jueves 05 de diciembre de 2019 - Edición Nº3460

Provincia | 12 nov 2019

NUEVA GESTIÓN

Magario se diferencia de Salvador y pide recuperar los puntos recortados del presupuesto de la Legislatura

La Vicegobernadora electa le habría pedido a Axel Kicillof recuperar el porcentaje de partidas del Parlamento bonaerense que se achicó durante la gestión Vidal-Salvador. Entiende que contar con una buena caja será crucial para lograr acuerdos con bloques opositores.


Ajuste y deuda. Con estas dos palabras se podría sintetizar al gobierno saliente de María Eugenia Vidal. Una administración que decidió profundizar el límite de gastos para la política y que, llevado al plano legislativo, significó una caída de las partidas del 1,6 al 1,2 por ciento del presupuesto provincial.

 

De cara a la nueva conformación legislativa, donde el Frente de Todos será mayoría en Diputados solamente si se mantiene unido, y en el Senado tendrá que vérselas con el bloque de Juntos por el Cambio (un bloque de 26 senadores contra 20 del FDT), la vicegobernadora electa, Verónica Magario, le habría pedido al mandatario electo, Axel Kicillof, recuperar lo perdido para tener mayor margen de maniobra en el recinto.

 

Es que Magario necesitará muñeca política y caja para enfrentarse al desafío de conducir la Cámara. La reducción de gastos para el plano legislativo se había iniciado con el vicegobernador Gabriel Mariotto, pero el ajuste se profundizó con Daniel Salvador a la cabeza del Senado mediante una modificación de la ley 12.450. Lejos había quedado ese 1,9 por ciento que tradicionalmente percibía el segundo poder del Estado.

 

En 2018, el gobierno de María Eugenia Vidal le pidió a la Legislatura un nuevo ajuste del gasto público. En su momento, había propuesto que los recursos para el Parlamento no superen el 1 por ciento del presupuesto de la administración bonaerense. Hecho que tuvo que negociar con Salvador y el por entonces presidente de Diputados, Manuel Mosca. Se hablaba de gastos por encima de los 8300 millones de pesos para dividir entre las dos cámaras.

 

Ahora bien, fuentes cercanas a la vicegobernadora electa explicaron que de cara al 2020 buscarán aumentar las partidas para la Legislatura. Es decir, recuperar el porcentaje que se había perdido: de ese 1,2 por ciento al 1,9 durante el primer mandato de Daniel Scioli.

 

“El año que viene, Verónica Magario tendrá que negociar demasiado y quiere tener billetera fuerte para poder hacerle frente al año legislativo que se viene”, remarcaron.

 

Estas son una de las cuestiones que se están hablando en el marco de las reuniones de transición y frente a un presupuesto provincial que brilla por su ausencia, dado que el oficialismo aún demora en su presentación. De hecho, no son pocos los que estiman que el presupuesto 2020 se votará a fin de año.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS