domingo 22 de septiembre de 2019 - Edición Nº3386

Nación | 21 ago 2019

MARINA MERCANTE

Insfrán remarcó la necesidad de "las hidrovías para el desarrollo nacional"

El titular de los Patrones y Oficiales Fluviales fue el encargado de cerrar el seminario “La Marina Mercante, un puente para las pymes”, realizado en la Universidad Kennedy. Durante la jornada subrayaron la necesidad del desarrollo fluvial como política de impulso económico. Además, se hizo hincapié en la realización de infraestructura, la necesidad de fortalecer la industria naval y generar trabajo de calidad.


La sede porteña de la Universidad Kennedy, ubicada en Perú al 1100, fue el escenario del evento “La Marina Mercante, un puente para las pymes”, en el cual diversos oradores de la materia destacaron la necesidad y la importancia estratégica de fortalecer el desarrollo de la industria naval, el comercio exterior, las obras de infraestructura vinculadas a las hidrovías y el transporte fluvial y marítimo.

De entre los oradores se destacó Julio González Insfrán, secretario general del Centro de Patrones y Oficiales Fluviales de Pesca y Cabotaje Marítimo, quien estuvo a cargo de cerrar el simposio de profesionales de la industria naval y planeamiento estratégico. “De todo lo que hemos hablado existe financiación e infraestructura para la riqueza necesaria”, remarcó el capitán.

A su vez, se refirió a la necesidad de potenciar la Hidrovía Paraná-Paraguay. “Alguien q sea pesimista diría que es la Argentina de Ciencia Ficción, pero es la Argentina del futuro. Lo importante es remarcar que  hace falta conciencia, y para ello sirven estas conferencias”, subrayó.

“Las hidrovías son una gran herramienta para el desarrollo nacional”, sostuvo el dirigente gremial, y agregó que es menester la “decisión política y conciencia nacional” sobre la temática.

Insfrán recalcó que “el transporte fluvial es el más barato del mundo”. “Por eso, necesitamos políticas para utilizar este bien que nos dio la naturaleza y hacer las economías regionales más competitivas”, insistió, y alentó: “Estúpido es pensar en el mercado interno, tenemos la producción para abastecer al mundo.”

Entre las obras más relevantes a desarrollar, el sindicalista señaló la Hidrovía Paran-Paraguay como una “de las más importantes para la integración de la región”. 

También resaltó que “hay una política de transporte que no es correcta”. En este sentido, mostró sus inquietudes sobre el costo logístico relativo al transporte ferroviario y de camiones.

“Necesitamos un sistema de transporte multimodal”, remarcó, y advirtió que “si no utilizamos las hidrovías, no podemos ser competitivos.” “La industria naval genera trabajo de calidad”, argumentó.

Por otra parte, el encargado de abrir el simposio fue el decano de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Casa de Estudios, el ingeniero Carlos Eduardo Lerner, quien destacó la presencia de cada uno de los oradores, como así también del centenar de presentes en el auditorio. 

Luego tuvo lugar la palabra de la titular de la Cámara de la Industria Naval Argentina (CINA), Silvia Martínez, quien en el marco de la delicada situación económica que atraviesa nuestro país y las potenciales que puede ofrecer el sector, planteó: “No podemos quedarnos con los brazos cruzados.”

La presidenta de CINA también abogó por bajar los costos de logística en el área. Para ello, puso como ejemplo el desarrollo de un remolcador a base de GNL y la hidrovía continental Córdoba-Bahía Blanca. También ilustró los trabajos realizados en el Astillero Río Santiago, “un polo industrial naval de gran importancia” -ponderó- y la reconstrucción y modernizacion del buque Almirante Irizar.

Después fue el turno del ex secretario de Planeamiento Estratégico Jorge Castro, quien sostuvo que “las hidrovías son la infraestructura básica de transporte fluvial y marítimo que ha permitido el crecimiento de los últimos veinte años”. “La relación hidrovía-producción agroalimentaria señala el eje de desarrollo. Para esto requiere la realización de una infraestructura que permita la tasa de retorno”, insistió.

Castro remarcó además la necesidad de potenciar la “producción agroalimentaria y la explotación energética de Vaca Muerta”, y que el desarrollo del país también se supedite a un “trípode” constituido por “la extensión de la hidrovía Río de la Plata-Paraná; el canal continental, que potencia la mayor zona productiva de la mesopotamia argentina; y la conexion logística ferroviaria y fluvial entre Neuquén y Bahía Blanca”.

En tanto, el arquitecto Daniel Flores, de la ONG Fundación Fundesur, se refirió a la “hidrovía de Río Negro y el Río Limay, y la posibilidades de la región”. “Es un sueño, no nos parece tan complejo desde el punto de vista técnico y económico”, opinó.

En la misma sintonía, el ingeniero Miguel Enríquez, de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN), aludió a la necesidad de potenciar una “hidrovía mediterránea”, como así también la “logística y transporte fluvial”.

“El objetivo -sostuvo Enríquez- es evaluar canales internos artificiales, riego, inundaciones y movilización de la producción argentina”, y concluyó: “A la Argentina le está siendo más caro no hacer la hidrovía que hacerla”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS