viernes 06 de diciembre de 2019 - Edición Nº3461

Almirante Brown | 12 ago 2019

SIGUE LIDERANDO EL PERONISMO

Cascallares aplastó a Regazzoni con más de 33 puntos de diferencia

Hasta el cierre de esta edición, el Frente de Todos conseguía el 57,20 por ciento de los votos, mientras que su principal adversario, Juntos por el Cambio, obtenía 23,79 puntos. Lejos quedaban Consenso Federal con 5,82 puntos y el FIT con 4,08. Una jornada de expectativas que se transformó en alegría.


Con la seguridad de un triunfo pero la sorpresa por la amplia diferencia de porcentajes, el búnker del Frente de Todos de Almirante Brown fue una fiesta de principio a fin, tanto como ocurría en Nación y Provincia. Al cierre de esta edición, ya estaba computado el 89,79 por ciento de las mesas del distrito, y según esos datos, el intendente Mariano Cascallares -que va por la reelección- ganaba de forma contundente con el 57,20 por ciento (179.231 votos), mientras que su principal adversario, Carlos Regazzoni (Juntos por el Cambio), obtenía el 23,79 (74.553 votos).

 

Con esas cifras, en caso de que se mantengan en las generales de octubre, al Concejo Deliberante ingresarían nueve ediles del oficialismo municipal y tres del macrismo.

 

Las demás fuerzas alcanzaron los siguientes porcentajes: Consenso Federal, con Jorge Herrero Pons a la cabeza, 5,82 por ciento; el Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT), cuyo candidato a la Intendencia es Rubén del Horno, 4,08 puntos (12.805 sufragios); el Frente Nos, 1,66 por ciento (5203 sufragios). Además, Movimiento de Avanzada Socialista-Nuevo MAS, sacó el 0,88 por ciento y no logró romper el piso del 1,5 por ciento para llegar a las generales de octubre.

 

A diferencia de otros años, Cascallares apareció temprano por la sede del Partido Justicialista local, ubicado en el Pasaje Hermanos Ros, frente a la Plaza Brown. A las 20, sonriente, rodeado de militantes y a pura selfie, se quedó esperando a los fiscales, que llegaban con las planillas de las escuelas, y con los primeros resultados, salió a la calle para conversar con la prensa y luego con la militancia.

 

Sobre la jornada, la comparó con la de 2015 y recordó: “Hace cuatro años, acá mismo, sentimos una fuerte alegría por un lado, pero un sentimiento muy agridulce por el otro. Estábamos ganando Almirante Brown, pero había un contexto provincial y nacional que nos ponía en problemas, pero no a nosotros como partido, sino a la Argentina y a la provincia de Buenos Aires, porque nosotros sí sabíamos lo que se venía. Y hoy puedo decir que está claro que hacía falta generar la unidad que generamos, porque no hay ninguna duda de que todos unidos triunfaremos.”

 

Con respecto al resultado, el jefe comunal consideró que “es producto de dos cuestiones”: por un lado, “el acompañamiento y el reconocimiento de los vecinos a un trabajo local en los peores momentos desde el punto de vista social y económico de la Argentina”; y por otro lado, “el acompañamiento a la lista completa”.

 

Almirante Brown es uno de los cinco municipios más grandes de la provincia de Buenos Aires, por lo que el impacto provincial que genera es muy importante. Allí, desde 1983 gobierna el peronismo.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS