viernes 13 de diciembre de 2019 - Edición Nº3468

Gremiales | 6 nov 2019

DESPIDOS

Gráficos denuncian despidos masivos para condicionar acuerdo social de Alberto Fernández

Desde la Federación Gráfica Bonaerense denunciaron que muchas empresas cesantean personal "aprovechando el tramo final de un gobierno despreciable". El sindicato, que forma parte de la Corriente Federal, dice que de esta forma quieren adelantarse al acuerdo que buscará firmar el futuro gobierno.


La Federación Gráfica Bonaerense, que lidera Héctor Amichetti, repudió "los incesantes despidos de trabajadores de la actividad en los últimos meses y semanas", y denunció "la clara intencionalidad patronal de burlar la propuesta de acuerdo social" que planteó el presidente electo, Alberto Fernández, a pocos días de asumir el gobierno.

 

Un documento de la organización sindical sostiene que "la cantidad de despidos en la actividad es sumamente preocupante", y señala que las empresas Ipesa, Interpack, Flint Inc., Laminación Gráfica, Embapack y Envaplast se apresuran a empujar al desamparo a decenas de trabajadores, aprovechando el tramo final de un gobierno despreciable".

 

Amichetti y los secretarios de Organización y de Prensa, Mario Abraham y Ricardo Suárez, respectivamente, expresaron también que el gremio implementará "todas las acciones solidarias necesarias con las familias trabajadoras" ante "la irresponsabilidad patronal y la pasividad oficial".

 

"Los gráficos denuncian a sus patronales y a todos los empresarios de gremios hermanos, que con este tipo de actitud especulativa boicotean desde ahora al próximo gobierno y su voluntad de reactivar la economía, la producción y el trabajo", concluyeron los dirigentes.

 

El caso más grave dentro del cuadro de despidos es el de la empresa Ipesa, que cesanteó a 50 trabajadores días atrás, la mitad de su personal. Por este conflicto, se realizará una audiencia el próximo miércoles.

 

En el caso de Interpack, una de las firmas más grandes del rubro, también acaba de despedir a cinco trabajadores en una práctica que se repite por goteo en muchas de las pymes que predominan en el sector.

 

Desde el gremio creen que ante el nuevo escenario político, las empresas se apuran a cesantear trabajadores, adelantándose a un acuerdo social donde es previsible que se contemplen mecanismos para disuadir despidos.

 

El saldo para los trabajadores gráficos es muy negativo en estos casi cuatro años de macrismo. Se perdieron 3.500 puestos al haber cerrado 350 pymes del rubro. Durante los primeros tres años fueron un promedio de ocho por mes, y en el último, once por mes.

 

El sector más afectado fue el de edición e impresión, con una baja estrepitosa en la producción de libros, entre otros motivos, por falta de promoción de políticas públicas.

 

Sobre esta situación, desde la Federación Gráfica advierten: “Ante la irresponsable actitud empresaria y ante la pasividad gubernamental estamos dispuestos a poner en práctica todas las acciones solidarias con las familias trabajadoras afectadas”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS