miércoles 11 de diciembre de 2019 - Edición Nº3466

Pirincho | 5 nov 2019

LA ROSCA

Pirincho no quiere que lo dejen afuera

Terminaron las elecciones y se vienen los cambios. El “show de la repartija” está a pleno y nadie se quiere quedar afuera. Pirincho nos cuenta todo. Una edición “volvimos-volvimos”.


ANGULO: ¿Cómo anda, maestro de maestros?

PIRINCHO: Acá andamos, querido. Descansando un poco después de lo que dejó el vendaval.

ANGULO: Me imagino que se refiere a las elecciones…

PIRINCHO: Por supuesto. Dejaron muchas sorpresitas. No sólo en el ámbito nacional, sino también en lo regional.

ANGULO: ¡Ni que lo diga!

PIRINCHO: A no pocos asombró la arremetida final de los de Cambiemos. Hubo unos cuantos que se pegaron un julepe de aquellos.

ANGULO: ¡Me consta! Ocurre que otra vez fracasaron los encuestadores. Los boca de urna decían una cosa y nuevamente la realidad fue otra.

PIRINCHO: Tiene razón. Cuando comenzaron a salir los números oficiales a partir de las 21, a muchos se les llenó el “quetejedi” de dudas.

ANGULO: Y a muchos de certezas.

PIRINCHO: Es así nomás. Ahora, entre nosotros, convengamos que la mayoría de los intendentes del PJ hicieron una gran elección en el “Conurba”.

ANGULO: Es cierto, anduvieron por la media del 60 por ciento. Hicieron una elección extraordinaria.

PIRINCHO: Hablando de elecciones extraordinarias, los que están saltando en una pata son los “amarillos” de Lanús.

ANGULO: ¡Y no es para menos! ¡Lo del “Pelado Amarillo” fue un triunfazo! No lo esperaba nadie. Dio vuelta más de 30 mil votos.

PIRINCHO: ¡Y mucho menos la gente de “Depiedra”!

ANGULO: Me imagino.

PIRINCHO: Le cuento que los muchachos estaban a media tarde descorchando champagne, pero cuando llegaron los datos oficiales, no entendían nada.

ANGULO: ¡De terror!

PIRINCHO: Encima les habían pasado la data de los “boca de urna” en los que eran claramente ganadores.

ANGULO: ¡Ups!

PIRINCHO: Cómo será que apenas terminada la elección, el inefable “Nicola” ya se había mandado a las redes sociales con un categórico tuit celebrando la victoria de la boleta completa del Frente de Todos.

ANGULO: ¡No podés!

PIRINCHO: Le aclaro que no fue el único. El “Mago” Julián también cayó en la trampa.

ANGULO: Otro que pisó el palito…

PIRINCHO: Usted sabe cómo son estas cosas, al carro del vencedor se suben todos. El tema es verlos en la derrota.

ANGULO: ¡Una gran verdad!

PIRINCHO: Bueno, lamentablemente, me tocó ver a los muchachos en la derrota.

ANGULO: ¿Y?

PIRINCHO: Y… la cosa no terminó nada bien. Le digo más, volaron un par de piñas y me dicen que también algunas sillas.

ANGULO: ¿Para tanto?

PIRINCHO: Es que cuando se dieron cuenta de lo ocurrido, ya era tarde. Es ahí que aparecieron “los talonarios de facturas”. Y le puedo asegurar que no había ninguna de dulce de leche, aunque sí muchos cañoncitos.

ANGULO: Siempre tan rápidos de reflejos los compañeros de Lanús.

PIRINCHO: Usted lo ha dicho. Las diferencias aparecieron de inmediato, sobre todo con la gente del Evita. Me cuentan que nunca hubo onda con “el Agustín”, y cuando se apareció por el búnker de “Depiedra”, medio prepotente, ni lerdos ni perezosos, los compañeros lo “embocaron”.

ANGULO: ¡Apa!

PIRINCHO: La cosa no terminó ahí. Las críticas contra el candidato y su forma “bolivariana” de hacer campaña están a la orden del día.

ANGULO: ¡Hacen leña del árbol caído!

PIRINCHO: Para colmo de males, el “petiso” a cargo del PJ se mandó con una denuncia sobre padrones truchos. El “sopeti” salió a embarrar la cancha.

ANGULO: ¡No diga!

PIRINCHO: Le aclaro que nadie, al menos por ahora, le dio mucha bola al tema. Al “peti” no le va quedar otra que volver al consultorio de dentista. O vivir del sueldo de la esposa, que va a ser concejal.

ANGULO: No es mala idea.

PIRINCHO: El que anda muy inquieto es el querido “MI” en Lomas de Zamora.

ANGULO: Pero hizo una gran elección. ¿Cuál es el problema?

PIRINCHO: Al contrario. El hombre se “cargó” a varios distritos de la provincia y es el encargado de pedir pista en la futura gestión del “Axel”.

ANGULO: Caramba. Mire que hay mucho para repartir…

PIRINCHO: Bastante, pero usted sabe cómo son los muchachos de ambiciosos. No hay nada que los satisfaga.

ANGULO: Mire usted…

PIRINCHO: El tema es que, me dicen, hay unos cuantos cargos a repartir, pero para ocuparlos quieren a un intendente del “Conurba”.

ANGULO: ¿Posta?

PIRINCHO: ¡Recontra posta! Suenan AySA y Acumar.

ANGULO: Interesante…

PIRINCHO: Puede ser, pero con esas cositas a los intendentes no los contenés. Los compañeros metieron más de dos millones de votos para la “causa”. Los muchachos quieren más.

ANGULO: ¡Apa!

PIRINCHO: Al que dicen que ya le consiguieron un lugar importante en Provincia es al “pelado” a cargo de las delegaciones de Lomas.

ANGULO: ¿Le “consiguieron” o se lo sacaron de encima?

PIRINCHO: Hay un poco de todo. Había olor a ciclo cumplido, pero también es cierto que “MI” quiere ocupar los casilleros que consigue con gente de confianza y amiga. El “dolape” es uno de ellos.

ANGULO: ¡Tomá pa’vó!

PIRINCHO: Le advierto que en Lomas se vienen muchos cambios. Si finalmente “MI” confirma que el “Guille” baja al Concejo Deliberante, seguramente habrá muchos cambios en el Ejecutivo municipal.

ANGULO: ¡Qué fenómeno!

PIRINCHO: El que viene subiendo en sus acciones es “Martincito de Gobierno”. Le dieron la tarea de manejar la campaña, y aparentemente lo hizo bien. Así que…

ANGULO: ¡Qué bueno! ¿Nadie se quejó?

PIRINCHO: Bueno, algunas quejas aparecieron. Usted sabe cómo son estas cosas. En política hay muchos celos.

ANGULO: Claro.

PIRINCHO: Me contaron que la noche del cierre de elecciones hubo alguna bronca de la gente del “Capitán Beto”.

ANGULO: ¿Qué pasó?

PIRINCHO: No gustó ni medio que “MI” haya cambiado el lugar de los festejos. Los compañeros querían celebrar el triunfo en la sede del PJ y otra vez tuvieron que ir a un local. Me dijeron que la bronca fue tal que al final ninguno fue a dicho lugar. Hasta el querido “Tarta” se rebeló esa noche.

ANGULO: ¡Epa!

PIRINCHO: Le aclaro que después, el querido Beto retó a los compañeros díscolos. Les aclaró que a la tarde había recibido en su domicilio a “MI” y que habían acordado el cambio de lugar. Que estaba todo más que bien entre “MI” y el “Capitán”.

ANGULO: Raro…

PIRINCHO: Sí. De todas formas, el que seguía caliente era el “Tarta”.

ANGULO: ¿Para tanto? Encima no había más de diez cuadras de distancia. Con el auto llegaba en un periquete.

PIRINCHO: En realidad, el “Tarta” no estaba tan enojado por lo del “cambiazo”, sino por el uso de su auto.

ANGULO: No entiendo.

PIRINCHO: Vio que el “Tarta” tiene muy buena onda con Daer…

ANGULO: Sí, claro.

PIRINCHO: Bien, parece que el “Gordo” le mangueó el auto al siempre solidario “Tarta”, porque con el suyo había habido una confusión y se fue para otro lado. Al parecer, había una rosca importante con “Alberto F”.

ANGULO: ¿Entonces?

PIRINCHO: Como Daer sabía que el “Tarta” andaba por Capi, rápido de reflejos, le mangueó el autito.

ANGULO: ¿Y cuál fue el problema?

PIRINCHO: Que Daer le devolvió el autito a las cinco horas.

ANGULO: ¡No me diga que el “Tarta” se volvió a Lomas en colectivo!

PIRINCHO: Me parece que no. Se tuvo que quedar a esperarlo.

ANGULO: ¡Amigos son los amigos!

PIRINCHO: Usted lo ha dicho. Le dejo la yapa: uno que también anda pidiendo cargos es el derrotado locutor radicheta de Avellaneda.

ANGULO: ¿El Luisito? ¡Pero si perdió!

PIRINCHO: Es cierto que perdió, pero eso no le quita la posibilidad de reclamar, en nombre de la oposición, la Defensoría del Pueblo.

ANGULO: ¡Alalá!

PIRINCHO: Se va a poner linda Avellaneda. Bueno, ahora lo tengo que dejar porque tengo que ver cómo sigue la repartija de cargos en Provincia y Nación. ¡Un abrazo para todos y nos leemos la semana próxima!

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS