en Comisión, fundamentalmente en la de Gobierno. Dentro de esos expedientes, tenemos pedidos de informe, declaraciones de emergencia, solicitudes de los vecinos”.

 

 

Todas, todos, todes

 

Precisamente, hubo dos proyectos que se enviaron a archivo por los cuales se pronunció la concejal de Unidad Ciudadana-FpV Natalia Gradaschi: uno para modificar el reglamento interno del HCD en lo referente al número de comisiones internas de trabajo para incorporar una comisión de mujeres e igualdad de género; y otro para establecer la paridad de género en el ámbito de las autoridades del Cuerpo.

 

A ese pedido, más a la característica que tiene Gradaschi de emplear el lenguaje inclusivo, salió al cruce con los tapones de punta la concejal del PRO Laura Lavandeira, quien exigió que cuando los concejales intervengan, “utilicen las palabras que están regidas bajo la Real Academia Española”.

 

También, objetó: “No podemos modificar el reglamento interno por una resolución o un decreto. Hay que hacer una comisión para la verificación del reglamento para poder armar una comisión nueva.”

 

Luego, Gradaschi redobló la apuesta acentuando más los términos y adelantó que en el próximo período legislativo presentarán un proyecto para instaurar en el Concejo el lenguaje inclusivo.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS