viernes 06 de diciembre de 2019 - Edición Nº3461

Provincia | 19 ago 2019

LA SEMANA

El día después del vendaval

Lo que dejaron las PASO en la región. Del triunfalismo peronista al cómo seguimos de Juntos por el Cambio.


Por:
Ruben Molina

La semana posterior a las PASO mostró las diferentes caras de una elección que sorprendió a la mayoría, no por el resultado, sino por la contundencia del triunfo del Frente de Todos. El Conurbano sur no estuvo ajeno a ello y mucho menos la región. Los intendentes peronistas hicieron un gran aporte a la victoria de la fórmula Fernández-Fernández, y en definitiva, también se vieron beneficiados: de repetirse los números -y por qué no, ampliarse-, contarán con una mayoría absoluta en sus concejos deliberantes.

¿Y por el lado de Juntos por el Cambio? En principio, todo era confusión. Los primeros días era prácticamente imposible encontrar algún referente que quisiera hablar públicamente. Para colmo de males, los datos de la economía mostraban nuevamente una Argentina apocalíptica. Los primeros en salir del asombro fueron los dirigentes del PRO de Lanús, quienes luego de un par de deliberaciones internas lo decidicieron: en octubre irán abiertamente por el "corte de boleta", con el único objetivo de retener el distrito.

En una cruzada, prácticamente "evangelizadadora", a partir de la semana próxima tienen previsto recorrer las casi seis mil manzanas que tiene Lanús y conversar con todos los vecinos. Consideran que tienen al mejor intendente de los últimos años y están dispuestos a contrastar su gestión con la de Darío Díaz Pérez, a quien seguirán considerando como la principal cara (oculta) en la lista que encabeza el kirchnerista Edgardo Depetri. 

¿Podrán instalar el discurso local por sobre el nacional y provincial? La reciente elección dejó a las claras que Mauricio Macri se llevó puesto a todos, inclusive a las buenas gestiones. La gente no hizo diferencias y castigó a Juntos por el Cambio. Quedan dos largos meses y desde el grindettismo saben que es la última carta que les queda.

La diferencia fue de poco más de 30 mil votos, menor que lo obtenido por Alberto Fernández en el distrito. Incluso, Grindetti obtuvo más del 10 por ciento que el resto de los candidatos "amarillos" de la región": el promedio fue del 22 por ciento, en tanto que el intendente de Lanús obtuvo 34 por ciento, contra el 47 del Frente de Todos. 

Pero mientras en Lanús las cosas están un poco más claras para los ex Cambiemos, el problema es en los otros distritos. Lomas encabeza la lista roja. Por estas horas surgen dudas sobre el futuro político del clan Mercuri en Lomas de Zamora y en la provincia. Las miradas no sólo apuntan a la legisladora María Elena Torresi, sino también al propio Gabriel Mercuri. El currículum de la familia es amplio en los últimos años en materia de idas y vueltas políticas: pasando por el Frente para la Victoria, tuvieron protagonismo con el denarvaísmo, el massismo y el PRO. Hoy la desconfianza, que siempre estuvo, vuelve a recaer sobre ellos. Por ahora todo es negación, pero  cuando el río suena...

El resto del panorama de Juntos por el Cambio es de decepción. Si bien en la mayoría de los distritos se descartaba la posibilidad de un triunfo, jamás se pensaba en tamañas diferencias. En la mayoría de los municipios el reparto de concejales quedaría en un categórico 8 a 4 a favor del Frente de Todos. Eso, si se mantienen los números del domingo pasado. El "costo" de la elección general podría llegar a ser peor. 

Peronismo

Por el lado del justicialismo todo es alegría. El triunfo siempre genera satisfacción, aunque la gravedad de la crisis económica pone en guardia a toda la dirigencia opositora por la dura herencia que va a recibir. De todas formas, en los cuarteles generales del Frente de Todos sobra optimismo. A tal punto que consideran que la diferencia obtenida en las PASO podrían ampliarse en las generales. Sobra confianza, incluso para arrebatarle Lanús a Néstor Grindetti y la CABA a Horacio Larreta.

Sin dudas, la foto de la semana fue el encuentro entre Axel Kicillof y Martín Insaurralde. Ambos dirigentes se reunieron en las oficinas del candidato a gobernador para evaluar la exitosa elección y comenzar a diagramar lo que se viene. El intendente lomense fue una pieza clave en el armado provincial. Su corrimiento habilitó un avance sin traumas de la candidatura de Kicillof, algo que era muy cuestionado por muchos intendentes del Conurbano. 

¿Habrán hablado sólo de la elección? No pocos consideran que, a sabiendas del gesto del lomense, el lugar que ocupará su espacio en la hipotética gestión de Kicillof será más que destacado. Por lo bajo se mencionan acuerdos preexistentes que involucran, entre otras cosas, el control de la Legislatura bonaerense para el "insaurraldismo puro".

Y a propósito de legislatura, uno que está deshojando la margarita por estos días es Nicolás Russo. Es prácticamente un hecho que el massista y titular del Club Atlético Lanús deberá optar por una banca en el Concejo Deliberante lanusense o en la Cámara de Diputados bonaerense. Un posible triunfo de Blanca Cantero en el municipio de Presidente Perón le daría luz verde a Nicola para asumir un lugar en la Cámara Baja. 

El presidente granate es caueteloso por naturaleza, aún no ha ofrecido definiciones, sobre todo porque las elecciones del domingo fueron las PASO y aún hay que esperar las generales de octubre. Sabe que, de repetirse los números -algo muy probable-, su rol en el distrito será más que destacado: no sólo le podría aguardar la presidencia del Concejo Deliberante, sino también espacios en el Ejecutivo. Russo ha optado por esperar y ser prudente.

Finalmente, y muy por lo bajo, hay una extensa cola de dirigentes justicialistas que aguardan con ansias que culmine este proceso electoral, justamente para empezar uno nuevo que los catapulte a la Jefatura Comunal dentro de cuatro años. ¿No es apresurado? Seguramente, pero la realidad indica que, excepto en Lanús, si gana Edgardo Depetri, en todas las comunas los actuales intendentes no podrán reelegir.

Señoras y señores, la sucesión en la región prácticamente está en marcha. En rigor de verdad, está en marcha desde hace mucho tiempo. Daría la impresión de que las PASO y Cambiemos ya son cosas del pasado.
 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS