sábado 14 de diciembre de 2019 - Edición Nº3469

Avellaneda | 13 nov 2019

DENUNCIAS POR VIOLENCIA LABORAL

Daniel Ferro: “Magdalena Sierra tiene una sonrisa dibujada permanente, pero es absolutamente ficticia”

El dirigente del Sindicato de Trabajadores Municipales de Avellaneda Daniel Ferro sostuvo que, al haber creado el intendente Ferraresi un gremio paralelo, “generó miedo” en los trabajadores municipales, que serían obligados a afiliarse al mismo y no al que conduce Hernán Doval. Acusó al jefe comunal de incumplir la ley y de que, entonces, los funcionarios que le siguen hacen lo mismo. También, señaló que Daniel Aversa “es un títere de Ferraresi”.


En el marco de las denuncias judiciales por violencia laboral que realizaron tres trabajadoras del Municipio de Avellaneda contra la diputada nacional, directora del Observatorio Social de Políticas Públicas local y esposa del intendente Jorge Ferraresi, Magdalena Sierra, desde el Sindicato de Trabajadores Municipales (STMA) remarcaron que esa situación es consecuencia de que, entre otras cosas, el jefe comunal “generó miedo” en sus empleados, sumado a que el titular del otro sindicato (SUMA), Daniel Aversa, “es un títere de Ferraresi”.

 

LEER MÁS: El Cholo García llamó “gordo mamarracho” al titular del gremio de municipales afín a Ferraresi

 

En diálogo con Política del Sur, Daniel Ferro, secretario de Prensa y Comunicación del STMA, recordó que al SUMA -donde están afiliadas las tres trabajadoras denunciantes, de las cuales una fue despedida- lo creó el propio Ferraresi, y por esa razón, los empleados son obligados a afiliarse a ese gremio y no al que conduce Hernán Doval, que es el único con personería gremial en el Municipio y sin embargo no es convocado por el jefe comunal para negociar paritarias, quien de esa forma incumple la ley 14.656.

 

“Tenemos algunas denuncias, sin darnos nombres, por malos tratos, pero hay gente que no quiere denunciar escribiendo, tiene miedo, con lo cual la actuación nuestra se acota. Sí podemos ir a cada área, ver cómo está la situación, aunque no sean afiliados nuestros, pero la gente tiene miedo”, sostuvo.

 

Asimismo, denunció que “cuando vamos como sindicato con la personería gremial, que somos los que realmente defendemos los derechos de los trabajadores, al que se acerca a hablar con nosotros ya lo marcan, le quitan las horas extras, si tiene alguna bonificación se la quitan o intentan trasladarlo”.

 

En ese sentido, al referirse al accionar de Magdalena Sierra, opinó que “si ella como esposa no le dice al marido ‘viejo, cumplí la ley, por favor’, evidentemente son iguales”, y acusó que la funcionaria “tiene una sonrisa dibujada permanente, como la ves en los actos políticos, en la televisión, en alguna nota, pero es absolutamente ficticia”.

 

Asimismo, el dirigente recordó que el año pasado tuvo lugar un episodio que tuvo como protagonista a la subsecretaria de Seguridad municipal, Mónica Ghirelli, quien -dijo- “le violó el domicilio con la Policía” a una trabajadora municipal.

 

“Al no respetar el ‘número uno’ de la administración municipal, que es el Intendente, una ley que es de orden público, es decir, de cumplimiento obligatorio, de ahí para abajo, sus funcionarios pueden hacer cualquier cosa, y de hecho lo hacen”, cuestionó.

 

En esa línea, continuó: “Si a una trabajadora del área social, la mujer de Ferraresi la trata así y a otra le violan el domicilio,  ¿qué podés esperar del Intendente y de su esposa?, ¿que cumplan la ley?. Los funcionarios, dicen ‘si el uno hace eso, yo hago lo que sea’”.

 

Y concluyó: “Hay un montón de cuestiones que cuando la gente se dé cuenta de quién es Ferraresi, no sé si lo vuelve a votar.”

 

LEER MÁS: Hernán Doval confirmó un “diálogo institucional” con Jorge Ferraresi

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS