domingo 20 de octubre de 2019 - Edición Nº3414

Lanús | 16 sep 2019

SESIÓN EXTRAORDINARIA

Oficialismo y oposición unificaron criterios y aprobaron la Emergencia Alimentaria

Todos los bloques llegaron a un acuerdo y aprobaron una propuesta en común que incluyó: creación de un programa para trabajar en la temática, con vigencia hasta el 31 de diciembre próximo pero con posibilidad de prórroga, la conformación de un Consejo Consultivo representado por todas las partes, reasignación de partidas sin tope y aumento de fondos para el SAE.


Luego de haber consensuado un proyecto en común, todos los bloques del Concejo Deliberante de Lanús declararon el viernes pasado en una sesión extraordinaria la Emergencia Alimentaria en el distrito hasta el 31 de diciembre, con posibilidad de prórroga.

 

La aprobación de esta ordenanza se enmarcó en el debate del proyecto que se concretó días atrás en la Cámara de Diputados de la Nación, donde obtuvo la media sanción casi por unanimidad, como así también se realizó en otros distritos de la región.

 

Si bien un día antes de la jornada en el deliberativo local había dos proyectos, uno del oficialismo (Cambiemos) y otro de la oposición (los tres bloques de Unidad Ciudadana y el del Frente Renovador), se pasó a un cuarto intermedio y los presidentes de cada bancada terminaron de consensuar la propuesta final, en la cual cada uno debió ceder en algunos puntos.

 

Por un lado, el proyecto de la oposición pedía que la Emergencia Alimentaria permaneciera vigente por 24 meses, pero terminó estableciéndose como lo proponía el oficialismo (hasta el 31 de diciembre), aunque a ello se sumó la posibilidad de que se prorrogue, y no se especificó por cuánto tiempo más. Esa decisión se tomó en conformidad con lo establecido por la ley nacional 27.345 y todos sus precedentes normativos.

 

Por otra parte, el Cuerpo se puso de acuerdo en crear el Programa de Emergencia Alimentaria -que será administrado por la Secretaría de Desarrollo Humano- y reasignar partidas presupuestarias destinadas a la compra de alimentos para la atención prioritaria de las necesidades básicas de la población de alta vulnerabilidad. Si bien el oficialismo había mencionado en su iniciativa original una cifra de 15 millones de pesos, finalmente no se determinó un tope específico.

 

Asimismo, acordaron aumentar los fondos que se destinan al Servicio Alimentario Escolar (SAE), algo que no estaba en el proyecto de Cambiemos, y no especificaron una suma en particular.

 

Además, el Programa de Emergencia Alimentaria contará con un Consejo Consultivo integrado por el jefe de Gabinete municipal, el secretario de Desarrollo Humano, el secretario de Economía y Finanzas, un concejal por la oposición y un concejal por el oficialismo.

 

Por estas razones, el presidente del bloque Unidad Ciudadana-PJ, Héctor Montero, pidió que los dos proyectos que se habían presentado por separado pasen a archivo, lo cual fue aceptado.

 

Las voces

 

Durante el tratamiento en el recinto, en representación de la oposición habló la concejal del Frente Renovador, Marcela Fernández de Pallares, quien aclaró: “No está en nuestra intención hacer demagogia con un tema tan cruel como el que nos ocupa. Estamos convencidos de que llegó el momento de ser adultos y responsables y estar a la altura de los acontecimientos”, al tiempo que remarcó que “en nuestro Conurbano bonaerense, cuatro de cada diez pibes están mal alimentados, malnutridos, tienen hambre”.

 

Luego, recordó que hace un tiempo, cuando ediles opositores discutían con responsables del SAE sobre las falencias del mismo, desde el Ejecutivo “nos contestaron que a nosotros los peronistas, lo único que nos importa era llenarles la panza a los pibes”, y agregó que “a los peronistas no nos gusta llenar las panzas, a los peronistas lo único que nos importa es que no estén vacías”.

 

Asimismo, si bien celebró que todo el Cuerpo haya logrado “aunar criterios” y “estar en sintonía”, subrayó: “Tenemos que dejar salir la sensibilidad que cada uno de los que estamos en política tenemos o tendrían que tener, porque si de algo estoy segura es que de este lado sabemos muy bien que la tenemos y con qué cosas nos sensibilizamos. Luchar contra el hambre no es un costo, es un deber moral, y debemos estar a la altura y no utilizar este espacio y este tiempo para demagógicamente señalar responsables.”

 

Por su parte, quien intervino en representación del oficialismo fue el presidente del bloque Cambiemos, Jorge Schiavone, al recordar que él también pasó necesidades en algún momento de su vida, y le contestó a Fernández de Pallares que “la sensibilidad la tenemos todos”.

 

“Cuando hablamos la otra vez del programa alimentario de las escuelas, me acuerdo que en aquella reunión nosotros hablábamos de calidad de comidas, de proteínas”, señaló el concejal del PRO, y destacó que “el Gobierno aumentó el SAE desde el 2015 hasta hoy en el 424 por ciento; en 2015 se pagaba 6,30 pesos por alumno día y hoy se está pagando 33 por ciento”, sumado a que “hace poco sacó el IVA a los alimentos”.

 

“Y nosotros desde el Municipio de Lanús estamos asistiendo a los comedores, a las escuelas, a la gente en situación de calle, no cerca de las elecciones, lo hacemos siempre y no lo publicamos. Estamos dando un grado de madurez los 24 concejales”, concluyó.

 

Durante la sesión en el recinto estuvo presente el senador bonaerense del Frente Renovador y candidato a renovar su cargo por el Frente de Todos, José Luis Pallares. Y afuera del edificio aguardaban militantes y referentes de Somos y Barrios de Pie.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS