jueves 05 de diciembre de 2019 - Edición Nº3460

Gremiales | 5 nov 2019

TRANSPORTE

La CATT suma gremios y consolida su poder pensando en la futura conducción de la CGT

La cámara de transportistas anunció la vuelta de al menos nueve organizaciones, entre ellas la Unión Ferroviaria y los peones de taxi. Así, fortalece su postura de cara al año próximo, donde se definirá una nueva conducción de la central obrera.


La Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT) selló la semana pasada la incorporación de ocho gremios consolidando así su poderío en el mundo sindical.

 

La organización que conduce Juan Carlos Schmid definió el retorno de sindicatos fuertes con funciones estratégicas en el sector. Se trata de la Unión Ferroviaria de Sergio Sasia y la Federación de Peones de Taxis, que conduce Omar Viviani. También se sumaron a la CATT la Asociación del Personal de Dirección de Ferrocarriles Argentinos (APDFA), Asociación Profesional de Capitanes y Baqueanos, Centro de Comisarios Navales, Centro de Capitanes de Ultramar, Sindicato Argentino de Obreros Navales y Servicios de la Industria Naval de la República Argentina (SAON) y Centro de Jefes y Oficiales Navales de Radiocomunicaciones.

 

La mayoría de estos gremios se habían distanciado de la confederación tras la ruptura de la CGT durante el gobierno de Cristina Kirchner, y bajo el ala de la CGT Alsina de Antonio Caló, habían creado la Unión General de Trabajadores del Transporte (UGATT), en oposición a la CATT.

 

Con este rearmado, la entidad que lidera Schmid toma fuerza y redobla el protagonismo de cara a la renovación de autoridades de CGT y la reestructuración del sindicalismo tras el triunfo de Alberto Fernández.

 

En ese contexto, los gremios del transporte fijaron tres pedidos concretos a Fernández: institucionalización del diálogo social tripartito, participación plena en la elaboración de políticas del área y un viejo reclamo como el desarrollo de un plan integral del transporte.

 

Asimismo, el sindicalista, que también conduce la Federación Marítima Portuaria y de la Industria Naval de la República Argentina (Fempinra) recordó que “hace varias semanas se solicitó una reunión con el candidato, hoy presidente electo”.

 

Desde la CATT anunciaron que participarán del Plenario de Secretarios Generales de la CGT, que se realizará el viernes 8 de noviembre en el histórico edificio de Azopardo 826.

 

Gremio de pilotos

 

Por otra parte, el ministro de la Producción y Trabajo, Dante Sica, habilitó la creación de la Unión de Pilotos de Aviadores de Latam, un sindicato exclusivo por empresa que surge a partir de la interna promocionada desde el Gobierno que fracturó a la Asociación de Pilotos (APLA), que encabeza Pablo Biró.

 

La creación del nuevo gremio se conoció el viernes pasado en el Boletín Oficial, a partir de la resolución 1138/2019. Les otorga un plazo de diez días a los impulsores de la nueva organización para conformar la entidad.

Desafiado internamente por los pilotos de Latam, Biró convocó hace casi dos meses a una asamblea de APLA para determinar medidas de protestas.

 

Sin embargo, fue rechazada una de las mociones puestas en debate para expulsar del gremio a los tres pilotos de Latam que habían participado del primer vuelo interchange a Miami, que habilita la utilización de aviones con matrícula extranjera pero utilizando mantenimiento y tripulación argentina.

 

Biró les apuntó a sus colegas por querer formar un “sindicato amarillo” (por empresa), algo que ya se dio en algunas low-cost bendecidas por el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich.

 

Ahora, con el aval de Sica, surge un nuevo actor en el mapa gremial aeronáutico. Es parte del plan del oficialismo para quebrar la resistencia de los pilotos que ya había comenzado con la promoción de sindicatos en las low cost y ahora el de Latam, para un universo laboral reducido, con 1600 trabajadores activos, aproximadamente.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS