domingo 20 de octubre de 2019 - Edición Nº3414

Gremiales | 8 oct 2019

DATOS OFICIALES

Para ATE-Indec, durante el macrismo no hubo "cambios estructurales" en la pobreza

En un informe, el gremio y el organismo analizaron los datos anunciados la semana pasada y afirmaron que los supuestos avances de los que habló Mauricio Macri “son mínimos”. No se observa ningún salto cualitativo que amerite que el Presidente diga que estamos mejorando en lo estructural”, revela el trabajo. Además, adelantaron que la inflación seguirá subiendo hasta el fin del mandato actual.


Por:
Diego Lanese

Hace un tiempo, cuando la crisis hizo inevitable comenzar a hablar de pobreza y desempleo, el presidente Mauricio Macri usó un argumento bastante especial para explicar los supuestos avances de su gestión: “Vamos a tener la misma pobreza que cuando asumimos, pero distinta, porque tenemos una economía lista para crecer y hemos atacado la pobreza estructural”, dijo en una entrevista, dejando en claro que su promesa de “pobreza cero” era ya un mero recuerdo.

 

El lunes pasado, el Instituto Nacional de Estadísticas y Censo (INDEC) dio tasa del segundo trimestre del año para ese indicador, un 35,4 por ciento, que es el más alto en años. Con estos números, la junta interna de ATE en el organismo de estadísticas realizó un meticuloso análisis sobre los indicadores de pobreza durante el macrismo, y concluyó que el actual gobierno no dio “ningún salto cualitativo” en la materia. Además, alertó que la inflación sigue en una espiral ascendente que se mantendrá hasta fin de año.

 

El trabajo de ATE-INDEC fue difundido luego de que se dieran los datos de pobreza de la semana pasada, donde se analiza este drama en el país y su evolución desde que asumió Macri la Presidencia de la Nación. “Extrapolando los datos a todo el país, unos 14,3 millones de los 45 millones de argentinos son pobres, es decir, contando todos los ingresos del hogar (trabajo, jubilaciones, asignaciones), no llegan a juntar para una canasta muy básica, cuyo precio actual para una familia tipo en el Gran Buenos Aires es de unos 28 mil pesos”, explica el informe. A su vez, casi tres millones de personas son indigentes (6,7 por ciento).

 

Sobre los supuestos cambios “de fondo” de los cuales habló Macri, ATE-INDEC rechaza en su trabajo esta afirmación. “Si bien el INDEC no cuenta con un indicador continuo de pobreza estructural, se pueden comparar datos de la Encuesta Permanente de Hogares con indicadores sobre distintos temas estructurales de condiciones de vida, como vivienda, acceso a servicios, salud, educación, etc.”, aclara. En ese sentido, la junta interna dice que esos datos no muestran “casi nada”.

 

“Los ‘avances’ que se ven entre 2016 y 2018, son ínfimos, en muy pocos casos las diferencias son estadísticamente significativas. No se observa ningún salto cualitativo que amerite que el Presidente diga que estamos mejorando en lo estructural”, agrega el documento, al que tuvo acceso Política del Sur.

 

El porcentaje de población que vive sin saneamiento adecuado, sin agua corriente, en viviendas deficitarias a fines de 2018, por ejemplo, “es muy parecido a lo que había en 2016, y las pocas mejoras no son novedad, sino que continúan tendencias previas”.

 

En los últimos tiempos, el oficialismo insiste en hablar de mejoras en cuestiones “que no se ven”, como asfalto y redes de infraestructura. Pero el informe de ATE-INDEC lo pone en duda. “La población que no tiene acceso al agua corriente, a las cloacas o al gas de red, a fines de 2018 era de 50,1 por ciento, apenas unas imperceptibles décimas menos que en 2016, cuando era de 50,6 por ciento (en 2006 era 54,3 por ciento)”, destaca el trabajo.

 

En conclusión, dice el gremio, el Jefe de Estado “pidió en campaña que se juzgue su gestión por sus logros”, por lo cual se difundieron varios de esos “logros”.

 

En este sentido, Raúl Llaneza, titular de ATE-INDEC, remarcó que la proyección de pobreza es más preocupante, aunque no se hace oficialmente. “Nosotros no estimamos indicadores, se lo dejamos a las consultoras y especialistas. La UCA dice que vamos a estar cerca del 40 por ciento de pobreza cuando se termine el gobierno de Macri”, sostuvo en diálogo con Política del Sur.

 

El dirigente adelantó que todo lo previsto indica que “la pobreza va a seguir subiendo, ya tenemos una suba de ocho puntos comparado con el mismo semestre del año pasado, y nada hace pensar que esto baje”.

 

En cuanto a la inflación, el otro gran flagelo de la economía argentina, los datos no son más alentadores. “Lamentablemente, desde que asumió este gobierno hasta febrero de 2019 los precios subieron un 190 por ciento, con un promedio anual de casi el 40 por ciento”, informó la junta interna estatal.

 

“Ahora la inflación sigue altísima (nadie se atreve a afirmar que será menos del 40 por ciento este año) y el mercado de trabajo se está despedazando, con destrucción de puestos de trabajo de calidad, aumento de la desocupación, la subocupación y la informalidad”, critica ATE-INDEC, que realizó una feria frente al organismo el día que se presentaron los datos.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS