sábado 07 de diciembre de 2019 - Edición Nº3462

Echeverría | 12 ago 2019

DOCENTES AUTOCONVOCADAS

Exigen "garantías" para trabajar luego de las denuncias de abuso en un Jardín de El Jagüel

Representantes de maestras de nivel inicial fueron recibidas en la Jefatura de Distrito de Esteban Echeverría tras la contundente movilización del viernes. Aseguraron que elevarán a la Provincia una nota con todos los reclamos y pidieron que la Justicia investigue rápido las acusaciones sobre la maestra de música del Jardín de Infantes 907. Además, cuestionaron la falta de apoyo de parte de los gremios.


Maestras autoconvocadas volvieron a concentrarse ayer en la puerta de la Jefatura de Distrito de Esteban Echeverría, donde lograron concretar una reunión con la responsable, Lilian Geronis, y el titular regional, para reclamar por la desafección de todo el personal del Jardín 907 de El Jagüel, donde se presentaron denuncias de abuso sexual contra una profesora de música.  

Las docentes cuestionan que se haya desplazado a todo el cuerpo docente de la institución, cuando las denuncias fueron presentadas contra una docente en particular. Además, sostienen que “en este país todos somos inocentes hasta que se demuestre lo contrario”, como indicó la delegada de escuela, Cecilia Villarruel, una vez finalizado el encuentro.

“Necesitamos garantías para ejercer nuestro trabajo, ahora no sabemos si podemos abrazar a un chico o cómo trabajar las emociones”, expresó Villarruel al aire de Política del Sur. Las maestras presentarán “una nota formal con todos los reclamos” a la Jefatura que será elevada a las oficinas de Educación de la Provincia, en La Plata, anunció la referente.

Las acusaciones formuladas por madres y padres del jardín apuntan a una práctica de abuso sexual sobre los infantes que se realizaba cuando se apagaban las luces del salón para hacer una actividad. En ese sentido, Villarruel argumentó que las clases se “planifican” de acuerdo a un “diseño escolar que dice que hay que jugar; si se apaga la luz en la escuela no es porque sí, es en un contexto de juego”.

Asimismo, la delegada insistió en la idea de que “las docentes nunca estamos solas con los chicos, siempre estamos monitoreadas por la directora, por las compañeras”. De todas formas, exigen también que la Justicia “investigue rápido” las denuncias y testimonios de las familias del jardín de El Jagüel y planteó que “se escuchen las dos campanas” sobre la versión de los hechos.

“Las docentes del distrito sentíamos un desamparo de que cualquier padre puede ir a hacer una denuncia. Está bien que se tome la denuncia porque nosotras como docentes también queremos el resguardo de la integridad de todos los alumnos, pero dentro de las instituciones todo el tiempo estamos resguardando a los chicos y es casi imposible que pasen casos de abuso”, aseguró Villarruel.

La jefa distrital Geronis desplazó a todo el personal educativo del Jardín 907 bajo el argumento de “aplicar un resguardo físico” a las maestras ante la situación de “violencia que había por parte de los padres que iban al jardín, rompían todo y quería entrar”, según explicaron en la reunión.

Profesores y docentes se movilizaron el viernes por las calles de Monte Grande desde el Consejo Escolar hasta la Jefatura para exigir un encuentro ante la problemática del establecimiento educativo que finalmente se concretó ayer. Además, cuestionaron la falta de acompañamiento de los sindicatos de la educación ante las convocatorias: “Los gremios nos dejaron solas. Todo esto lo conseguimos desde la autoconvocatoria”, remarcó la delegada escolar.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS