viernes 06 de diciembre de 2019 - Edición Nº3461

Nación | 4 sep 2019

ACTO EN QUILMES | MIGUEL ÁNGEL PICHETTO

“Hubo un reclamo desde los sectores medios y trabajadores que vieron impactado su poder adquisitivo”

El candidato a vicepresidente de Juntos por el Cambio afirmó que el oficialismo puede lograr meterse en el ballotage luego de la derrota en las Primarias. Defendió las medidas del presidente Mauricio Macri respecto al control de cambios y reprogramación de los vencimientos de deuda.


En el municipio de Quilmes, Miguel Ángel Pichetto, candidato a vicepresidente por Juntos por el Cambio, participó de la apertura de un local partidario. Junto a gremialistas y dirigentes ligados al macrismo, el Senador nacional dialogó con los medios presentes y elogió las medidas económicas que tomó la gestión del presidente Mauricio Macri, posteriores a la derrota oficialistas en las Primarias Abiertas Simultaneas y Obligatorias (PASO). En ese sentido, confió en que el Jefe de Estado podrá lograr pelear en el ballotage contra el Frente de Todos.

 

Hoy mantuvo una reunión con distintos gremios ¿qué le manifestaron?

Estuve hoy al mediodía reunido con la mesa sindical de las 62 Organizaciones, a la tarde con sindicatos como el Julio Insfrán, de Patrones Fluviales, con Farmacias y con Jorge Coassini, con el que tengo una relación de amistad personal, relación política y de acompañamiento. Estamos inaugurando este local para trabajar y decidir los argentinos el 27 de octubre las autoridades presidenciales y el Congreso. Con mucha confianza porque podemos revertir el resultado de la PASO. Estoy convencido de que vamos a llegar al ballotage.

 

Ante este resultado en favor del Frente de Todos, ¿cree que el oficialismo podrá revertir la derrota?

Ha habido un voto y un mensaje de la gente dirigido al Presidente, un reclamo desde los sectores medios y trabajadores que vieron impactado su poder adquisitivo. Pero el Presidente comenzó a corregir cosas y tomar decisiones, en lo que significa la modificación del Impuestos a las Ganancias, el IVA a los productos de primera necesidad y otras medidas que seguramente va a ir anunciando. Hoy está trabajando fuertemente para estabilizar el dólar. Una vez que podamos resolver este escenarios vamos a ser muy competitivos en la elección.

 

¿Cómo ve el dialogo que está entablando el Gobierno con el candidato a presidente del Frente de Todos, Alberto Fernández?

Me parece saludable, incluso cuando ambos estuvieron en la convocatoria que hizo el Grupo Clarín en el MALBA, tuvieron una mirada moderada y democrática y el mundo recibió bien esas señales. Lamentablemente, hubo algunas cosas que contradijeron esa imagen que se había construido, que no fueron buenas. Los mercados, los inversores, la bolsa, las acciones de las empresas se mueven en un mundo complejo donde el mensaje de la política y fundamentalmente, la preocupación por algunas visiones que han sido complicadas en el pasado pueden significar alteraciones. Todos tenemos que contribuir a que haya un orden económico que no le impacte a los argentinos.

 

Usted tiene mucho diálogo con los gobernadores peronistas ¿Cómo ve que sea casi unánime el apoyo de estos a Fernández?

Son decisiones políticas que han tomado y yo las respeto. Yo tengo un diálogo que ha significado un trabajo en el Senado por la gobernabilidad de la Argentina y tengo una relación personal con muchos de ellos. Ahora, desde lo político cada uno eligió un lugar. Yo me comprometí  en la decisión que tomé al lado del Presidente porque comparto la visión que tiene de la Argentina y del mundo, las decisiones que hay que tomar para que pueda volver a crecer.

Para que en el contexto internacional que esté integrado a los principales países del mundo,  no quede aislado, que podamos vender nuestra producción a la Unión Europea y para que el crecimiento de la actividad privada sea realmente importante y que los argentinos no tengan que vivir de un plan.

Un distribucionismo vacío frente una propuesta económica, capitalista, inteligente, responsable y de crecimiento. Porque los países del mundo que crecen son esos, no en los que la intervención de la economía es excesivamente rigurosa y creen que solamente hay que atender la problemática social. Hay que atenderla, pero también que propender al crecimiento del empleo privado.

 

¿Cómo ve las medidas para estabilizar el dólar que impulsó el Gobierno?

Las medidas son transitorias pero necesarias y van a estabilizar el valor del dólar, que tiene que ver con el poder adquisitivo de la gente, en primer lugar, y preservar las reservas del Banco Central. Creo que las medidas son necesarias, e incluso contradicen la visión cultural y política del Presidente, pero lo hizo con la finalidad de cuidar a los argentinos.

 

El proyecto para la reprogramación de los pagos de la deuda todavía no puede ser tratado en el Senado ¿En qué estado está?

El Gobierno está evaluando la posible renegociación del endeudamiento en el exterior, de bonos que vencen a partir entre el 2021 y 2013, que tienen que ver con el próximo gobierno y el Presidente responsablemente piensa en tratar de prorrogar esos plazos para que el próximo gobierno no esté impactado. Me parece que es una negociación que es positiva hacerla ahora. Pero esto es una decisión que requiere de la voluntad del peronismo, porque es indudable que no se podría tratar un tema así si no habría un acuerdo previo.

 

¿No hay conversaciones con senadores del peronismo?

 

Estaban hablando el presidente (provisional del Senado, Federico) Pinedo,  yo estuve conversando con (el titular de la Cámara de Diputados) Emilio Monzó y hay diálogo con sectores de la oposición. Vamos a ver como evoluciona esto. No podría dar este tema como definido. Me parece muy importante la opinión que pueda tener el peronismo sobre este tema.

 

Antes de las PASO, usted dijo que no creía en las encuestas, cuando estas decían que le daban un virtual empate a Macri y Fernández, ahora le dan una ventaja al candidato del Frente de Todos …

… ahora tampoco les creo. Las encuestas y los encuestadores en la Argentina han fracasado. No alcanzaron a detectar que había un sector que aparecía como voto oculto, que estaba molesto con el Gobierno y esto terminó por definir el proceso electoral. Ninguna, ni las del Gobierno ni de la oposición, acertaron el resultado. Si las encuestas son un elemento que, se hacen domiciliarias, si se habla con la gente o los Focus Group, que puede servir para interpretar el pensamiento de la gente y analizar que está pasando en los barrios, pueden servir. Hechas por el sistema telefónico, no sirven para nada.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS